Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada tres discapacitados perderá su empleo por los recortes

Las empresas de inserción denuncian que las subvenciones se han reducido un 56%

Uno de cada tres discapacitados mentales perderá su empleo por culpa de los recortes presupuestarios. Así lo aseguran Dincat y Ammfeina, dos de las principales asociaciones que agrupan a un centenar de empresas dedicadas a la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual. Según cálculos de las entidades, 2.500 del total de 7.300 discapacitados con empleo perderán su puesto de trabajo antes de seis meses por los recortes.

El sector denuncia que las subvenciones destinadas a inserción laboral de discapacitados se han reducido un 56% y que las Administraciones dejan de garantizar la financiación del 50% del salario mínimo a los centros especiales de trabajo que ocupan a este colectivo, especialmente vulnerable. Un portavoz de la Generalitat recordó que el Gobierno central legisla y debe financiar esa cantidad, aunque en los últimos años la insuficiencia de fondos han llevado al Ejecutivo catalán a complementar esas cantidades para cubrir ese 50%. Sin embargo, la drástica caída de la partida para políticas activas de empleo para Cataluña en 2012, del 56%, hace imposible destinar más dinero a estas retribuciones.

También han lanzado un grito de alerta las entidades que trabajan con discapacitados físicos. Según la Fundación Ecom, que agrupa a más de 180 asociaciones que trabajan con este colectivo, el sector quedará “herido de muerte” por los recortes, en este caso impulsados por el Gobierno central, que afectarán a la partida sobre políticas activas de empleo. Las entidades aseguran que la Generalitat prevé que los 400 millones que el Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC) destinó en 2011 a las organizaciones colaboradoras, entre ellas Ecom, queden reducidos en 180 millones.

De nuevo, la Generalitat señala a Madrid. La secretaria de Empleo, Esther Sànchez, denunció durante la valoración de los datos del paro el pasado viernes que el Ejecutivo catalán se quedará con solo 198 millones para políticas activas de empleo, cuando hasta la llegada del proyecto de Presupuestos al Congreso se barajaba una reducción de fondos del 20%. Con estos recortes, “el colectivo de personas con discapacidad está abocado a una situación crítica de pobreza y exclusión social”, alerta la fundación.