Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los casos de gonorrea y sífilis se duplican en la región en solo un año

El aumento se debe al descenso del uso de protección y es muy superior a la media nacional

Ampliar foto

Los expertos llevan ya algunos años alertando del incremento de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Cada vez se dan más casos de sífilis, gonorrea, clamidias… Los gráficos que muestran las tasas de incidencia en la Comunidad de Madrid son ascendentes desde el año 2000, pero la última subida ha sido especialmente llamativa. Los casos de gonorrea y sífilis, las dos enfermedades de transmisión sexual de declaración obligatoria, se han duplicado en la región en solo un año.

En 2010 se notificaron en Madrid 648 casos de sífilis, mientras que en 2009 fueron 339. El incremento es, por tanto, de un 91,2%, según recoge el informe Morbilidad por enfermedades de declaración obligatoria en la Comunidad de Madrid 2010, realizado por el Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad y recién publicado. Los casos de infección gonocócica (gonorrea) notificados en 2010 fueron 337, cuando el año anterior el recuento fue de 168. Una subida del 100,6%.

Tanto en un caso como en otro, los afectados son mayoritariamente hombres (90% para la infección gonocócica; y 78% para la sífilis), sobre todo jóvenes. El 82% de los casos de gonorrea se notificaron en menores de 40 años, con un rango de edad que oscila entre los 16 y los 66 años.

Por países de origen, más de la mitad (54%) de las personas que se infectaron eran españolas; un 29% eran latinoamericanos; un 9%, africanos; y un 6% de otros países europeos. La edad mediana en los casos de sífilis fue de 36 años, con afectados de entre 16 y 94 años. El 63% de los casos se presentó en personas de menos de 40 años. Por países, el 46% fueron españoles; el 35%, latinoamericanos; el 10%, de otros países europeos; y el 7%, africanos.

Sanidad matiza que parte del repunte se debe a un cambio en las notificaciones

Un seminario de especialistas en enfermedades infecciosas celebrado en febrero en Madrid alertó de que las ETS aumentan, en parte, como consecuencia de un cambio en la percepción del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Desde que, a mediados de los 90, se extendió el tratamiento de triple terapia o cóctel antiviral (suma tres fármacos muy eficaces), cada vez son más las personas infectadas que no desarrollan sida. Con estos tratamientos, pasó a considerarse una enfermedad crónica, y las medidas de protección se relajaron, según señaló la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. Un experto del centro Sandoval, clínica pública especializada en enfermedades de transmisión sexual, señaló durante el seminario que se había detectado un aumento de los diagnósticos de sífilis importante desde 2005. También destacó los de gonococia y de clamidias.

La tasa de incidencia de la infección gonocócica en 2010 en la Comunidad de Madrid fue de 5,2 casos por 100.000 habitantes, según el informe del Servicio de Epidemiología. Para el mismo año, la media en España es muy similar, del 5,07, de acuerdo con los datos sobre enfermedades de declaración obligatoria del Instituto de Salud Carlos III, que proceden de los casos notificados por las Comunidades Autónomas.

La tasa de incidencia en Madrid de sífilis fue en 2010 de 10 por 100.000 habitantes, según los datos de la Consejería de Sanidad, cifra que sí se aleja de la media estatal, que es de 7, según el recuento del Instituto de Salud Carlos III. De hecho, Madrid aparece como la tercera comunidad autónoma con mayor incidencia de sífilis, solo por detrás de Canarias y Asturias.

Las principales vías de transmisión de estas enfermedades son las mucosas de la boca, los órganos genitales y el ano; de ahí el riesgo de contagio que existe durante la relación sexual, tanto la oral como por penetración vaginal o anal.

El último informe anual del Instituto de Salud Carlos III, con datos de toda España referidos a 2009, mencionaba un incremento de estas infecciones a partir de 2004-2005. “Las infecciones de transmisión sexual continúan siendo un problema de salud pública de gran importancia en la mayoría de los países del mundo”, asegura la Organización Mundial de la Salud que calcula que se diagnostican casi 450 millones de casos al año en el mundo.

El informe sobre Madrid, incluido en el último boletín epidemiológico hecho público por Sanidad, destaca el crecimiento de varias enfermedades en la región en 2010: sarampión, leishmaniasis, tos ferina, legionelosis, sífilis e infección gonocócica, entre otras. Sin embargo, también matiza las cifras sobre las ETS. Asegura que parte del incremento se debe a la captación automática de datos de atención primaria, que es donde se suelen diagnosticar estas dolencias. Por tanto, además del aumento generalizado de las ETS, lo que ocurría antes es que había “un problema de infranotificación”, asegura el informe. La captación de datos automática procedente de la historia clínica de los pacientes en Atención Primaria empezó en 2009, con motivo de la pandemia de gripe, por lo que no está claro qué parte del aumento es atribuible al nuevo sistema de notificación.