Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luz verde para las primeras viviendas en El Cañaveral tras 15 años de espera

El Ayuntamiento aprobará esta semana el inicio de las las obras tras 15 años de espera

Terrenos de El Cañaveral, en 2009. Ampliar foto
Terrenos de El Cañaveral, en 2009.

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado esta mañana en una reunión urgente el convenio urbanístico de El Cañaveral, que será refrendado definitivamente el miércoles por el pleno municipal. Eso permitirá iniciar de forma simultánea las obras de urbanización de la zona y de edificación de viviendas (hay previstas hasta 14.000, la mitad de ellas protegidas). Este trámite, imprescindible para lograr la financiación necesaria, abre la puerta a que se empiecen a poner ladrillos ya esta misma primavera, tras 15 años de gestación.

La construcción del barrio se realizará en dos etapas: la primera afectará a las parcelas residenciales y las de uso industrial (situadas en la zona noroeste), así como a “un importante paquete de suelo comercial” que constituye “una zona independiente dentro del conjunto y separada del núcleo residencial por la M-45”, según la información proporcionada por el Gobierno municipal (PP).

La segunda fase atañe al parque y a “un importante paquete terciario” en el centro del desarrollo urbanístico. Supone un 6% de la superficie, pero “tiene gran peso” por la concentración de edificabilidad y variedad de instalaciones. Según el Ayuntamiento, será el corazón del nuevo barrio, que tiene una superficie de más de cinco millones de metros cuadrados y está situado en el distrito de Vicálvaro, junto al municipio de Coslada.

El Cañaveral lleva tres lustros en el limbo. El desarrollo previsto a finales de los años noventa de los nuevos barrios del sureste, más de 115.000 viviendas sobre una superficie de 42 millones de metros cuadrados, sigue paralizada. En el aire se han quedado también los ahorros de los cooperativistas que invirtieron decenas de miles de euros en una casa de la que no hay puesto ni un ladrillo aún.

Cerca de 4.000 familias forman las nueve cooperativas de El Cañaveral, que han invertido cerca de 200 millones de euros. Hace meses que saben que su única esperanza pasaba por lograr que el Ayuntamiento aceptara simultanear las obras de urbanización y construcción. En realidad, el 90% de la urbanización ya está hecha: el resto (la última capa de asfalto, el mobiliario urbano o el alumbrado) se terminará ahora al alimón de las viviendas, que por fin podrán empezar a construirse.