Un Sant Jordi mejor de lo previsto

Un recorrido hora a hora por la Barcelona del Día del Libro

El actor Quimet Pla firma ejemplares del libro "El abuelo que saltó por la ventana y se largó", del escritor Jonas Jonasson. / TEJEDERAS

En la escasa hora que falta para que concluya la gran fiesta del libro, los libreros creen que este año el resultado será algo mejor que el año anterior. Aquí acaban casi once horas a pie de calle, viviendo en primera persona Sant Jordi. Todo un placer. Corto y cierro.  

19.06 El enredo de la bolsa y la vida, de Eduardo Mendoza, es el libro de ficción en castellano más vendido en Sant Jordi; en catalán, L’avi de 100 anys que es va escapar per la finestra, de Jonas Jonasson. Les siguen, en castellano, El abuelo que saltó por la ventana y se largó; El lector de Julio Verne, de Almudena Grandes; El prisionero del cielo, de Carlos Ruiz Zafón, y Las horas distantes, de Kate Morton. En catalán, los otros cuatro más vendidos son Quan érem feliços, de Rafel Nadal; Memòria d'uns ulls pintats, de Lluís Llach; Jo confesso, de Jaume Cabré, y La dona veloç, de Imma Monsó. El Gremio de Libreros confía en alcanzar los 17 millones de euros que se facturaron el año pasado.

18.35  Gabi Martínez está disfrutando a tope de Sant Jordi. Ayer recibió el Premio Continuará de TVE Catalunya y hoy se dedica a firmar Solo para gigantes, basada un personaje real, el zoólogo Jordi Magraner, que fue asesinado en Pakistán. “Le he dedicado tres años y ha cambiado mi vida. Cuando empecé a escribir no pensé que llegaría a jugarme la vida”. Martínez vindica el periodismo literario, inspirado en A sangre fría, de Truman Capote. “Agradezco mucho a Alfaguara que apueste por el periodismo literario y que nos dé tiempo para hacer nuestro trabajo”.

18.25 La agente literaria Anna Soler-Pont anda dando saltos de alegría por Barcelona. Tiene los derechos mundiales de El abuelo que saltó por la ventana y se escapó (Salamandra y La Campana en catalán) y lo tiene colocado en las listas de más vendidos de 10 países. Dicen que puede ser uno de los libros más vendidos de Sant Jordi. Parece muy bien colocado también El enredo de la bolsa y la vida, de Eduardo Mendoza. En catalán, apuntan Rafael Nadal con el libro biográfico Quan érem feliços y Sebastià Alzamora con Crim de sang, último premio Sant Jordi de novela.

Eduardo Mendoza firma uno de sus libros. / TEJEDERAS

17.47 Atasco monumental en el paseo de Gràcia. Son peatones. Por una parte, está firmando el mediático Mario Vaquerizo, que arrasa allá adonde va. Enfrente, largas colas para pedir autógrafos a la escritora Lena Valenti, que publica libros de vampiros.

17.37 Las rosas ya van a dos euros, y bajando. En la fiesta de Sant Jordi, en la que todo es posible, se pueden encontrar incluso rosas comestibles, eso sí, en casetas de libros de gastronomía.

17.25 A Ferran Torrent le daba pereza viajar a Barcelona para participar en Sant Jordi. "En Valencia se está tan bien... es el paraíso, nadie trabaja. Si tengo que decir la verdad, Valencia es la Grecia del Estado español. Estamos en quiebra". El escritor valenciano firma ejemplares de su libro Ombres en la nit. "No creo que se traduzca al castellano porque ahora no hay dinero para esto".

16.56 Noticia triste para Barcelona y para España. El escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez regresa a Colombia tras 12 años viviendo en Barcelona. Motivos familiares le obligan a ello, pero piensa que quizás dentro de dos o tres años pueda regresar. Vásquez es el ganador del Premio Alfaguara 2011 con El miedo de las cosas al caer, la historia de una generación atrapada en el miedo, una investigación llena de suspense. "Tres años después de estar en Barcelona, pude empezar a escribir sobre Colombia. Quizá ahora en Bogotá, desde la distancia, podré escribir sobre Barcelona".

16.25 Carme Riera, la nueva académica, ha llegado tarde al tradicional almuerzo de Alfaguara porque esta mañana tenía que dar su clase de literatura hispánica en la Universidad Autónoma de Barcelona. "Es el primer Sant Jordi en que solo firmaré por la tarde, pero lo primero es lo primero". Riera, que firma Naturaleza casi muerta, su primera novela en clave negra, publicada un año antes en catalán, dice que aún no ha digerido su elección como académica.

16.00 Tras el descanso, volvemos. La escritora sueca Mari Jungstedt está alucinada. De caseta en caseta y de carpa en carpa, firmando ejemplares. “En Suecia no tenemos una tradición como esta. Estar aquí rodeada de gente que me preguntan por mis libros y me piden que se los firme es fantástico”. Habla un castellano casi perfecto. “Lo estudié en el instituto hace casi 30 años. Después, cuando tenía 18 o 19 años, fui guía turística en Escandinavia para viajeros españoles y latinoamericanos. La publicación de mis libros en España me ha dado la ocasión de refrescar mi español”. Jungdtedt, una de las chicas de oro de la novela negra sueca, con Asa Larsson y Camilla Lackberg, firma ejemplares de su quinta novela, Un inquietante amanecer (Maeva y Columna en catalán), protagonizada, como las anteriores, por el comisario Knutas y el periodista Joan Berg. Sus historias transcurren en la isla de Gotland, en el mar Báltico. “Viajé a Gotland con mis padres y hermanos cuando tenía nueve años, fue la primera vez que vi el mar y me fascinó. Luego, cuando estudiaba periodismo en la universidad, conocí a un chico guapísimo, de Gotland. Llevamos 22 años casados. Mis hijos tienen 36 primos en la isla y todos nos sentimos muy unidos a ella. Es el paisaje perfecto para mis novelas. Una isla es un espacio cerrado, lo que añade más tensión a las historias”, explica Jungstedt, que ha acabado de escribir su décima novela de la serie en Gran Canaria.

Aunque todas sus novelas pertenecen a la misma serie del policía y el periodista, Jungstedt cuenta que las escribe de manera independiente. “Aparte de la trama de suspense, me gusta profundizar en las relaciones humanas. Creo que las mujeres escritoras del género negro añadimos un plus de cotidianidad”. Mari, alegre, curiosa y simpática, sigue firmando. Pronto se pondrá a trabajar en la nueva novela del comisario Knutas. 

14.01 Lectores y paseantes cansados y sedientos se acercan a una vistosa carpa, de color rojo, de la cerveza Estrella Damm como si fuera un oasis. ¿Regalan cervezas? No. Pero la decepción pasa pronto. Allí están firmando ejemplares los actores de dos programas muy populares de TV-3, Crackòvia y Polònia, de Queco Novell a Bruno Oro. En eso de los regalos, no tenemos enmienda. En el establecimiento de Cataluña Wagen, en Rambla de Catalunya con Diputació, desde donde se emite el programa Protagonistas Catalunya, de Punto Radio, han anunciado que a partir de las 13.15 horas regalaban rosas. El personal ha acudido en tropel.

Aviso para alérgicos. Se ha levantado vientecillo y los pólenes van como locos. Pero no hay que alarmarse, solo va a rachas. No es permanente. Llega el reposo del guerrero. A las dos de la tarde se acaban las firmas. A comer. Casi todas las editoriales organizan almuerzos para sus autores, que aprovecharán para descansar un poco. A las cuatro volverán al tajo. Y nosotros también.

Carlos Ruiz Zafón acompaña sus dedicatorias con un dragoncito que estampa con un tampón en los libros / R. M.

13.44 El barcelonés Carlos Ruiz Zafón, que ya apunta como uno de los triunfadores de Sant Jordi, tiene su propia carpa en Gran Via–paseo de Gràcia, donde estará firmando ejemplares hasta las dos de la tarde. La cola es tan inmensa -hace unos minutos llegaba a Rambla de Catalunya con Diputació- que, para evitar líos, Planeta, su editorial, ha repartido números. Sus disciplinados lectores parecen más serios que los de Mario Vaquerizo. El escritor catalán firma ejemplares de su último título, El prisionero del cielo, del que Planeta ha hecho una edición especial para Sant Jordi, que incluye un relato largo de regalo, El príncipe de Parnaso, en el que Ruiz Zafón recrea la estancia de Cervantes en Barcelona.

Para Zafón, firmar es todo un ritual: dedica el libro y luego una ayudante estampa un sello con un simpático dragón que lleva una banderola en una pata con la leyenda de Sant Jordi y en la otra una pequeña rosa. Única preocupación de la editorial: que a las dos de la tarde siga la cola. Mientras estaba en plena faena, le ha visitado un enorme y bonito dragón que va pasando por las casetas. Es una iniciativa del grupo de restaurantes Tragaluz.

La carpa será ocupada esta tarde por otro escritor que arrasa, sobre todo entre las jovencitas, el italiano Federico Moccia. En la carpa de El Corte Inglés en Portal de l’Àngel, esta mañana todos sus compañeros de mesa y de firmas ya se habían ido en pos de su nuevo destino y él seguía dedicando ejemplares de Esta noche dime que me quieres y de otros libros suyos.

13.11 En la plaza de Catalunya hay un mogollón impresionante porque se juntan (de hecho, chocan) las colas de lectores que esperan pacientemente para asaltar a los autores de El Corte Inglés con las filas de extranjeros que esperan el Bus Turístic. Y no es un día malo para estar al fresco. Barcelona, de momento, ofrece su cara amable y primaveral. Amenazan chubascos para la tarde. Ferran Adrià es como el Espíritu Santo, cada 20 minutos está en un puesto distinto. “He firmado ejemplares en todo el mundo", dice el genial cocinero, "pero nunca lo había hecho por Sant Jordi y este año le pedí a la editorial (RBA) que me trajera a firmar. Están comprando mi libro  La comida de la familia sobre todo mujeres que me dicen que se lo regalarán a sus maridos para ver si aprenden de una vez a cocinar".

Ferran Adrià firmando libros delante del Corte Inglés del Portal del Àngel de Barcelona. / MARCEL·LÍ SÀENZ

12.56 La televisiva Aída Nízar se pasea con una bandera española y otra catalana en la chaqueta, y se acerca a Ferran Adrià para preguntarle: “¿Cataluña saldrá de la crisis si se independiza?”. El cocinero de L’Hospitalet pone cara de póquer y la gente que espera que le firmen el libro abuchea a la señorita Nízar. No se ven cámaras de televisión cerca. Impasible el ademán, Nízar prueba suerte con Mario Vaquerizo y él contesta: “¿A mí qué me preguntas?”. Bien exótico. Christopher Paolini, creador de la saga de fantasía formada por Eragon, Eldest y Brisingr, está encantado de la vida. “Es la primera vez que estoy en Sant Jordi y es para mí un honor total. Ya me han explicado la leyenda de Sant Jordi que mató al dragón. Con mis libros se podrá comprobar que no todos los dragones son malos, los míos son buenos”, dice sonriente. La Rambla está cortada desde hace horas y la gente no para de curiosear. Uno de los que más se enrollan con el público es el exdelincuente Dani el Rojo, que publica El gran golpe de un gánster en Barcelona, tras el éxito de su opera prima Confesiones de un gánster de Barcelona. El exatracador de bancos afirma: “Lo que más me gusta es conocer a gente y hablar con todo tipo de personas, por eso me lo estoy pasando genial”.

Sigue la locura con Mario Vaquerizo, que quizás no será uno de los más vendidos, pero seguro que va a ser uno de los más fotografiados. En la FNAC del Triangle se habían acabado los ejemplares del volumen del marido de Alaska. Con ansiedad, al ver que no había libros, una lectora se ha acercado al showman, le ha sacado un billete de 20 euros y le ha rogado que se lo firmara. Cosas veredes.

12.17 La escritora Almudena Grandes es una de las reinas de Sant Jordi. Ocupa siempre el mismo lugar de la carpa central de El Corte Inglés. No para de firmar ejemplares de su último libro El lector de Julio Verne. Junto a ella, el escritor peruano Jaime Bayly, autor de Matarás mañana, muy guapo y con gafas oscuras, muy activo con las firmas y las dedicatorias de su último éxito. El gran mogollón se arma en el Portal de l'Àngel. Hay una cola tremenda, pero no para comprar libros, sino porque en una pequeña carpa de Adolfo Domínguez regalan rosas y una diminuta muestra de perfume. Muy cerca de ese punto el cocinero y creativo Ferran Adrià no tiene tiempo para respirar porque está muy ocupado firmando ejemplares de La comida de la familia. Pero los que arrasan de verdad son Mario Vaquerizo con Haciendo majaradas, diciendo tonterías y el romántico Federico Moccia con Esta noche dime que me quieres. Un directivo de El Corte Inglés me explica cómo están cambiando las costumbres: la gente no quiere solo firmas, sino también fotos con sus autores favoritos. Un escritor que también está por El Corte Inglés firmando libros es John Verdon, autor de No abras los ojos y Sé lo que estás pensando. "Nunca lo habría imaginado así, es muy bonito, estoy rodeado de gente y de gente que pregunta por mis libros", confiesa Verdon. En septiembre sacará el tercer libro protagonizado por el detective David Gurney: Deja en paz al diablo.

11.37 Colas impresionantes en la carpa de la FNAC del Triangle, en la plaza de Catalunya. En estos momentos quien más firma es Ana García Obregón, ejemplares de su libro Así soy yo. "Es la primera vez que vengo a Barcelona por Sant Jordi y a firmar. Es una fiesta divertidísima, estoy encantada, y lo que me quiere la gente... Hay personas que dicen que vienen de Málaga, Sevilla y de Tarragona para que yo les firme ejemplares, es increíble". Los lectores también han querido fotografiarse con ella. Junto a García Obregón firman Jordi Llovet y Carlos Zanón, así como Tomás Molina, el hombre del tiempo. Pilar Rahola firma ejemplares de dos libros, Carta a mi hijo adoptado y En directo; esta última obra la ha escrito junto con el periodista Josep Cuní, con quien forma explosiva pareja televisiva. Otro autor que conecta muy bien con la gente es José Sanclemente, que firma ejemplares de su primera novela, Tienes que contarlo.

Rosas empaquetadas para su venta. / EFE

11.01 Se rumorea que uno de los libros de Sant Jordi puede ser El abuelo que saltó por la ventana y se largó, y como su autor, Jonas Jonasson, no ha podido venir, ha acudido a la cita el protagonista del libro, Allan Karlsson, vestido con pijama afelpado de color rosa, quien te cuenta lo que quieras saber del libro y más porque se lo sabe de memoria. Allan en realidad es un actor que se llama Quimet Pla y que se lo está pasando pipa porque nunca había vivido un Sant Jordi haciendo de actor. Por aquí también pulula "un auténtico Arthur Conan Doyle" que ha estado hablando largamente con Allan Karlsson. Otros escritores que han pasado por el hotel Regina son Maurizio de Giovanni y Andrea Molesini, que han viajado con el barco de los italianos.

10.57 Más de 150 autores se han reunido en el hotel Regina para realizar la tradicional foto de familia. A la salida, personal del hotel regala una rosa a periodistos y periodistas, autores y autoras. Han participado escritores como Javier Moro, Irma Chacón, Martí Gironell y Boris Izaguirre, el cantante Gerard Quintana... otros han ido directamente a firmar a los puestos.

10.27 En el hotel Regina... en el tradicional desayuno...

9.31 Firman hoy libros en Barcelona cerca de 300 autores. Este año las editoriales ha echado el resto y han traído a algunos de sus escritores extranjeros, entre ellos Jaime Bayly, Sarah Lark, Chuck Palahnuik, Christopher Paolini, John Verdon, Andrea Molesini, Maurizio de Giovanni, Susanna Tamaro...

9.14 Los enamoramientos, de Javier Marías, y Libertad, de Jonathan Franzen, han ganado el premio que entrega cada año la revista Qué Leer. En años anteriores la revista organizaba una fiesta la previa de Sant Jordi, que se convertía en el pistoletazo de salida de los festejos de la jornada del libro. Este año no ha podido ser: el grupo al que pertenece la primera revista de libros de España está en concurso de acreedores. Todos deseamos que esto sea solo un paréntesis y que el año que viene volvamos a disfrutar de ella. Gabi Martínez también ha tenido premio por su trayectoria literaria, el que concede TVE Cataluña en Continuará. Este programa sí pudo celebrar su fiesta en el hotel Casa Fuster. Gabi Martínez firmará ejemplares de su último libro, Sólo para gigantes.

9.00 La tradición de que el chico le regala una rosa a su chica y que esta le regala un libro pasó hace mucho tiempo. Ahora los que más rosas regalan a clientas y clientes son las instituciones y los comercios. También las mujeres regalan libros a amigos y familiares, y al revés; lo mismo pasa con las rosas. Aclarado este punto, en la plaza de Catalunya ahora mismo, nueve de la mañana, todo está a punto. Están instaladas las enormes carpas de la FNAC y de El Corte Inglés, que por cierto ha colgado una senyera de arriba abajo del edificio. También han instalado sus emisoras y platós Catalunya Ràdio, con Manel Fuentes retransmitiendo más en directo que nunca y ya con un montón de gente escuchando. Están Onda Cero, Barcelona Televisió y TV-3. Aquí en el centro se pueden encontrar rosas más sofisticadas, por ejemplo unas con un pétalo de cada color. Valen cinco euros.

8.45 Cuenta la leyenda que en tiempos pretéritos había un dragón en Montblanc (Conca de Barberà) al que cada año, para tenerlo contento, le ofrecían en sacrificio una muchacha. Era elegida por sorteo. Un año le tocó a la hija de un importante noble y entonces Sant Jordi mató al dragón con su espada para salvar a la joven. Del dragón salió un chorro de sangre en forma de rosa. De ahí nace la leyenda de la rosa y por eso también el de Sant Jordi es el día de los enamorados. Las pastelerías están llenas de dulces en forma de dragón: grandes, pequeños, de crema, de mazapán, de espinacas, de sobrasada... la gran oferta gastronómica del día.

8.27 Las calles de Barcelona a primera hora ya están sembradas de cubos con rosas de todos lo colores. Precio medio, tres euros, que seguramente bajará. Los más sofisticados decoran la mesa con una senyera. El gremio de floristas ya se ha quejado del top manta de las rosas, algunos de los vendedores no están federados, otros no están agremiados. Está previsto poner a la venta seis millones de rosas. Los primeros libros ya llegan a los puestos en el centro de la ciudad, muchos con plásticos a punto porque, aunque el tiempo es bueno, el servicio meteorológico ha informado de que puede haber algún chubasco a mediodía. ¡Por favor, no!

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El lío de las vidrieras de Gaudí

La Generalitat anuncia como inéditas dos obras publicadas en 1928

Mas acelera la ley electoral y la de consultas

Miquel Noguer Barcelona

La Generalitat quiere crear una autoridad que supervise los comicios catalanes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana