Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pulso entre patronales

AVE y Pro AVE reivindican su protagonismo frente a Cierval

Empresarios y políticos, durante la intervención de Fabra, ayer, en el patio gótico del Palau de la Generalitat
Empresarios y políticos, durante la intervención de Fabra, ayer, en el patio gótico del Palau de la Generalitat

La presentación del estudio para implantar el ancho europeo en el corredor evidenció más que otras veces la guerra de protagonismos en el mundo empresarial. El patio gótico de la Generalitat —lugar donde se presentó el estudio— se llenó ayer de empresarios y, en primera línea, junto al presidente valenciano Alberto Fabra, y la ministra Ana Pastor se sentaron los grandes próceres.

El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, lobby que ha desarrollado diferentes estudios en defensa del corredor mediterráneo, y la cabeza visible de la Fundación ProAVE, Federico Félix, se sintieron desplazados cuando se les colocó en primera fila de la presentación pero muy esquinados y desde luego en peor posición que el presidente del puerto de Valencia, Rafael Aznar, o del presidente de la patronal valenciana Cierval. El asunto se solventó y ambos empresarios se sentaron en una posición más central.

José Vicente González, presidente de la patronal valenciana Cierval, tampoco está de acuerdo con el reparto de papeles en toda esta historia del corredor. La organización representa a grandes empresarios, pero también a los medianos y pequeños y, por tanto, la interlocución del Gobierno también pasa por ellos. Tanto es así, que González solicitó una entrevista privada con la ministra Ana Pastor justo después de la presentación del estudio y antes del almuerzo organizado por AVE con motivo de la visita a Valencia de Pastor. Fueron unos minutos, en los que González expresó a la ministra su satisfacción por el tercer raíl, pero sin dejar de lado que la patronal no renunciaba al proyecto original de corredor.

González fue uno de los dirigentes empresariales, junto al presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata, que dieron la bienvenida al tercer carril pero advirtieron que era una solución transitoria.

La tensión se diluyó y todos almorzaron juntos con la ministra. La opinión de la mayoría de ellos era positiva hacia este “primer paso” dado en dirección a la infraestructura ferroviaria.

El presidente de AVE, Vicente Boluda, aseguró que la apuesta del Gobierno “era muy esperada” y se dio por “satisfecho” con que el transporte de mercancías pueda comenzar en 2015 “con el invento del tercer hilo” y ya el Corredor será “para 2020 0 2025”, dijo confiado.

Joan Amorós, secretario general de Ferrmed, el lobby que lleva años peleando el reconocimiento del eje mediterráneo, recordó que la plataforma siempre ha defendido como “primer paso a corto plazo el tercer carril” y agregó que a medio plazo es preciso el AVE entre Tarragona y Castellón.

Amorós resaltó del plan presentado ayer por la ministra de Fomento que se incrementarán las terminales y los puntos intermodales donde hay “fuerte producción agrícola y comercial”, además de mejorar los accesos a los puertos y se lograrán que los trenes puedan ser más largos, con 750 metros.

Para Amorós, los plazos de los que habló Pastor “son razonables” y subrayó que sus dudas sobre el tercer carril “ya se han disipado”.

El responsable de la asociación Pro AVE, Federico Félix, destacó el “compromiso del Gobierno de España con una parte del corredor mediterráneo”, aunque sea una medida parcial.

Los exportadores, dijo Félix, no pueden esperar a que esté el corredor completo, “no tenemos tiempo”. “Hay que dejar claro que lo que se ha presentado hoy es un primer paso y luego hay que exigirle [al Gobierno central] que cuando tengan dinero que hagan el corredor”.