ENRIQUE AMEZUA | Director de la Escuela de Ingeniería de Bilbao

“Los ingenieros de ahora tienen más posibilidades”

“Sigue habiendo empleo, pero las condiciones son algo más precarias que hace unos años”

Enrique Amezua, director de la Escuela de Ingeniería de Bilbao. / LUIS ALBERTO GARCÍA

Enrique Amezua, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao, analiza la situación del sector.

Pregunta. ¿Es la ingeniería un sector a salvo de la crisis?

Respuesta. De momento, los datos indican que sí. En el sentido de que los nuevos titulados siguen teniendo empleo posiblemente con unas condiciones un poquitín más precarias que las que había unos años antes. Pero sigue habiendo empleo, sigue habiendo demanda. Yo diría que, en general y con todas las excepciones, no hay problemas de trabajo.

P. ¿Qué especialidades son las más demandadas por las empresas?

R. Hay que tener en cuenta cuál es la estructura de la industria en el País Vasco. En la parte de industrial, la mayor demanda viene del sector mecánico. Luego hay un conjunto importante de empresas del sector eléctrico que también demandan profesionales, si bien los alumnos no tienden tanto hacia esos estudios. Y luego, en general, el sector termoenergético también es demandante de empleo.

P. ¿Se preparan igual los ingenieros de hoy que los de antes?

Perfil

Enrique Amezua (Bilbao, 1962) es el director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao desde 2005. Es ingeniero industrial por el mismo centro, donde también se doctoró y ostenta el cargo de catedrático en ingeniería mecánica. Toda su vida se ha dedicado a la docencia.

R. Hay dos diferencias importantes. Si nos comparamos con hace 25, 30 ó 40 años, yo diría que el profesor de la escuela está más dedicado a la docencia. Antes la docencia venía impartida por profesionales de la industria que dedicaban las horas que podían a la docencia, pero no vivían la vida universitaria. Ahora no. El profesor de ahora se dedica por completo a la escuela, investiga sobre aspectos de su docencia, evoluciona en sus conocimientos, etc.. La segunda es que las enseñanzas de hoy en día tienen un mayor componente práctico que el que había antes. Se ha hecho un esfuerzo importante en inversión en laboratorios, talleres…y con eso intentamos que el alumno viva más de cerca la realidad industrial.

P. Un ingeniero debe estar dispuesto a viajar.

R. Sí. Cuando me preguntas si es un sector a salvo de la crisis y te digo que sí, entendemos que si a una persona titulada en nuestra escuela le ofrecen un empleo que está a 3.000 kilómetros, tiene empleo. Las fronteras han desaparecido, tanto si trabajas en una empresa de aquí, que al final te va a obligar a viajar por cualquier sitio del mundo, como si aterrizas en una empresa que tiene su sede lejos. Sabe que, más o menos, tendrá que viajar.

P. ¿Qué requisitos, además de la formación, precisa un ingeniero en la actualidad?

R. Si preguntas a las empresas te van a decir lo de siempre: gente que sepa idiomas, que tenga dotes de liderazgo, capacidad de trabajo en equipo, que esté dispuesto a viajar…todo un ramillete de capacidades y nunca van a citar estar bien formado en ingeniería. Lo dan por hecho. Los idiomas son muy importantes y estar dispuesto a viajar también. A nuestros jóvenes les imbuimos la idea de que su trabajo puede estar muy lejos de Bilbao. El don de gentes también es importante, porque no solo trabajará con máquinas, sino con personas.

P. ¿Son iguales los ingenieros de ahora que los de antes?

R. Los de ahora tienen más posibilidades. Cuando un chico llega al último curso desde la propia escuela se le abre un abanico de opciones que antes no existía. Pueden hacer prácticas en una empresa, dentro de un conjunto muy grande, pueden ir a estudiar un curso o medio a una universidad extranjera, pueden trabajar en aulas de empresa que están dentro de la propia escuela. Antes llegabas al final de la carrera y tenías que ingeniártelas para ver cómo rematabas los estudios con un proyecto final, que de alguna manera te tenías que buscar.

P. ¿Cuántos ingenieros han conseguido empleo por esa vía?

R. No sabemos. Una vez que el alumno sale por la puerta de la escuela perdemos esa información. Pero según las últimas encuestas que hacemos, más o menos un 30% de los titulados tienen su primer empleo en la empresa en la que hicieron prácticas siendo estudiantes.

P. ¿Sigue siendo una profesión masculina?

R. Cada vez hay más mujeres, pero sigue siendo una profesión masculina. Por cada dos chicos, hay una chica estudiando en nuestra escuela, la misma proporción que los que terminan. Con una salvedad, se puede decir que, para la proporción de mujeres que hay, los puestos destacados que ocupan son más de los que les corresponderían por proporción.

P. ¿Cómo ha incidido la crisis en el sector?

R. Ha tenido dos efectos: Ese aumento del tiempo para encontrar un primer empleo y una disminución del salario, sobre todo en primeros empleos. Siendo esta una realidad, hablamos de gente empleada y con categoría de ingeniero, no hablamos de subempleo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

La última función de Álex Angulo

Actores, músicos y el público bilbaíno rinden homenaje al intérprete

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana