Madrid vs. festivales

Hoy arranca Musicland, la primera gran cita de las que se celebrarán hasta el final del verano

Habrá recién llegados, otros que van por su segunda edición, ninguno que sume más de cuatro

Resisten a la crisis pero ¿por qué cuesta tanto que se consoliden?

Preparativos del festival Musicland que hoy comienza. / SAMUEL SÁNCHEZ

¿Por qué no hay festivales veteranos en Madrid? Desde luego no porque no se haya intentado. La lista de caídos va desde el Festimad hasta el Metrorock. Desaparecieron extrañas aventuras como Summercase y el Gutiérrez ni siquiera llegó al segundo asalto.

De los que siguen vivos no hay ninguno asentado. Ningún certamen con más de seis ediciones, la cifra en la que se establece la frontera de la rentabilidad. Y mucho menos 12, como el Primavera Sound, o 17, como el Sónar, las dos grandes citas de Barcelona. Sin embargo sí hay debutantes como Musicland que se celebra este fin de semana en la Ciudad del Rayo Vallecano. Y otros que afrontan la segunda edición, como Dcode o el Día de la Música (que aunque comenzó en 2008 hasta 2011 no alcanzó su dimensión actual). Rock in Rio lleva seis años, pero al ser bienal, solo tres ediciones. Al final, el más antiguo es el Sonisphere de Getafe, que el 25 y 26 de mayo se convocará por cuarta vez.

Algo que en apariencia carece de sentido. Porque, en principio, Madrid parece que lo tiene todo. Una comunidad con más de cuatro millones de habitantes, excelentes comunicaciones con todos los rincones de la península, una enorme infraestructura hotelera de todos los niveles, que es la capital de la industria musical española y que cuenta con gran cantidad de empresas y profesionales especializados en la producción de eventos.

Tampoco parece que esto sea achacable a la crisis. De hecho, Sonisphere, que es una franquicia, ha sobrevivido el año en que se han suspendido las ediciones de al menos cinco países, entre ellos Reino Unido, dónde nació. El secreto es un cartel liderado por Metallica y Soundgarden, dos grupos con tirón suficiente para sostenerlo solos. La organización asegura que la venta de entradas va a buen ritmo.

Preparativos del Musicland Festival en la ciudad deportiva del Rayo Vallecano. / SAMUEL SÁNCHEZ

¿Qué es lo que falla entonces? “Los recintos. Madrid no ha sabido crear una infraestructura, no hay un espacio en el que se pueda desarrollar un festival al aire libre”, dice Ramón Martín, codirector del Dcode, que se celebra en el Complejo Deportivo Cantarranas, en terrenos de la Universidad Complutense.

Es la respuesta unánime entre todos los directores consultados: lo difícil es encontrar un lugar que se adapte a lo que necesitan. A partir de ahí, se trata de acatar las normativas municipales, muy estrictas en el caso de la capital. Por ejemplo, Dcode es el único festival que se celebra en el área urbana del municipio de Madrid que puede prolongar su horario hasta la madrugada. “Madrid ha ido creciendo y ya no quedan casi espacios: la Casa de Campo es un espacio protegido. Su normativa es tan específica que hace que cualquier actividad ahí sea inviable. El parque Juan Carlos I está rodeado de viviendas, los vecinos se quejan y no hay manera de realizar allí un evento. Nosotros hemos tenido suerte de hallar un espacio porque quedan muy pocos”.

Dcode, con el respaldo de Live Nation Spain, la promotora más grande del mundo, tiene un presupuesto de 2.600.000 euros y un aforo de 25.000 personas. “En nuestro caso la evolución va unida al recinto”, explica Enrique Calabuig, director de El Día de la Música. Este es un certamen de intención exquisita y menor tamaño, con un presupuesto de 1.050,000 euros. “Nuestro enfoque artístico, basado en la música alternativa, ha ido de la mano de Matadero. Ya está prácticamente rehabilitado del todo y ahora es cuando podemos tener un festival más grande con más propuestas y más escenarios”. Con un acuerdo de tres años recién cerrado, ahora buscan asentarse como una cita obligatoria del calendario anual.

