Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud aprueba los criterios que permitirán maquillar las listas de espera

La Administración catalana retrasará la inclusión del paciente en los registros

El Departamento de Salud aprobó ayer el nuevo sistema de gestión de listas de espera, que permitirá maquillar los datos para reducir el número oficial de pacientes que aguardan una intervención. El nuevo modelo hace más estrictas las condiciones para que el médico incluya en la lista de espera a un paciente, que deberá alcanzar un número determinado de puntos en una escala de 0 a 100 teniendo en cuenta cinco criterios. Entre ellos, el tiempo que el paciente lleve en espera y lo avanzada que esté la dolencia, por lo que el primer efecto del sistema será retrasar la entrada de los enfermos en la lista de espera, reduciendo así su tamaño.

Las tres intervenciones a las que se aplicará el nuevo cómputo están entre las más comunes y con mayor impacto en la calidad de vida de enfermos y sus familias: cataratas y prótesis de rodilla y cadera. Salud, que tras la llegada de Boi Ruiz a la consejería ha eliminado el plazo máximo garantizado de seis meses heredado del tripartito, no podía hacer lo mismo con estas tres intervenciones porque la demora máxima de seis meses está garantizada por la normativa estatal. El nuevo sistema, por tanto, sirve para maquillar las listas ante su crecimiento del 42% en el primer año de Gobierno completo de Artur Mas.

Hasta la fecha bastaba que un médico considerara que el paciente necesitaba ser operado para que este fuera incluido en las listas de espera. El nuevo sistema también tiene en cuenta la situación laboral de los enfermos y alarga la espera de los que no trabajan, como los jubilados.