Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Católica de Murcia recibe gratis 50.000 metros cuadrados públicos

El Ayuntamiento de Sant Joan d’Alacant cede los solares a la universidad privada

El presidente de la conferencia de rectores solicita información a la consejería

El Ayuntamiento de Sant Joan d’Alacant ha recibido a bombo y platillo el proyecto de instalación de la Universidad Católica de Murcia (Ucam). Y le está dando todas las facilidades posibles. La primera, el suelo. El municipio, gobernado por el PP, cede 50.000 metros cuadrados de suelo municipal “ampliables en el futuro” para el ambicioso campus privado. Los terrenos se ubican en la partida de Alquería y están calificados como deportivos y educativos.

Y es que, a falta de conocer algunos números concretos, las primeras cifras resultan muy atractivas para el municipio: en Murcia la universidad tiene empleadas a 1.500 personas, la misma cifra aproximadamente de parados que tiene la localidad alicantina, según fuentes de la misma. El acuerdo, de hecho, llega acompañado del compromiso de que buena parte del personal administrativo y de servicios del campus resida en Sant Joan d’Alacant.

La intención es arrancar el nuevo campus con 13 titulaciones en el curso 2013-2014. La Universidad Católica San Antonio de Alicante, como se llamará, contará con una inversión inicial de entre 30 millones y 40 millones, pero el proyecto se anuncia más ambicioso. La Ucam tiene previsto negociar con los propietarios de los terrenos colindantes con los que cede el Ayuntamiento para ampliar el campus, según se explicó ayer en la presentación de la iniciativa, a la que asistieron. El alcalde del municipio, Manuel Aracil, el presidente de la Fundación San Antonio, José Luis Mendoza, y el obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, Rafael Palmero.

Jiménez Raneda: "Duplicar la oferta no parece lo más deseable ni lo mas interesante en este momento"

El centro ofrecerá los grados de Medicina, Odontología, Turismo y Comunicaciones, Derecho, Enfermería, Fisioterapia, Psicología, Ciencias del Deporte, Dirección de Empresas y Marketing (bilingüe), Educación Infantil, Educación Primaria, Ingeniería Electromecánica Industrial e Ingeniería de Telecomunicaciones e Informática. Fuentes del mismo aseguran que han decidido acometer este proyecto tras detectar en Murcia la existencia de muchos estudiantes de Alicante.

Mucho menos entusiastas se han mostrado las universidades públicas. El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Valencianas, Juan Julià, aseguró no tener información del proyecto y reclamó a la Consejería de Educación que convoque una reunión del Consejo Interuniversitario. A falta de más datos, sin embargo, Julià consideró que en los tiempos que corren parece más adecuado racionalizar la oferta existente que apostar por la competencia.

En esta línea, el rector de la Universidad de Alicante, Ignacio Jiménez Raneda, defendió que la oferta de formación superior está cubierta en todas las universidades implantadas, públicas y privadas (UA, Universidad Miguel Hernández de Elche, Cardenal Herrera CEU y UNED). “Por tanto no hay ninguna necesidad. Duplicar la oferta no parece lo más interesante ni deseable”, agregó.

Su homólogo de la Universidad Miguel Hernández, Jesús Pastor, defendió que en estos tiempos de crisis “hay que ser extremadamente prudentes”. Pastor incidió en que no tiene “mucho sentido” poner titulaciones que ya existen y que no tienen muchos alumnos, como Dirección de Empresas. “Hay que buscar que el sistema no sea ineficiente”, agregó el rector. Pastor reiteró que es tiempo de coordinarse, como hacen las universidades públicas en los cursos de posgrado.