El ejemplo definitivo de la vinculación de espacio y certamen es Musicland. Sera Aguilera es el director de programación de este festival de dos días que se celebra hoy y mañana. La programación de la primera jornada está centrada en el hip-hop, con Violadores del Verso como gran atracción. Y en el pop, con Vetusta Morla. El sábado abrirán a mediodía y será casi como una rave diurna. Todo tipo de electrónica comisariada por el mítico dj Carl Cox. Es posiblemente el evento más peculiar de todos los que se celebran este año. Organizada por Eventos y Ocio Madrid, SL, una sociedad formada por dos empresarios hosteleros de Madrid, su origen lo marca por completo el recinto. “Somos amigos de la persona que gestiona La Ciudad Deportiva del Rayo.

Es una ubicación perfecta. Al aire libre, con accesos sencillos, muchas bolsas de aparcamiento, calles amplias. Confluía todo”. También han contado con el apoyo de la junta de distrito y las asociaciones de vecinos, algo que es fundamental. Si no, todo se complica. Dice Ramón Martín, del Dcode, que en un festival al aire libre, de esos que tuvieron una vida efímera, los vecinos de la zona decidieron patrullar. “No sé muy bien qué buscaban, pero desde luego no encontraron nada. Era rarísimo estar montando las vallas y ver a un grupo de 15 señores y señoras vestidos de chándal a tu alrededor. Ese es el tipo de cosas con las que te enfrentas en Madrid. La gente es muy conservadora. Son sus hijos los que están dentro, pero sienten rechazo por lo que pasa ahí”.

Festivales hasta el fin del verano

Í. L. P.

MusicLand. El nuevo festival apuesta por la electrónica con Carl Cox, Marco Carola, 2ManyDjs, Dave Clarke, John Digweed o Simian Mobile Disco (dj set)... También habrá hip-hop con Violadores del Verso o SFDK, y rock con Vetusta Morla, El Columpio Asesino o Los Planetas (dj).

Hoy y mañana. Ciudad Deportiva del Rayo. Desde 35 euros.

Boafest. En un recinto 25.000 personas, un concierto para todos los bolsillos con la vuelta de los míticos CPV. También estará la estrella del dancehall Swan Fyahboy y Hablando en Plata.

12 de mayo. Auditorio Miguel Ríos, Rivas; 10 euros.

Universimad. La nueva edición del festival gratuito trae a Corizonas, Xoel López, Nacho Vegas, Pájaro o Smile.

13 mayo. Puerta del Ángel.

Sonisphere. El festival de preferencias metaleras anuncia a Metallica, Soundgarden, Slayer, Within Temptation, Mastodon, Offspring, Evanescence, Fear Factory o Paradise Lost.

25 y 26 de mayo. Getafe Open Air. De 70 a 120 euros.

Día de la Música. James Blake, Mercury Rev y Tindersticks, además de Maxïmo Park, St Vincent, Love Of Lesbian, Christina Rosenvinge, La Casa Azul, Señor Chinarro...

Días 22 y 23 de junio. Matadero Madrid. Entrada de día, 40 euros. Abono, 65 euros.

Rock in Rio. Rihanna será protagonista del macroevento Rock in Rio Madrid, junto a Maná, Lenny Kravitz y Luciano. También David Guetta, Pitbull, Erick Morillo, Afrojack, Pete Tong y Wally Lopez. Y Red Hot Chilly Peppers, Gogol Bordello e Incubus.

30 de junio y 5, 6 y 7 de julio. Ciudad del Rock; 69 euros.

DCode. Ya están a la venta las entradas para ver a The Killers, Sigur Rós, Justice, the Kooks, dEus, Supersubmarina, Right Ons, Triángulo de Amor Bizarro, Lüger…

14 y 15 de septiembre. Complejo Deportivo Cantarranas. Desde 80 euros.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Fuensalida entierra a las tres niñas atropelladas por un conductor ebrio

Las menores iban en fila por el lado izquierdo de la calzada cuando el coche invadió el arcén

Usansolo vota si quiere dejar de ser parte de Galdakao

La alcaldía del PNV prepara su propio plan electoral

La central de olas de Mutriku logra 36.000 euros en tres años con la venta de electricidad

La planta undimotriz generará este año la energía que consumen 400 personas

Juan Manuel Calderón le da una alegría a los Knicks

El estreno del base español coincide con un plácido triunfo ante los Sixers (91-83)

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana