sociedad

Parada no prevista por un fallo de la central de Garoña

La empresa Nuclenor, propietaria de la central, niega riesgo para personas y medio ambiente

228 asociaciones, sindicatos y colectivos piden a las instituciones alavesas que respalden el cierre de la central de Garoña

Un total de 228 asociaciones sindicatos y colectivos sociales y culturales han pedido a las instituciones alavesas que respalden el cierre de la central de Garoña / DAVID AGUILAR (EFE)

La central nuclear de Santa María de Garoña realizó ayer una parada no programada en torno a las 10 y cuarto de la mañana. La empresa Nuclenor, titular de la central, ha informado que la parada se debió a un fallo detectado durante las maniobras previstas en el programa de bajada de carga para efectuar el cambio de secuencia de barras de control.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y las autoridades pertinentes fueron advertidos puntualmente de este hecho como un incidente que no ha supuesto ningún riesgo ni para las personas ni para el medio ambiente, según un comunicado de la empresa propietaria de la planta.

Nuclenor ha precisado que una señal de baja presión en la vasija del reactor produjo su aislamiento y la inserción automática de las barras de control para frenar el proceso de fisión de combustible y, por lo tanto, la parada inmediata del reactor. Según la empresa propietaria de Garoña, todos los sistemas de la central nuclear han actuado correctamente.

Los sistemas funcionaron y ahora se acometerá el mantenimiento

Un total de 228 asociaciones, sindicatos y colectivos sociales y culturales han pedido a las instituciones alavesas que respalden el cierre de la central de Garoña durante un acto celebrado hoy en el frontón de Ogueta de Vitoria. La asociación ecologista Eguzki Talde ha asegurado que los datos aportados por Nuclenor y el CSN son contradictorios, ya que por un lado la parada de la central se atribuye a una bajada de presión pero por otro, señalan que "aún se está analizando el origen de la señal". En un comunicado han criticado la "falta de transparencia" del CSN y lo han acusado de primar los beneficios económicos de Ibredrola y Endesa.

"El consejo se jacta de clasificar el nuevo fallo como de nivel 0, sin riesgo, pero queremos recordar que no existe nivel 0 de peligro cuando hablamos de energía nuclear", cita el comunicado de Eguzki Talde. También han querido enviar un mensaje al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que está asistiendo a la Cumbre de Seguridad Nuclear de Seul: "Quiere aprovechar para alardear de los pasos dados en la Iniciativa Global contra el Terrorismo Industrial, apuesta que choca de pleno con las intenciones de mantener en funcionamiento los ocho reactores que hay en España".

A su vez, la coalición Bildu de Álava ha advertido de que la parada de hoy en la central nuclear de Garoña pone en evidencia la necesidad de abordar su cierre inmediato. En un comunicado, los abertzales se refieren a este fallo para denunciar que se trata de una central nuclear “obsoleta·” y que la pretensión de prórroga como pretende el PP, “es inadmisible”.

Desde Nuclenor han reiterado que la parada no revistió riesgo alguno. Asimismo han explicado que se realizarán los cambios oportunos y se aprovechará la parada para ejecutar labores de mantenimiento previstas para estas situaciones. Una vez concluidos estos trabajos, se procederá a efectuar las correspondientes pruebas de arranque para conectar de nuevo la planta a la red eléctrica nacional, aunque todavía no se ha precisado en qué momento podría producirse.

La planta nuclear burgalesa tiene en este momento una orden ministerial para cerrar en 2013, aunque el Gobierno del PP ha manifestado su intención de conceder una prórroga para varios años más, siempre que el Consejo de Seguridad Nuclear emita un informe favorable sobre sus condiciones de seguridad. No obstante, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), se mostró en contra de la concesión de esta prórroga.

Mientras, el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza, que preside el socialista Juan Alberto Belloch, aprobó ayer con los votos del PSOE, CHA e IU y los 15 votos en contra del PP, una moción del PSOE para solicitar al Gobierno de España que no prorrogue la autorización de funcionamiento de la central nuclear de Garoña al finalizar el actual permiso, que expira en 2012. Además, en la moción se insta al Gobierno municipal a promover una campaña activa en contra de cualquier prórroga de la autorización de funcionamiento de esta central nuclear.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

365 días sin Hodei Egiluz

Los vecinos de Galdakao vuelven a Amberes para recordar al desaparecido

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana