Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio penal a un concejal de Ourense por piratear Digital +

La acusación sostiene que intentó emitir la señal a través de un canal local de su propiedad

Gonzalo Jácome, presidente de Democracia Ourensana y concejal en el Ayuntamiento de Ourense, se enfrenta a una condena de hasta seis años de prisión y una indemnización de 3,2 millones por piratear la señal de Digital + para emitirla a través de Auria TV, un canal local de su propiedad. La fiscalía rebaja la pena a seis meses. La defensa del político pide la libre absolución ya que considera que “no hay delito ni ánimo de lucro”.

El juzgado de lo penal número 2 de Ourense acogió ayer el juicio en el que se le acusó de un delito contra la propiedad intelectual por unos hechos sucedidos entre 2003 y 2007. El edil suscribió un contrato con Digital + para instalar un decodificador en un domicilio, que finalmente fue colocado según el fiscal y la acusación “de forma consciente y deliberada” en las instalaciones de su televisión. Según consta en el informe de la policía, el día del registro de las instalaciones, en septiembre de 2007, el canal estaba emitiendo la señal de Eurosport. No era la primera vez, ya que anteriormente y como el propio acusado reconoció, “pincharon la señal” de otros canales de pago. También reconoció que el día del registro avisó telefónicamente a un amigo para que desconectase el decodificador antes de la llegada de los agentes.

Jácome, que reconoce los hechos, asegura que “no era consciente de estar cometiendo ninguna ilegalidad” cuando emitía en abierto la señal de Odisea, CNN o Eurosport. “Yo estaba haciendo publicidad a la empresa. Seguramente se abonó gente gracias a mí”, declaró ante el magistrado. La responsable de lucha contra la piratería de Digital + explicó que la primera cláusula del contrato que Jácome firmó impide la distribución de la señal. “Yo la letra pequeña no la entendí”, explicó el edil.

El edil reconoce los hechos pero asegura que no entendió la letra pequeña del contrato

En el momento de los hechos, Auria TV operaba sin licencia, sin inscripción en el Registro Mercantil y con unos ingresos basados en aportaciones del edil, subvenciones de la Diputación de Ourense concedidas a través de otra empresa del acusado e ingresos publicitarios residuales, principalmente de empresas amigas. La defensa insistió en que pinchar la señal de pago no supuso perjuicio para Digital +. Juan Carlos Fernández Fasero, director de la Agadic, agencia dependiente de la Xunta, y cofundador de Auria TV, fue uno de los testigos. Fasero explicó que prestaba su estudio de grabación a Jácome para la realización de programas.