Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Confederación pagará todo el IBI a los municipios con embalses

El Ministerio presentará una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado

Central hidroeléctrica en Alcalá del Río (Sevilla).

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se ha mostrado dispuesta a pagar la totalidad del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los municipios que tienen sus términos embalses o centrales hidroeléctricas. El presidente del organismo de cuenca, Manuel Romero Ortiz, ha manifestado que se ha remitido al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente un escrito en el que se plantea una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con el fin de elevar la partida del IBI desde el millón de euros que tiene consignada en la actualidad hasta los casi ocho millones que venían recibiendo los 120 municipios ribereños del Guadalquivir.

Los alcaldes de estas localidades se han rebelado contra la supresión de la partida de esta contribución especial en un 88% con respecto a lo que venían percibiendo habitualmente. Un recorte que tenía mayor incidencia en muchos pequeños municipios, algunos de los cuales cubrían casi una cuarta de su presupuesto con este impuesto que paga el Estado. Sin embargo, desde la Confederación del Guadalquivir se lanza un mensaje de calma a los Ayuntamientos: “Van a recibir el importe íntegro del IBI.”, exclama Manuel Romero, quien se muestra convencido de que el Gobierno de la nación atenderá la enmienda a y mantendrá la consignación que le corresponden a los municipios que tienen derecho a cobrar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICES), un tributo que surgió en compensación a los menores ingresos que reciben en concepto de contribución rústica.

Manuel Romero cree que se ha tratado de un “error puntual” que sólo se ha dado en la cuenca del Guadalquivir y que él atribuye a la descoordinación en el proceso de transferencia de la gestión del Guadalquivir, que en noviembre pasado volvió al Estado después de dos años en manos de la Junta de Andalucía. Por cierto, el responsable de la CHG recuerda, como han apuntado los alcaldes, que el Gobierno andaluz tiene aún pendiente el pago del BICES del ejercicio 2011.

También el PP también está dispuesto a enmendar la plana al Gobierno. “Se trata de un fallo en la elaboración del documento, probablemente como consecuencia de la devolución al Estado en noviembre de las competencias del Guadalquivir que había asumido la Agencia Andaluza del Agua”, señala Ana Vanessa García Jiménez, del PP de Granada. Pero los regidores apremian al Gobierno. “No queremos pensar que haya habido mala fe, pero para eso el Gobierno debe subsanar este recorte”, señala Antonio Sánchez, alcalde de Montoro (Córdoba).