Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
SUCESOS

Conato de incendio en Cofrentes

Los detectores de fuego de la central nuclear se activan al arder la bobina de un interruptor

Iberdrola asegura que el incidente fue controlado en apenas 10 minutos sin causar ningún daño

La central nuclear de Cofrentes sufrió el domingo un conato de incendio, según comunicó ayer la planta: “A las 20.59 se activó el detector de incendios en un cubículo del edificio de los generadores de diésel, como consecuencia del humo producido por el cortocircuito de una bobina eléctrica que no provocó fuego en el edificio”. La central comunicó al Consejo de Seguridad Nuclear que la incidencia no tuvo “repercusión alguna para el funcionamiento de la planta ni para el medio ambiente”. La avería fue clasificada de forma preliminar como nivel cero en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares.

La tranquilidad transmitida por la central fue puesta en duda por la plataforma Tanquem Cofrents, que agrupa a organizaciones ecologistas y ciudadanas. La plataforma vinculó el suceso con una cadena de pequeños fallos que habría tenido su origen en la fuerte tormenta que afectó a la zona donde se encuentra la planta el pasado 2 de abril.

Equipos esenciales

Según su recuento de problemas, la tormenta, que fue acompañada de un fuerte aparato eléctrico, originó oscilaciones de tensión en las líneas eléctricas relacionadas con la central, lo que provocó la activación de los generadores diésel de las divisiones II y III. Los grupos diésel, prosiguió la plataforma, son esenciales ante la eventualidad de que se pierda la alimentación eléctrica proveniente del exterior, y deben permitir que las bombas de circulación de agua refrigerante sigan funcionando, extrayendo el calor generado por el núcleo del reactor y evitando que se recaliente.

Tres días después de la tormenta, según Tanquem Cofrents, mientras se realizaban comprobaciones en equipos de la planta, se produjo la desconexión de un transformador y un nuevo arranque del generador de diésel de la división III. Éste, agregó la plataforma, fue el mismo afectado el domingo por el conato de incendio, al quemarse la bobina de un interruptor de un equipo auxiliar.

La plataforma consideró el “patrón de averías repetidas en los generadores diésel”, así como otros problemas que se han venido produciendo en otros equipos esenciales, signos del deterioro de la central, conectada a la red en 1984, y una prueba de que debe ser cerrada.