El Congreso renuncia a la reforma del Estatuto a petición de Cotino

El PP ha dilatado la designación de los ponentes de la iniciativa durante más de un año

Los diputados socialistas valencianos abandonan el hemiciclo en señal de protesta

El pleno de las Cortes del 9 de marzo de 2011. / CARLES FRANCESC

El Congreso de los Diputados retiró el martes del orden del día el debate sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana en atención a una solicitud expresa del presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino.

Los diputados socialistas de la Comunidad Valenciana abandonaron el hemiciclo del Congreso al inicio del pleno ordinario, en protesta por el nuevo aplazamiento del debate sobre la reforma del Estatuto.

El debate sobre la reforma del Estatuto —que pretende condicionar las inversiones del Estado en la región— debía ser el primer punto del orden del día del pleno, pero se ha aplazado por segunda vez en un año porque las Cortes Valencianas siguen sin haber designado a la delegación de diputados que tendría que defender la iniciativa en Madrid.

Es la segunda vez que las Cortes piden que el Congreso aplace el debate del Estatuto

La urgencia del expresidente de la Generalitat Francisco Camps por incorporar al Estatuto una disposición adicional que vinculara la inversión del Estado en territorio valenciano a la población de la Comunidad Valenciana se ha disipado como por ensalmo.

Las Cortes tramitaron la reforma con urgencia para equiparar su redacción a los paralelos estatutos catalán o andaluz, que aluden a la inversión del Estado en sus respectivas comunidades autónomas. El acuerdo se cerró en marzo de 2011 con los votos favorables del PP, el PSPV y los diputados de Compromís.

El debate de la reforma se presentaba entonces como una nueva ocasión para fomentar el victimismo que practicaba el presidente de la Generalitat ante el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Un año más tarde, las Cortes no han encontrado el momento para designar a los diputados autonómicos, entre uno y tres, que debían defender la reforma ante el Congreso de los Diputados. Es la segunda vez que las Cortes Valencianas solicitan que se aplace el debate.

El Congreso solicitó al Parlamento autonómico que designara a los ponentes de la reforma en abril de 2011. Entonces, el Parlamento autonómico alegó que ya estaba disuelto ante la inminencia de las elecciones autonómicas de finales de mayo.

En noviembre, los socialistas instaron de nuevo la designación de los ponentes. Pretendían condicionar la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2012. El PP alegó entonces que el Congreso todavía no estaba constituido.

El futuro debate se retrasará, como mínimo, hasta después del verano

El pasado 10 de enero, una vez tramitado el proyecto de reforma por segunda vez por la Mesa del Congreso, Cristina Moreno, portavoz adjunta del PSPV, remitió un escrito a la Mesa de las Cortes solicitando la designación de los ponentes para evitar nuevos aplazamientos del debate de la reforma. Pero el PP se ha limitado a dilatar el procedimiento.

De hecho, una vez tramitado en el Congreso y ordenado el debate como primer punto del orden del día del pleno, el propio Cotino remitió un escrito al presidente del Congreso comunicándole que las Cortes todavía no habían nombrado los ponentes que debían defender la reforma.

Moreno apunta que el PP ha amagado en alguna ocasión con designar solo dos ponentes para dejar fuera a los representantes de Compromís. El grupo mayoritario, siempre según Moreno, ha llegado a plantear la necesidad de un acuerdo previo al respecto, algo innecesario puesto que la reforma se aprobó por el pleno de las Cortes sin ningún voto en contra.

La portavoz adjunta del PSPV reclama también que la elección de los ponentes se vote en el próximo pleno de las Cortes. Lo tendrá que tramitar la Junta de Portavoces la semana que viene. Pero el debate en el Congreso se aplazará, al menos, hasta el próximo periodo de sesiones, que arranca después del verano, según confirmaron fuentes del Parlamento autonómico.

“Del victimismo al seguidismo más absoluto”

Todos los grupos de la oposición parlamentaria en las Cortes Valencianas denunciaron ayer con virulencia el cambio de actitud del PP de la Comunidad Valenciana hacia la reforma del Estatuto de Autonomía, una modificación del texto legal que pretendía condicionar la inversión del Estado en la Comunidad Valenciana.

El secretario general de los socialistas valencianos y diputado nacional dejó su escaño momentáneamente en protesta por la retirada del debate en el Congreso y no dudó en calificar como “demencial” la actitud del PP valenciano que “ha dejado caer” una iniciativa que supondría un aumento importante de las inversiones del Estado en la Comunidad Valenciana. Puig acusó al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, de “dejación de funciones” y de “irresponsabilidad”. “Para el PP, las instituciones son sólo un elemento más de confrontación contra el PSOE”, sentenció Puig.

Enric Morera, portavoz de Compromís, denunció “la sumisión” del PP de la Comunidad Valenciana hacia los intereses del Gobierno central y su “inactividad” en las Cortes Valencianas para evitar el debate de la reforma del Estatuto de Autonomía en el Congreso. “Empieza a ser preocupante la sumisión del PP valenciano frente las políticas centralistas de Madrid”, declaró Morera, “no defienden los intereses valencianos, no han levantado la voz para defender la inversión del corredor mediterráneo y ahora tampoco han hecho nada, hipotecando la inversión del Estado de los Presupuestos Generales”.

Lluís Torró, de Esquerra Unida, una formación que se abstuvo cuando se aprobó la reforma del Estatuto, también apuntó el cambio de actitud del PP tras la llegada de Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno. “Alberto Fabra ha conducido al PP desde el victimismo frente a Madrid al seguidismo más absoluto, a Rajoy le incomoda la propuesta y Fabra ha decidido agachar la cabeza”.

Ante el aluvión de críticas por parte de toda la oposición parlamentaria no dejó de sorprende la posición que defendió Rafael Blasco, portavoz del PP en las Cortes Valencianas. “El PP no ha variado un ápice su postura sobre la necesidad de abordar la reforma del Estatuto”, declaró Blasco. El portavoz del PP atribuyó el retraso en la designación de los ponentes de la reforma a “la crisis interna de los socialistas valencianos”, cuyo portavoz parlamentario dimitió la semana pasada. La reforma del Estatuto se aprobó hace más de un año.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El PP se hunde ante una izquierda plural

Los populares pierden 23 de 55 escaños. Podemos irrumpe como tercera fuerza política y frena a EU pero no a Compromís. El PSPV no se beneficia del descontento social por la gestión del Partido Popular

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana