Trias consuma un modelo de guarderías a dos velocidades

Los niños podrán estar hasta 11 horas en los nuevos jardines de infancia

El Consistorio dice que el concierto es la única manera de abrir los centros

Una de las aulas de la guardería La Granota en el Eixample barcelonés. / JOAN SÁNCHEZ

Guarderías en Barcelona a dos velocidades. Unas, de gestión directa, que abrirán 194 días al año. Otras, concertadas, que ofrecerán sus servicios 215 días. Todo con su consecuente diferencia en el precio. Estos son los primeros detalles que se conocen del nuevo modelo de educación de cero a tres años que está adelantando el gobierno convergente de Xavier Trias. El laboratorio serán los centros Caspolino y Jaén (en Gràcia) y el de Patufets de Navas (en Sant Andreu), que abrirán el próximo curso.

Estos cambios forman parte del pliego de licitación de esos tres centros. Desde el miércoles, cuando la convocatoria fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona (BOPB), hasta dentro de 42 días, las entidades interesadas pueden hacer sus propuestas para obtener la concesión de los centros, que será por dos años, prorrogable a un par más. El presupuesto total es de 429.454 euros. “El servicio de la guardería en régimen de concesión se debe prestar con el mismo nivel de calidad educativa que el de los centros de gestión directa”, asegura el pliego.

Se estipula el 10% del gasto como beneficio. “Las leyes estatales nos impiden contratar el personal. O concertábamos o no abríamos”, aseguran en el Consistorio. El pliego de la concesión ofrece una estimación de los precios públicos para el próximo curso —2.757 euros para los de gestión directa y 3.056 para los de indirecta—, aunque aclara que son susceptibles de cambios. Depende del acuerdo de financiación al que se llegue con el Departamento de Educación, que prevé recortes. En este curso una plaza en una guardería municipal cuesta 7.479 euros anuales, de los cuales Barcelona financia el 51%; la Generalitat, el 23%, y el resto, la familia. La diferencia de precios se explica porque las concertadas abrirán 21 días más al año.

Otro de los cambios es el servicio opcional de permanencia, que implica dos horas extra finalizada la jornada y que tendrá un sobrecoste de hasta 39 euros. El servicio diario se presta de las 8.00 a 17.00 horas. La plataforma en defensa de las guarderías objeta la idea. “Esta mejora de la conciliación familiar y laboral que defiende el Ayuntamiento permite que un niño de tres años pueda pasar 11 horas en un centro. El Ayuntamiento quiere convertirnos en un aparcamiento infantil. Defendemos que la conciliación ha de pasar por unas políticas sociales de permisos y bajas a las empresas”, aseguraron en una nota en rechazo a las condiciones del pliego.

Las tres guarderías ofrecerán 314 nuevas plazas a la oferta, lo que implica que en ellas ya se aplica la decisión de CiU de aumentar la ratio de niños por aula. En el mandato anterior, se establecía que estos centros admitirían 263. La que presenta un incremento mayor es Patufets de Navas, que pasa de 63 a 87 menores. La decisión del aumento de ratios depende de las condiciones físicas del local.

Barcelona presenta un déficit de plazas, pues solo se suple el 52,7% de la demanda a pesar del esfuerzo inversor que históricamente ha hecho. Gerard Ardanuy (CiU), el edil de Educación, insiste en que la ampliación de ratios ayuda a más familias. Desde la plataforma aseguran que la medida va en detrimento de la calidad, aun más si se aplica una reducción en el personal de apoyo que aseguran se llevará a cabo.

El pliego de la concesión, donde constantemente se resalta que la calidad del centro será monitoreada, se detalla una serie de condiciones que la plantilla deberá cumplir: entrevistas, reuniones y relación con los barrios, entre otras. La plataforma sostiene que este trabajo demanda mucho tiempo y ha de hacerse fuera del aula. “El Consistorio no especifica claramente cuándo realizar estas tareas, cosa que sí hace con las de gestión directa. Por tanto, dejan en manos de las empresas la distribución de este tiempo”, aseguran.

Ardanuy calcula que las nuevas guarderías gastarán el 86% de su presupuesto en personal y 14% en gastos de funcionamiento al año. El margen empresarial sería del 10% del total del gasto, lo que por las tres asciende a un total de 93.541 euros.

La concejal del PSC Carmen de Andrés criticó las condiciones del pliego y preguntó cuánto dinero se ahorra con los conciertos. Desde el Consistorio no se informó de una cifra, aunque Ardanuy siempre había hablado de 1.000 euros por plaza. “Sabemos cuál es el modelo de gestión de Trias, pero seguimos sin saber cuál es el pedagógico”, puntualizó.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El último resistente

Dani Sierra se niega a que lo cambien de habitación para evitar el cierre la planta 10 de Bellvitge

Mas pedirá a Rajoy que concrete la financiación y permita la consulta

Miquel Noguer Barcelona

El PSC recomienda al presidente catalán que renuncie a la pregunta del referéndum

El ‘no’ al burka, un brindis al sol

Camilo S. Baquero Barcelona

Los 17 municipios que prohibieron el uso del velo integral no han impuesto ni una sola multa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana