Conde Roa sucumbe a la presión

Una reunión con Feijóo fuerza la dimisión del alcalde de Santiago

El PP evita un conflicto en el Parlamento colocando de sustituto al número 4

Santiago de Compostela 16 ABR 2012 - 10:45 CET

Conde Roa a la salida de la reunión en la sede del PP en Santiago. / ANXO IGLESIAS

Tras resistirse durante una semana y media —desde que este diario destapó que la fiscalía había presentado una querella contra él por presunto fraude de 291.000 euros a Hacienda—, el alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, cede a las presiones de la dirección del PP y tira la toalla. El abandono se escenificó a media tarde de ayer y el modo en que se desencadenó evidencia que no se trata de una decisión personal del regidor sino que Conde Roa se va empujado por la cúpula gallega del Partido Popular. La reunión donde se anunció su marcha se celebró en la sede del PP gallego en el barrio compostelano de San Lázaro y a ella acudió junto a los 13 ediles compostelanos incluido Conde Roa, el presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo. Fuentes conocedoras de lo que sucedió entre esas cuatro paredes han confirmado a EL PAÍS que fue el propio Feijóo quien tomó la palabra para advertir a sus ediles de que o se ponían de acuerdo para elegir al alcalde entre uno de los de la sala o sería él mismo el que propondría el nombre.

Ese mero aviso del presidente hizo ver a los concejales que la dirección gallega no estaba por imponer a Paula Prado, número dos en la candidatura en Santiago el pasado mayo y a la que por ley le correspondería asumir el bastón de mando. Prado, diputada autonómica ybien relacionada con la dirección gallega, había esgrimido en las vísperas cuando todo el Partido Popular daba por hecho que la caída de Conde Roa era cuestión de tiempo, su cercanía a la dirección gallega para presentarse como alternativa ante sus compañeros de Gobierno municipal.

El concejal Ángel Currás es el mejor colocado para suceder al regidor

Pero cuando Feijóo evitó darlo por hecho y planteó ese escenario abierto, las miradas se dirigieron a Ángel Currás, número 4 en la lista de las municipales pero primer teniente alcalde, hombre fuerte del Gobierno y persona de confianza de Conde Roa. Las mismas fuentes sostienen que, a la hora de posicionarse, el sentir general de los ediles fue el de aceptar la propuesta de Feijóo. El presidente no la explicitó y a la vista de que la dirección gallega no avalaba a la que por ley debía ser la sucesora, cuando los concejales tomaron partido, fue Currás el que sumó más adeptos.

Así las cosas, tras lo decidido en la reunión de ayer y pese a que los órganos del PP de Santiago no han participado formalmente en este proceso que aún deberán ratificar, tanto Prado, número dos de la lista el pasado mayo, como Reyes Leis, la número tres, deben renunciar a presentar candidatura en el pleno en que se oficialice la marcha de Conde Roa, para que Currás se haga con el bastón de mando. Hasta ahora ejerce como concejal de Cultura, Educación y Normalización Lingüística en el Ayuntamiento y a la hora de formar Gobierno ya fue distinguido como primer teniente alcalde. Hermano del exconselleiro de Fraga Celso Currás y profesor de instituto de profesión, su trayectoria política ha estado vinculada a la Cidade da Cultura donde ejerció entre 2000 y 2005 como director gerente de la Fundación responsable de gestionarla. Antes había formado parte como director económico administrativo del proyecto para convertir a Santiago en Ciudad Europea de la Cultura.

En las horas previas a la cita de ayer en la sede del PP gallego, la dirección del partido había intensificado la presión para evitar que el trasiego de su alcalde en los juzgados siguiera debilitando la imagen de sus siglas a solo unos meses de las elecciones autonómicas cuya fecha todavía es una incógnita. Desde el propio Feijóo, quien advirtió el pasado jueves que un político debe ser más riguroso en el cuidado de sus deudas con Hacienda que el resto de los ciudadanos, pasando por el padre político de Conde Roa, el exministro José Manuel Romay Beccaría, que eludió defender su continuidad el pasado viernes —en un acto al que acudió Conde Roa—, y hasta la misma secretaria general del PP nacional, María Dolores de Cospedal, encargada de anunciar la apertura de un expediente disciplinario para hoy —tal y como exigen los estatutos del partido para los cargos imputados— se habían ido desmarcando de la defensa de su polémico alcalde. Conde Roa, que ha convocado para este mediodía una rueda de prensa en la que probablemente hará pública su decisión, abandona después de su declaración el pasado jueves en el juzgado como imputado en un presunto delito de evasión fiscal por no declarar el IVA de la venta de 61 viviendas, que sumaba 291.000 euros.

Durante las últimas horas, Conde Roa había repetido a los suyos que su intención era quedarse y defender su inocencia como alcalde, puesto que según su teoría esa deuda con Hacienda no puede considerarse un delito de fraude fiscal, si no una “deuda reconocida”, porque no tuvo ánimo de engañar a la Agencia Tributaria. Esa tesis perdió fuerza a su paso por el juzgado, el pasado jueves. El inspector de Hacienda que tramitó su caso ratificó la acusación de fraude que ya constaba en el expediente ante el juez José Antonio Vázquez Taín, que lejos de sobreseer la causa tiene previsto dictar mañana un auto ratificando la imputación de Conde Roa. Toda esa información le ha llegado a la dirección del PP gallego y al propio Feijóo, quien trata de evitar que el hombre que colocó al frente del partido en Santiago vaya a juicio acusado de un delito penado con cárcel. Ayer decidió cortar por lo sano. Cómo logró convencer a Conde Roa es una incógnita que nadie en el PP se atreve a desvelar. Pero las fuentes consultadas apuntan que si lo que se pretendía era un traspaso de poderes pacífico, el sucesor no podía ser otro que Ángel Currás.

Pasos hacia una dimisión

4 de abril: El juzgado de Santiago admite una denuncia de la fiscalía contra Conde Roa por posible delito fiscal, que publica este periódico. El alcalde se niega aclararlo hasta que no reciba notificación oficial.

9 de abril: Conde Roa admite que no pagó los 291.000 euros de IVA y afirma que no se los quedó, sino que los utilizó para pagar otras deudas de su promotora.

12 de abril: El alcalde comparece como imputado ante el juez José Antonio Vázquez Taín, que también toma declaración al asesor fiscal de la promotora y al responsable de la investigación de la Agencia Tributaria. Feijóo dice que el PP “será consecuente con la justicia y los estatutos”, pero recuerda al político se le pide más rigor.

13 de abril: Conde Roa anula una rueda de prensa convocada a última hora. El juez aplaza al lunes la publicación del auto en el que debe confirmar o no la imputación del alcalde. El PP dice que le abrirá un expediente si Vázquez Taín lo mantiene.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El Gordo

-----

2º Premio

-----

3º Premio

-----

4º Premio

  • -----
  • -----

5º Premio

  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----

Comprueba tu número

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Vigilias de dolor en Brooklyn

Los homenajes a los policías asesinados congregan en el barrio a representantes de todas las religiones y colectivos

El laboratorio del infierno

Camden, la ciudad más peligrosa de EE UU, logra reducir la violencia con una policía semiprivada e integrada en la comunidad

Venezuela renueva poderes en medio de una pugna en el chavismo

La votación de magistrados y otros altos funcionarios se demora porque las facciones de Maduro y Diosdado Cabello no coinciden

“Que se haga justicia porque se iba a mandar a la cárcel a un inocente”

Iñaki González subraya que “salga la verdad” y ahora reactivará su indulto

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana