LUC BAS | DIRECTOR DE PROGRAMAS EUROPEOS DEL CLIMATE GROUP

"Las políticas sostenibles crean empleo, son la solución a la crisis"

Bas apuesta por convencer a empresarios y gobiernos de que la sostenibilidad es una oportunidad

Luc Bas, el pasado jueves en el Palacio de Congresos Europa de Vitoria. / L. RICO

Luc Bas es una de las voces cantantes del Climate Group, un lobby que agrupa a gobiernos y empresas para avanzar hacia una revolución verde. Bas ha participado esta semana en la reunión del grupo de presión en Vitoria —Euskadi preside la alianza regional a nivel europeo—, un encuentro preparatorio de la cumbre de desarrollo sostenible de la ONU que se celebrará en Río de Janeiro en junio. Bas apuesta por la revolución industrial limpia como forma de crear riqueza y muestra sus dudas sobre la viabilidad de extraer gas no convencional en Álava con el método del fracking.

Pregunta. El discurso principal de la sociedad es favorable a la sostenibilidad y al cuidado del medio ambiente. ¿Cree que esa visión ha calado también en esferas empresariales y gubernamentales?

Respuesta. Sí, creo que se ha llegado a ese nivel. De eso trata el Climate Group. Queremos que las empresas estén involucradas en esta lucha porque es algo beneficioso para la competitividad. Uno de los primeros informes que realizamos hace unos años fue el estudio de cómo bajar el carbono y obtener beneficios. Nuestro trabajo consiste en convencer a quienes de tienen influencia, quienes pueden cambiar el mundo, de las oportunidades de avanzar hacia una economía verde y sostenible.

P. ¿Cuál es su principal vía para alcanzar esos objetivos?

Perfil

La carrera de Luc Bas (Bensberg, Alemania, 1968) gira en torno a la sostenibilidad. Ingeniero industrial con estudios en ciencias medioambientales y relaciones internacionales, Bas ha trabajado como asesor para diferentes gobiernos europeos en esta materia, ha colaborado en diversas comisiones de las Naciones Unidas y de la OCDE. También ha formado parte de los trabajos para elaborar las políticas energéticas de la Unión Europea.

R. Queremos que la situación de transición pase rápido, queremos que haya una auténtica revolución limpia, con el objetivo final de evitar el cambio climático y de promover la sostenibilidad, pero también lo vemos como una oportunidad de negocio. En este sentido, el País Vasco tiene uno de los gobiernos líderes y lo mismo ocurre con sus empresas.

P. ¿Está desarrollándose ese cambio lo suficientemente rápido?

R. Nunca se hace lo suficientemente rápido. Tenemos estrategias a largo plazo, esto es lo que las empresas quieren, quieren saber qué va a ocurrir a futuro. Pero eso es un riesgo. Necesitamos tener políticas a corto plazo, que nos lleven a una transformación real de limitar el consumo de carbono.

P. ¿La crisis es una oportunidad o un obstáculo para esa revolución?

R. Hay muchos interrogantes sobre cómo financiar estas inversiones en tiempo de crisis. Pero el mayor error sería recortar estas inversiones para energías renovables, eficacia energética,transporte sostenible... Son creadoras de empleo y, en definitiva, una solución para el problema. Los presupuestos europeo, nacional, regional tienen que estar de acuerdo en este sentido.

P. Entonces, ¿no existe ningún riesgo de volver atrás?

R. No tenemos muchas opciones. La competitividad debido a los salarios es muy difícil de mantener. No podemos competir en cuanto a volumen con otras zonas del mundo, pero sí en cuanto a calidad. Hablamos de eficacia de proyectos que necesitan servicios a posteriori.

P. Dice que el País Vasco es líder en dar este paso.

R. Sí, Están pasando muchas cosas en el País Vasco. Esta región está encabezando, junto a Gales, Escocia, algunos estados alemanes, el norte de Westfalia la revolución en Europa. Cataluña también está muy avanzado, como Bretaña, Grenoble o Austria. Este último país es muy innovador, su objetivo es lograr que el 100% de consumo en energías renovables en 2020.

P. Una de las cosas que están pasando es el estudio de la posibilidad de extraer gas no convencional por el método del fracking, que está recibiendo críticas de expertos y organizaciones ecologistas. ¿Qué opina?

R. Creo que tenemos que dejar claro que los costes medioambientales que causará el fracking tienen que ser tenidos en cuenta. Solo si después de tenerlos en cuenta el proyecto sigue siendo competitivo sería positivo. Si se excluye parte de los costes, no habrá competitividad. Pero esa es la condición previa. Si se tienen en cuenta todos los costes en cuanto a protección etc., entonces ¿quiénes somos nosotros para decir que no?

P. ¿Cree que eso ocurrirá?

R. No creo que podamos cumplir con muchas de las condiciones previas que deberíamos incluir, así que será algo difícil de lograr. Tenemos que tener en cuenta formas inteligentes de trabajar porque en este ámbito toda la actividad se tiene que hacer de una forma controlada, cuidadosa y sostenible.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

¿Compartimos gastos en el coche?

Diversos ayuntamientos apoyan el consumo colaborativo

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana