Del pupitre a la psicodelia

El grupo Dirty Socks bate records en la Red con más de medio millón de visitas

Los miembros de Dirty Socks en su local de ensayo, a las afueras de Santiago / ANXO IGLESIAS

Apenas acaban de salir del instituto pero por el aspecto de sus cabelleras recuerdan a los Rolling Stones de sus primera época. Los tiempos han cambiado y ahora uno de los parámetros para medir el éxito es el número de visitas que un grupo puede recibir en sus enlaces en internet. En ese caso los compostelanos Dirty Socks juegan en Primera División, su página en el portal Myspace, uno de los más utilizados por los grupos noveles para distribuir su música, registra más de medio millón de entradas, algo sorprendente para un grupo que está a punto de publicar su primer EP en formato físico. El anterior que grabaron solo existió en formato digital, para distribuir a traves de la Red.

Desde luego que una de las explicaciones de su éxito puede ser que al escuchar sus canciones se nota que han escuchado muy buena música y que han sabido elegir muy bien las influencias para reflejarlas en sus temas. A pesar de la corta edad de los cuatro componentes del grupo al hablar con ellos se percibe que se han empapado con la buena música de los 60. No dudan en citar como sus favoritos a grupos de esa década de los que muchos ni siquiera han oído hablar como July, una banda psicodélica inglesa de finales de los 60, Psychic TV, otro grupo británico que causó sensación en los años 80 con su música electrónica de vanguardia, o los alemanes Harmonia, que grabaron un disco histórico en 1976 con el famoso productor musical Brian Eno. Entre los grupos más recientes citan a los Arctic Monkeys como una de su influencias. Lo cierto es que en su estética recuerdan más a los primeros Rolling Stones que al grupo de Sheffield que encabeza Alex Turner.

Los cuatro miembros de Dirty Socks se conocieron en el instituto en Santiago, aunque solo dos de ellos son de esta ciudad (Anxo Rodríguez y Denis Suárez) mientras que los otros dos, Alberto Barreiros y Fran Varela, proceden de Ourense y Lugo, respectivamente. Les une el gusto por el mismo tipo de música, aunque al principio los estilos que más les gustaban era el post-punk, la new wave y el electro-pop y en los últimos tiempos “se ha ido abriendo más el abanico de posibilidades”, según indica Anxo. La formación del grupo es la misma desde principios de 2010 y desde entonces ya han pisado grandes escenarios como el del Purple Weekend de León o el Rock in Way celebrado el pasado año en Santiago. Además, sus canciones han recibido premios como haber resultado ganadores del concurso de maquetas Levi´s Unfamous Awards, al que se presentaron más de 700 bandas de toda España. Sin embargo el éxito en este caso no se les ha subido a la cabeza y aclaran que este tipo de concursos nunca son del todo justos porque conviven bandas de estilos muy diferentes entre sí.

Dirty Socks ensaya en un estudio improvisado situado en las afueras de Santiago. La habitación que hacen retumbar con sus instrumentos es muy precaria pero les sirve para cumplir su objetivo de calentar motores ante la gira que van a realizar en las próximas semanas y que incluye paradas en Ferrol (Super 8. 3 de mayo), Vigo (Fábrica de Chocolate. 10 de mayo), Pontevedra (Sala Karma. 8 de junio), A Coruña (Sala Mardi Gras. 9 de junio) y Santiago (Sala Capitol. 13 de junio). Durante los conciertos presentarán los temas del nuevo disco. Sobre su éxito en las redes sociales no tienen una explicación ni se han parado a preguntarse por las razones del fenómeno, pero lo cierto es que si consiguen llevar a sus conciertos a una mínima parte de los que los han escuchado en la web tienen el éxito más que asegurado.

Aunque la crisis también se nota en la supresión de festivales a lo largo de la geografía gallega, Alberto Barreiro señala que Galicia vive un buen momento en cuanto a número de bandas de rock que tienen cosas que decir. De hecho, apunta que hay un “exceso de oferta” en cuanto a conciertos y que la escena musical se ha vuelto muy competitiva en este aspecto. La principal arma que utilizan para abrirse camino en el complicado mundo de la música es la consecución de un sonido propio, a pesar de que alguien podría pensar que su música sólo es una mezcla de todas las influencias que atesoran los miembros del grupo.

Quien los escuche se dará cuenta de que, a pesar de que han bebido en las mejores fuentes musicales, las canciones de Dirty Socks consiguen reflejar la energía de un grupo que está dando sus primeros pasos en el circo del rock. Ahora el reto es entusiasmar a tantos seguidores en sus conciertos como los que consiguen enganchar a través de internet. Entusiasmo no les falta y los que quieran comprobarlo tendrá la oportunidad de hacerlo en alguno de los conciertos que van a ofrecer a lo largo de las próximas semanas.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Un empresario estrella un coche con explosivos contra la sede del PP

El conductor, que ha sido detenido, llevaba dos bombonas de gas y una sustancia explosiva

Cuba y Estados Unidos: ¿un milagro de San Lázaro?

Este pacto es una victoria de la razón y conciliación que necesita el mundo

El ‘topo’ liberado por Cuba sería un cubano con familia en España

Medios estadounidenses identifican al misterioso espía liberado por Cuba como Rolando Sarraff Trujillo

Obama firma una ley que sanciona a altos funcionarios de Venezuela

EE UU da vía libre para que su país sancione a los miembros de la alta jerarquía chavista

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana