Un éxito inesperado

La subasta de los antiguos muebles del Alfonso XIII se prolonga un día

Una azafata muestra algunos de los muebles de la subasta. / JULIÁN ROJAS

Todo el mundo quiere tener un pedacito del hotel Alfonso XIII en su casa o, al menos, eso parece a juzgar por los cientos de personas que abarrotaron el miércoles la subasta de muebles del hotel que organizó Arte, Información y Gestión en el Centro Cultural Cajasol de Sevilla. El éxito de la convocatoria, que ofrecía 2.740 piezas entre lámparas, sillas, cabeceros o mesas, ha obligado a los organizadores a prolongar la subasta hasta el jueves al mediodía.

 La venta comenzó ayer a las diez de la mañana y tenía previsto continuar hasta las 22.30, 12 horas de puja con un descanso de 30 minutos para el almuerzo.

Al atractivo que supone tener uno de los muebles originales del Alfonso XIII, que abrió sus puertas en 1928 —aunque no todos son de ese año—, se ha sumado el de los precios, que oscilan entre los 15 euros de salida de una papelera con el anagrama del hotel, hasta los 355 euros de un sofá.

"Nunca habíamos visto nada así en las subastas. Se han dado 560 paletas y la sala ha estado llena en todo momento", afirmó el miércoles Carmen Aranguren, directora de Arte, Información y Gestión. La subasta llegó hasta el lote 73, de los 109 que se ofertan, y todas las piezas que salieron se adjudicaron con importantes incrementos de precio.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El juez no ve delito en los negocios de los hermanos de Felip Puig

Jesús García Barcelona

El magistrado archiva la causa pese a las dudas sobre el "origen y destino" del dinero transferido por un fondo inversor a Jordi Puig

Un negro en eterno exilio

El largo viaje de Carlos Moore, el activista e intelectual que denunció el racismo en Cuba y pasó su vida perseguido por los dos lados de la Guerra Fría

Un guardaespaldas de Trump golpea a un manifestante mexicano

El País México

Efraín Galicia, residente en Estados Unidos desde hace 30 años, protestaba frente a la torre del empresario en Manhattan

EL PAÍS RECOMIENDA

Las reglas matemáticas se repiten en la ley de la selva

Los grandes ecosistemas del planeta repiten el mismo patrón

Escuela para guiar rebaños

Stefania Gozzer Barcelona

Decenas de alumnos se apuntan cada año a centros que, en vez de lengua o física, enseñan la profesión de pastores

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana