Imágenes para la guerra y la ciencia

Las fotos premiadas con el World Press Photo, que ganó un español, se exponen en Madrid

Retrato realizado por Denis Rouvre, una de las obras premiadas por el World Press Photo. / GUSTAVO CUEVAS (EFE)

Los bombardeos madrugaron esa mañana del 15 de octubre de 2011. A las 9.00 los tanques y los francotiradores se habían adueñado de la avenida principal de de Sanaa, Yemen. La gente se refugió en la mezquita y en el patio, en una pequeña carpa hecha de tablones y plástico, se atendía a los heridos. Ahí, una madre de 36 años consolando a su hijo herido, de 18, era la única que mantenía la calma y la entereza. Y ahí estaba, contemplando ese instante único, el fotógrafo español Samuel Aranda, que hizo una serie de seis fotogramas, lo que le dio tiempo hasta que llegó un médico y se llevó al herido. Esa imagen de la primavera árabe, que publicó The New York Times, ha ganado el primer premio World Press Photo, cuya exposición está en el Centro Cultural Moncloa hasta el 17 de mayo.

En esta edición han participado 5.247 fotógrafos de 124 países que han producido 101.254 imágenes. A Madrid ha llegado una selección de 160 que quizá merecerían un tamaño mayor, y en particular la ganadora que apenas se distingue del resto salvo porque está más apartada.

El segundo premio fue para un proyecto científico, lo que no suele ser habitual. Y más infrecuente aún: ha sido para otro español, Joan Costa, que se incrustó en la expedición científica Malaspina, el gran proyecto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre cómo afecta el cambio climático a los océanos. El Hespérides dio la vuelta al mundo en una travesía que empezó en diciembre de 2010 y duró siete meses con el fin de realizar por vez primera un estudio del fondo oceánico, recogiendo muestras en hasta 4.000 metros de profundidad. La fotografía capta una heteropoda, “un organismo muy pequeño y muy desconocido”, según explicó el fotógrafo Costa, que colabora habitualmente con el CSIC. Tan pequeño, añade, que hasta hace no mucho era imposible técnicamente fotografiarlo.

El resto de imágenes de la exposición hablan de todo lo que ha ocurrido en el mundo durante 2011: desde el tsunami de Japón a la matanza de la isla noruega de Utoya. Pero, Paul Ruseler, miembro del World Press Photo (una organización sin ánimo de lucro fundada en Amsterdam en 1955) contó que, a pesar de que 2011 fue un año prodigioso en imágenes, el jurado tuvo claro que la ganadora de esta edición “tenía que estar dentro de la primavera árabe”. Pero también matizó que este concurso no solo recoge tragedias. “Es un resumen del año en imágenes que sirven de reflexión sobre lo que pasa alrededor”, dijo.

De momento, a Aranda los 10.000 euros del primer premio no le van a cambiar nada. Volverá a Yemen para documentar (“pero en positivo”) la transición de los países árabes. Y luego volverá a Túnez, “un sitio muy barato para vivir y donde me siento como en casa”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana