Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una Feria de Abril marcada por la crisis económica y la lluvia

La ciudad prevé ingresar unos 600 millones de euros de los negocios generados por la fiesta, lo que supone el 3,5% del PIB de Sevilla

Algunos de los asistentes a la feria de este domingo. Ampliar foto
Algunos de los asistentes a la feria de este domingo.

La 165º edición de la Feria de Abril de Sevilla acabó este domingo tras seis días de fiesta que han estado marcados por los cambios de hábitos de los visitantes acuciados por la crisis económica y por la lluvia de los últimos días.

Los ciudadanos han acudido de forma masiva a la feria, aunque la mayoría lo ha hecho un par de horas después de lo habitual, a las cinco de la tarde en vez de a las tres, para no gastar comiendo en las casetas, lo que también se ha notado a la hora de la cena.

Otro cambio detectado ha sido la menor afluencia de coches de caballos, cuya proliferación motivó hace unos años que los 1.400 matriculados tuvieran que alternar su presencia en el real en dos turnos para no colapsar las calles. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, reconoció este domingo que este año “ha habido menos coches de caballos, menos caballistas y menos consumo porque se están recogiendo menos residuos sólidos que otros años”.

El transporte público funcionó “a la perfección”, sentencio Zoido. La empresa municipal de transporte, Tussam, incrementó de una manera “muy notable” el traslado de viajeros al recinto ferial hasta el punto de que, solo el pasado viernes aumentó un 50%, según el alcalde de Sevilla.

A pesar de estos datos relativos a la crisis, la ciudad prevé ingresar unos 600 millones de euros de los negocios generados por la fiesta, lo que supone el 3,5% del PIB de Sevilla, aunque son 75 millones menos que el año pasado. Respecto a la meteorología, los primeros días de la feria se celebraron bajo un agradable sol, aunque las lluvias del viernes, el sábado y el domingo deslucieron en parte el fin de fiesta.