Madrid no le pone techo a Adelson

La Comunidad permitiría a Eurovegas torres más altas que en Cataluña

Según su alcalde, “Alcorcón tiene todas las papeletas” de albergar el complejo

Percival Maglano y el Eurovegas. El consejero de Economía y Hacienda comparte sus impresiones tras la reunión Sheldon Adelson. ATLAS

Si todavía quedaban dudas, el pulso que Madrid y Barcelona han mantenido este fin de semana en Las Vegas para albergar el mayor centro de ocio y de convenciones del sur de Europa se inclinó la noche del domingo al lunes varios grados más del lado del Ejecutivo de Esperanza Aguirre, el favorito del magnate Sheldon Adelson. Al otro lado del mundo, con nueve horas de diferencia respecto a España, en el desierto de Mojave, Percival Manglano, consejero de Economía y Hacienda y enviado especial de la Comunidad, le dijo al magnate de los casinos lo que quería escuchar. Por ejemplo que Madrid, al revés que Barcelona, no pondrá techo a los rascacielos infinitos que el multimillonario de 78 años tiene en mente para su desembarco en el continente con Eurovegas. La ciudad del pecado castiza está cada vez más cerca.

“Por nuestra parte hay una total disposición a que la altura de los edificios que Las Vegas Sands Corporation plantea se pueda llevar a cabo”, hizo público Manglano tras exponer durante dos horas las virtudes de su proyecto. Los argumentos del consejero se fundamentan en la modificación de la Ley del Suelo que el Gobierno regional acometió en 2007. En concreto, en el artículo 39.8, que limita la altura de los edificios de nueva construcción “a tres plantas más ático”. Con una excepción: “Los Ayuntamientos podrán autorizar la construcción de edificios singulares con una altura superior a la indicada cuando concurran circunstancias especiales debidamente apreciadas y motivadas”. Este as en la manga legislativo permitiría desarrollar los casinos y hoteles de la forma que más le gusta a Adelson. Manglano, que aterrizó ayer por la tarde en Barajas tras hacerse 18.000 kilómetros de ida y vuelta en menos de 72 horas, también hizo hincapié en las posibilidades de negocio que ofrece Madrid por “las medidas económicas liberales” que lleva años implantando el Gobierno de Aguirre. A Adelson le agradó la próxima liberalización de los horarios comerciales.

La guinda de la candidatura madrileña fue la posibilidad de elegir entre los terrenos de Valdecarros o los de Alcorcón —hasta 1.000 hectáreas— frente a la opción única de la candidatura de Barcelona. En principio, a Adelson le atrae Alcorcón, para regocijo del alcalde del municipio. Alcorcón “tiene todas las papeletas para la implantación de este proyecto, no solo por su situación estratégica sino también por sus comunicaciones y por ser un municipio puente entre grandes núcleos de población”, afirmó su regidor, David Pérez (PP). Y porque, al revés que Barcelona, su modelo es viable porque la altura del complejo no está condicionada por la proximidad del aeropuerto de Barajas, al revés de lo que sucede con la propuesta de Cataluña.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, mostró su rechazo al proyecto, que descalificó denominándolo “Macao-Valdecarros”, al entender que no generará empleo y atraerá a Madrid negocios “de mala reputación”. “Generará más inseguridad y provocará que la prostitución crezca de manera desorbitada”, enfatizó Gómez. El PSOE federal fue menos tajante, informa Vera Gutiérrez Calvo. La número dos del partido, Elena Valenciano, subrayó que Eurovegas “no es el modelo” en el que creen los socialistas, pero, al ser preguntada por las exigencias de la empresa, planteó que “hay que ver qué se plantea. En principio, no es necesario ni una buena idea modificar la legislación, pero es verdad que el país necesita inversión”. Adelson lo sabe y por eso exige una batería de modificaciones legales y ventajas fiscales por ver.

Barcelona sigue en la partida

M. Noguer

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, cambió ayer el registro utilizado por su consejero de Territorio sobre las posibilidades de que Eurovegas se instale en Cataluña. Donde Recoder veía problemas y muy pocas posibilidades de éxito, Mas dijo ayer ver “más posibilidades que antes”.

El optimismo de Mas se sustenta, según dijo, en que “Barcelona está turísticamente por encima de Madrid en cuanto a atractivo”. Con todo, dijo ser consciente de que Madrid lleva muchos meses trabajando en el proyecto, mientras que Barcelona no se sumó a la carrera hasta que Convergència i Unió orilló del poder a la izquierda. “Madrid partió por delante de nosotros y en los últimos meses la carrera se ha ido equilibrando”. Frente a la creciente oposición que se levanta en Cataluña, Mas apeló a la necesidad de atraer inversiones. “Vale la pena luchar por esta macroinversión, aun sabiendo que no lo tenemos fácil”.

Más información