Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Badalona, la gran cocina de Ramon Bagó

Serhs ha acaparado desde 1994 contratos públicos por 23,5 millones en los hospitales y residencias de la ciudad, más de la mitad sin concurso

Badalona, la gran cocina de Ramon Bagó Ampliar foto

Los fogones de Ramon Bagó, el hombre fuerte de la sanidad catalana cuyas empresas de restauración han obtenido desde 2002 un total de 50,8 millones de euros de fondos públicos, empezaron a trabajar con especial intensidad en Badalona mucho antes. El Grupo Serhs ha logrado en la ciudad un total de 23,5 millones de euros en contratos de cocina para todo tipo de equipamientos sociales y sanitarios desde 1994, primer año del que este diario ha conseguido datos representativos. Menos de la mitad de los fondos públicos, el 46%, captados por las empresas de Bagó en Badalona lo han sido mediante concurso público.

Ramon Bagó.
Ramon Bagó.

Ramon Bagó es el actual vicepresidente del Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC), una entidad pública que agrupa decenas de hospitales y centros sociosanitarios de Cataluña e interviene en su gestión, y en el que durante dos décadas ha ocupado todos los cargos de poder. La Oficina Antifraude investiga la aparente incompatibilidad que supone el hecho de que Bagó influya en la gestión de centros que luego contratan a sus empresas.

La joya de la corona de Bagó en Badalona es el hospital municipal, un centro de tamaño medio —actualmente tiene 100 camas— en el que el Serhs cocina ininterrumpidamente desde 1993 sin que nunca haya tenido que concurrir a concurso público. La Sindicatura de Cuentas ya alertó en 2006 de que las sucesivas prórrogas del contrato firmado en 1993 incumplían la normativa de contratación pública. Pese a ello, no ha sido hasta la llegada del PP al gobierno local en las pasadas elecciones municipales —tras 18 años de mandatos del PSC— cuando Badalona ha sacado por primera vez el servicio de cocina de su hospital a concurso público.

El Grupo Serhs ha logrado en estos 18 años de trabajo en el hospital municipal, financiado por el Departamento de Salud, 7,8 millones de euros, según datos ofrecidos por el Ayuntamiento. El hospital de Badalona es uno de los centros cuya gestión ha sido subcontratada por el Ayuntamiento al CSC desde 1998, un servico común en los hospitales comarcales catalanes.

Tras su aterrizaje en el hospital, Serhs fue haciéndose con las cocinas de toda la ciudad relacionadas con la asistencia sanitaria y los servicios sociales. Entre 1994 y 2003, año de su demolición, la empresa de Bagó asumió la cocina del centro sociosanitario local, lo que le reportó (sin concurso) 2,1 millones de euros en 10 años, según datos municipales.

Bagó era miembro de un consejo de administración que beneficio a su empresa

En 1997, Serhs dio el salto a los dos centros del Departamento de Bienestar Social en la ciudad. La residencia de Can Ruti —que atiende a discapacitados— y la de Sant Roc —para personas mayores— sacaron ese año sendos concursos que se adjudicó el Grupo Serhs. El servicio volvió a licitarse en 2001 con idéntico resultado. Las empresas de Bagó gestionaron ambas cocinas hasta 2005, cuando en un nuevo concurso fueron desbancadas por Clece y Sodexho. En nueve años, Serhs logró contratos por 2,9 millones de euros en los dos centros.

Otro salto cualitativo de Serhs en Badalona fue el Instituto Municipal de Servicios Personales, cuya cocina surtía a tres residencias sociales. Desde 2000 y hasta 2006, año en que Serhs dejó de prestar el servicio alegando falta de rentabilidad, la compañía ingresó, también sin concurso, un total de 1,9 millones de euros.

Serhs, sin embargó, suplió el hueco rápido y ese mismo año empezó a servir al recién creado dispositivo de atención domiciliaria a dependientes (SIAD), lo que le ha reportado hasta la fecha otro millón de euros. Este importe tampoco ha sido sacado a concurso público.

Pero el mayor bocado de la restauración en Badalona, un negocio de casi un millón de euros al año, es el centro sociosanitario El Carme, un gigante con más de 200 plazas que se puso en marcha en 2003 para sustituir a la vieja residencia anterior.

La gestación y ejecución del centro ilustra los riesgos del conflicto de intereses en el que incurre Bagó en su doble faceta de gestor sanitario y proveedor de servicios a hospitales y residencias. Cuando Badalona decidió arrancar el proyecto, se asoció con el CSC para sacarlo adelante. En mayo de 2000, ambas partes crearon una sociedad en la que posteriormente el consorcio fue perdiendo peso a través de sucesivas ampliaciones de capital hasta que, cuatro años más tarde, el Ayuntamiento acabó comprando al CSC su parte.

El alto cargo de CSC salió de la reunión cuando se iba a votar a favor de Serhs

La presencia del CSC en la sociedad que desarrolló el proyecto, sin embargo, permitió a Bagó estar presente en su Consejo de Administración. Cuando llegó la hora de sacar a concurso el servicio de cocina —algo legalmente obligado, por el tamaño de un proyecto que superaba los 10 millones de euros de presupuesto—, la sociedad Centro Sociosanitario El Carme recurrió a la mesa de contratación del CSC, otro servicio que ofrece a sus asociados. Así, el CSC se encargó de redactar las bases, evaluar ofertas y presentarlas al Consejo de Administración.

El consejo estaba presidido por la alcaldesa de Badalona, la socialista Maite Arqué, tres respresantantes municipales y dos del CSC, entre ellos el propio Bagó. El secretario, Francesc José María, también lo era del CSC. Según las actas a las que ha tenido acceso EL PAÍS, el gerente del hospital municipal (también del CSC) presentó las ofertas de Serhs y de una segunda empresa. Explicó que, aunque eran muy parecidas técnicamente, la de Serhs era “ligeramente más económica”. La votación del consejo, de la que Bagó se ausentó para evitar tener que votar a su propia empresa, fue rápida. El resultado fue un gigantesco contrato de 14 años de duración, vigente hasta 2017, que por el momento ha reportado a Serhs 7,8 millones de negocio.

El CSC y el propio Bagó han instido en los últimos días en la legalidad de todas las adjudicaciones recibidas por Serhs de los hospitales y centros sociales catalanes. El Ayuntamiento de Badalona, cuyo alcalde es el popular Xavier García Albiol, ha declinado pronunciarse sobre estos hechos.