El héroe es el conductor de la EMT

Ante la fuerte hemorragia de una pasajera, José Manuel Esteve se saltó todas las paradas hasta llegar a urgencias

El conductor de la EMT, José Manuel Esteve, en su vehículo. / MÒNICA TORRES

“Vino una pasajera y me pidió que fuera más deprisa. Le contesté que no, que había mucho tráfico, que tenemos unas normas... Entonces ella me dijo que si no iba más rápido al hospital íbamos a perder a una chica que tenía una hemorragia muy fuerte, y que sabía lo que decía porque es enfermera. No me lo pensé y me dirigí al pasaje: ‘Cójanse todos todo lo bien que puedan que ya no voy a parar en ninguna parada’. Nadie dijo nada. La sangre me hervía. Me pasé semáforos en ámbar y tuve que cerrar a un compañero para poder adelantarle, pero llegamos a tiempo y la chica se salvó. Un equipo de emergencias del hospital nos estaba esperando en la parada. Más tarde, le pedí disculpas a mi compañero para haberle adelantado y encerrado”.

José Manuel Esteve rememora la tarde del pasado martes con total nitidez y eso que está viviendo en una “nube” desde que llamaron del hospital La Fe a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia para felicitar al conductor que “había salvado la vida a una chica con una gran hemorragia interna”. Las felicitaciones y las llamadas no han cesado desde entonces. José Manuel es valenciano, tiene 44 años, una mujer, a la que se le acaba de terminar la prestación de desempleo, y una hija. Ayer estaba exultante de alegría, aunque intentaba contenerla.

El pasado martes, sobre las 21 horas, José Manuel Esteve conducía la línea 64 que se detiene, precisamente, a las puertas de la nueva Fe de Valencia. En la plaza de España, subió una joven "de color, muy delgadita" que no respiraba bien. “Pagó su billete y se metió para adentro”, relata. Al poco, recibió el aviso de la pasajera-enfermera y todo se precipitó. Los nervios, la tensión, la adrenalina. “Reaccioné instintivamente y ya está”, zanja con naturalidad.

“La verdad es que me siento extraño. No me esperaba nada de todo esto”, comenta el conductor, que acaba de frenar el bus (ayer llevaba el 71) frente a un semáforo en rojo, de camino al encuentro con los medios de comunicación que quieren conocer al “héroe” que ha salvado la vida de una mujer. “¿Y qué voy a decir?”. “Cuenta lo que pasó y ya está”, le recomienda la responsable de prensa de la EMT, Amparo Arjona, quien no oculta su entusiasmo por haber dado una “buena noticia” y olvidarse por un día “de recortes y ajustes”.

Trabajador 'a faltas'

Un héroe desconocido al que “nunca antes” le había ocurrido algo similar, aunque cuando trabajaba de camionero sacó “a gente” de los coches tras haber sufrido accidentes. José Manuel trabaja desde los 21 años de conductor. Hace dos que lleva un autobús de la EMT “a faltas”, es decir, cubre vacantes, libranzas y bajas de los conductores, motivo por el que va cambiando de líneas.

“Esta vida es más cómoda y familiar, claro, y aprendes a disfrutar de tu ciudad más. Pero ir con el camión por ahí, también me gustaba mucho: Yo sólo con el camión y mi música. Siempre acompañado por [Joaquín] Sabina”, comenta este valencianista, que ha alquilado sus dos pases del Mestalla —“pero al mismo precio, eh”— porque ahora le viene mejor así, y así mantendrá sus localidades para un futuro que espera cercano.

A José Manuel le gustaría hablar con la mujer que condujo al hospital. La Fe ha comunicado a la EMT que ha salvado la vida pero ayer por la tarde aún no había dado más detalles.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El PP se hunde ante una izquierda plural

Los populares pierden 23 de 55 escaños. Podemos irrumpe como tercera fuerza política y frena a EU pero no a Compromís. El PSPV no se beneficia del descontento social por la gestión del Partido Popular

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana