Mediación hipotecaria... sin bancos

Torrent y el Colegio de Abogados de Valencia ponen en marcha el primer servicio gratuito para pactar la adecuación de hipotecas y así evitar desahucios

La mediadora Raquel Arias, en la sesión informativa con Verónica Carbonell y su padre. / MÒNICA TORRES

Había un problema y todos los congregados en la oficina municipal Nous Espais de Torrent estaban ayer confabulados para resolverlo. Pero faltaba un elemento muy importante, los representantes de los bancos.

El problema lo resumió ayer en una frase David Ramírez Vicente, peón agrario en paro de 48 años: “Cuando pagas la letra, la luz y el agua, no te queda ni para comer”. No contó nada nuevo, pero para él y su hermano, que podrían perder su vivienda, de la que todavía deben unos 520 euros al mes durante los próximos diez años, se trata de una tragedia. Y como ellos, así están miles de valencianos. Un problema al que han intentado poner remedio el Ayuntamiento de Torrent y el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV), que firmaron el pasado 21 de marzo un convenio para establecer el primer servicio gratuito de toda la Comunidad Valenciana de mediación e intermediación sobre préstamos y arrendamientos relativos a la vivienda habitual.

Un servicio que intenta aprovechar el real decreto aprobado por el Gobierno apenas diez días antes, el 11 de marzo, referido a un código de buenas prácticas de las entidades bancarias, al que ya se han adscrito 90 bancos españoles, y que permite renegociar y adecuar cuotas, periodos de demora, alquileres... Los bancos que suscriben el acuerdo lo hacen voluntariamente, pero luego están obligados a revisar las condiciones de los clientes que cumplan todos los requesitos.

Todo estaba listo. Allí estaban David y su hermano Óscar, de 30 años, que sobreviven ahora con la pensión de discapacidad de este último y la del padre de ambos. Y allí esperaba también Estrella Muñoz Martínez, de 59 años, atrincherada en su casa después de una orden de desahucio por ser incapaz de pagar 400 euros al mes por el bajo en el que residen ella y su marido, chatarrero, enfermo del corazón tras sufrir una angina de pecho. Y también esperaba Verónica Carbonell, de 31 años, con el marido de baja, una hija de cuatro años, un sueldo de 570 euros al mes, una letra de 800 euros al mes que amenaza también con llevarse por delante como aval la casa de la suegra y una fecha para subastar su sueño: el hogar en el que ha vivido los últimos seis años.

Hasta ocho damnificados por el boom de las hipotecas elefantiásicas y la crisis mundial estaban ayer convocados en un encuentro en el que, quizá, esperaban empezar a ver la luz al final de un túnel muy oscuro. Finalmente, el acto se limitó a una sesión informativa, en la que la abogada Raquel Arias, especialista en mediación, les explicó las posibilidades que tenían de salir adelante, bien mediante la adecuación del pago de sus deudas o de quedarse en régimen de alquiler en sus casas. Eso sí, siempre que hubiera un acuerdo con los bancos convocados.

“Es el código que hay, divulguémoslo

y apliquémoslo”, dicen desde

el Colegio de Abogados de Valencia

Francisco Nemesio, diputado del ICAV, alabó ayer la herramienta de la mediación, pero instó a los afectados a hacer una solicitud cuanto antes, puesto que el código de buenas prácticas mantiene su mayor eficacia cuando todavía no hay una fecha de subasta. “El Colegio de Abogados no valora el real decreto, es el que hay, divulguémoslo y apliquémoslo”, dijo.

Por su parte, la alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, explicó que en apenas un mes ya se han apuntado a la mediación 19 familias. “La gente ve que existe una posibilidad, antes no sabía qué podía hacer, estaba en una situación límite y perdida”, añadió, “y ahora ve que hay gente que le puede ayudar de forma gratuita”.

Bankia ha suscrito el acuerdo

y la CAM espera a la fusión

con el Banco Sabadell

Los organizadores de la mediación aseguran que los bancos afectados estaban informados. Aunque no acudió nadie. Desde la CAM explicaron que viven una situación de “interinidad” por la fusión con el Banco Sabadell, que sí ha suscrito el código. Y añadieron que “el Banco CAM, en el momento en que se dé el OK definitivo por parte de Bruselas a la operación de integración, lo hará también”. Bankia explicó que sí ha suscrito el código, pero en la sede de Madrid no tenían información sobre el encuentro de Torrent. Eso, sí, al igual que la CAM, explicó que independientemente del código ya se están estudiando muchos casos individuales para adecuar las hipotecas.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana