Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Alcalá rechaza la moción de IU para reprobar a Reig Pla

El grupo mixto respalda a los populares y UPyD se abstiene

Los socialistas votan a favor y lamentan que el prelado "dañe la imagen de Alcalá"

El obispo de Alcalá, durante la homilía del Viernes Santo.
El obispo de Alcalá, durante la homilía del Viernes Santo.

El pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, gobernado por el PP a falta de dos concejales para la moría absoluta, ha rechazado la moción presentada por IU para exigir la destitución del obispo de la diócesis, Juan Antonio Reig Plá, por arremeter "de forma intolerable contra los homosexuales y las mujeres" en su homilía del Viernes Santo. Estas afirmaciones recibieron un alud de críticas, que ayer se convirtieron en una denuncia dos asociaciones de defensa del colectivo ante la Fiscalía de Madrid por "provocación al odio, la violencia y la discriminación". 

La moción de IU solicitaba a la Conferencia Episcopal el traslado del obispo y, además, pedía que los cargos públicos de la ciudad no asistieran a los actos en los que interviniera el prelado, ni que este acudiera a los del Ayuntamiento de esta localidad, de 204.000 habitantes.

El PP ha apelado a la libertad religiosa y de expresión y ha rechazado la moción de IU, al igual que ha hecho el grupo mixto. El voto en contra de ambas formaciones, junto a la abstención de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), ha impedido que prosperara una reprobación institucional a Reig Pla que, además del prelado de la diócesis, también preside la subcomisión episcopal de Pastoral Familiar y Defensa de la Vida.

Los socialistas han votado a favor de la moción y han lamentado que el equipo de Gobierno no haya criticado hasta ahora la actitud del obispo, a pesar de que "daña la imagen de Alcalá" con sus últimas declaraciones, en las que asociaba homosexualidad y prostitución, y de otras afirmaciones "inaceptables" realizadas en el pasado. En 2011, el obispo autorizó en la web de su diócesis la publicación de una guía en la que daba pautas a los homosexuales que quisieran "un cambio". Dos años antes, en 2009, ofició una misa anual "por los caídos en Paracuellos" con la bandera preconstitucional a su lado.

Hace dos días, el obispo concedió una entrevista en el portal Religión en Libertad, en la que rechazaba la acusación de homofobia —que tildó de "ilícita e ilegal"— y defendió que muchos casos de homosexualidad puede curarse—"pueden ser resueltos positivamente"— "con una terapia apropiada" y con "castidad", lo que ha encendido de nuevo a las asociaciones de homosexuales, que le han recordado que ser gai no es una enfermedad y le han recomendado que se cure él la homofobia.

Más información