Separadas con éxito dos siamesas unidas por el abdomen y tenían un solo hígado

Las hermanas, de seis meses, han sido operadas en el hospital de Vall d’Hebron de Barcelona

Las siamesas Núria (d) y Marta (i) son sostenidas por su madre y abuela. / Foto: TONI GARRIGA (EFE)

Tras seis meses de vida forzosamente en común, Núria y Marta, que nacieron unidas por el abdomen, ya han dejado de compartir un solo hígado. “Es un milagro, parecía imposible, pero las niñas están perfectamente”, celebró ayer la madre de las pequeñas, Meritxell Feliu, en la presentación a los medios de la intervención que salvó la vida de las pequeñas: una operación compleja que duró más de siete horas. “Ya son niñas con vidas individuales y no deberían tener ninguna complicación en el futuro”, señaló José Luis Peiró, codirector del programa de cirugía fetal del hospital de Vall d’Hebron de Barcelona, que dirigió la intervención quirúrgica.

Es la primera intervención de este tipo en Cataluña; en el resto de España solo ha habido otros tres casos con éxito: dos en Madrid y otro en Sevilla. La intervención, realizada en el hospital de Vall d’Hebron, requirió la participación de una treintena de profesionales, entre cirujanos pediátricos y plásticos, anestesistas, obstetras, neonatólogos y radiólogos, además de enfermeras y personal auxiliar.

Núria y Marta nacieron el pasado agosto a las 32 semanas de gestación por cesárea programada: estaban unidas por el abdomen, malformación que se detectó por ecografía a las 12 semanas de gestación. El hospital no pudo garantizar el éxito de la intervención, pero los padres optaron por proseguir con el embarazo.

Las siamesas pasaron seis meses de vida cara a cara y pudieron alimentarse con normalidad hasta que alcanzaron los 12 kilos de peso. Fue el momento en que el equipo de Vall d’Hebron decidió intervenirlas quirúrgicamente para evitar complicaciones futuras. “Es una intervención muy delicada, que duró más de siete horas”, destacó Peiró. “Ha sido un éxito”, se congratuló frente a las niñas, que estaban presentes en la rueda de prensa.

Las hermanas tenían un solo ombligo e intestinos independientes, pero interconectados. “Núria y Marta hacen ahora vida normal”, insistió Peiró. Las pequeñas, de siete meses, solo visitan el hospital para realizar una serie de revisiones periódicas.

El nacimiento de siameses ocurre en uno de cada 200.000 casos e implica serios riesgos. El porcentaje de supervivencia oscila entre el 5% y el 25% en el momento del nacimiento, y es del 50% una vez realizada la separación.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Sección de Sociedad del diario EL PAÍS

IMPRESCINDIBLES

El último resistente

Dani Sierra se niega a que lo cambien de habitación para evitar el cierre la planta 10 de Bellvitge

Un recorte de 6.000 trabajadores

En cuatro años se han perdido 2.300 empleos en las escuelas e institutos públicos, otros 1.400 en las universidades y casi 2.500 en los hospitales

El ‘no’ al burka, un brindis al sol

Camilo S. Baquero Barcelona

Los 17 municipios que prohibieron el uso del velo integral no han impuesto ni una sola multa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana