El veto de Arenas a Canal Sur deja en el aire el debate entre candidatos

El popular asegura que no irá porque la cadena pública no es "neutral"

Griñán y Valderas acudirán al tradicional programa electoral en la televisión andaluza

El debate entre los candidatos a la presidencia de la Junta en Canal Sur es un clásico de las campañas electorales andaluzas. Pero, en esta ocasión, todo está en el aire porque el aspirante del PP, Javier Arenas, mantiene su negativa a acudir este lunes a las 21.30 a la televisión pública autonómica, un sitio que el PP considera "la segunda sede del PSOE".

Arenas lleva cuatro años de campaña electoral, se ha recorrido Andalucía palmo a palmo, es sevillano, pero se ha hecho malagueño, gaditano, onubense, almeriense, cordobés, jiennense y granadino. Si es presidente, será también bruselense, porque ha decidido que la novena provincia sea la capital comunitaria.

El cambio político, según todas las encuestas, está cantando y él solo espera el recuento de votos el próximo 25 de marzo. Después de cuatro agotadores años trenzando apoyos en Andalucía, haciendo un marcaje implacable a los socialistas y apuntalando el liderazgo de Mariano Rajoy, Arenas ha decidido cuál va a ser su papel en estos 15 días: flotar boca arriba, hacerse el muerto en la piscina electoral. El líder del PP no quiere ningún riesgo. No lo necesita en lo más mínimo, mientras que a su rival, José Antonio Griñán, sí le interesa el contraste, más todavía cuando el Gobierno central ha puesto en marcha medidas muy impopulares como la reforma laboral y las más duras, como las que se verán en los Presupuestos Generales del Estado, están por llegar pero después de del 25 de marzo. El PSOE sí necesita arriesgar para intentar movilizar a su enfadado electorado, pese a los ERE, los 30 años de gobierno y el paro del 31%.

En Canal Sur está todo preparado: 100 profesionales movilizados; un plató de televisión con decorado blanco y cuatro atriles para los aspirantes y la moderadora, la periodista Mabel Mata. Serán dos horas de debate —de 9.30 a 11.30, con dos pausas de 10 minutos— y tres bloques de temas: economía y empleo, política social y otro más institucional sobre modelo autonómico. Se emitirá en directo, al contrario que en otras ocasiones que se ha grabado una hora antes de su salida al aire. Seis cámaras fijas recogerán lo que digan los candidatos.

Arenas se ve ganador y no quiere arriesgar"

José Antonio Griñán

Es decir, todo esta listo menos Arenas quien afirmó este domingo que está dispuesto a debatir en cualquier sitio "excepto en medios condenados por su falta de neutralidad". Aludía el popular a una resolución de la Junta Electoral Central en la que ratifica un acuerdo de la Junta Electoral de Andalucía en el que señala que la cadena pública andaluza "no satisfizo el especial deber de neutralidad informativa" al dar cuenta de una manifestación no autorizada frente a la sede regional del PP.

Canal Sur ha cometido otros errores como el de incluir una imagen de Rajoy en una noticia sobre un pederasta y otra de la portavoz del PP andaluz, Rosario Soto, en el caso Malaya. Pero estos fallos también han afectado al contrario: la consejera de la Presidencia, la socialista Mar Moreno, apareció en un informativo con la voz de Soto. "Lo que no se puede hacer es que cuando juegas la final de una competición la quieres jugar en tu casa y además quieres poner el árbitro", argumentó el popular. E insistió: "A mí no me manda ninguna cadena de televisión ni pública ni privada". Hace cuatro años Arenas también se resistió por los mismos motivos y acabó yendo aunque tenía "2.000 razones" para no acudir. Pese a los reparos del popular al debate a tres —el cara a cara con Griñán está prácticamente descartado—, sí tiene previsto acudir a una entrevista en la cadena pública.

No obstante, no se trata de que nadie le mande. Se trata de cumplir con el Estatuto de Autonomía, que el PP apoyó, en el que se defiende "la obligación de los medios de comunicación de titularidad pública de organiza debates electorales entre las formaciones políticas con representación parlamentaria".

Los socialistas arremetieron contra el veto del popular a Canal Sur. Griñán, lo hizo con florete en la mano —“se ve ganador y no quiere arriesgar”—, mientras su portavoz parlamentario, Mario Jiménez, utilizó el espadón: “Arenas es un cobarde que no tiene lo que hay que tener para enfrentarse a unas elecciones”. El candidato socialista no hizo nada especial con vistas al debate, aunque se llevó documentación a su casa. Por el contrario, Diego Valderas (IU) lo preparó con una media docena de personas.

Canal Sur mantiene todo el dispositivo para acoger a Griñán, Arenas y Valderas. Si no va el popular, se celebrará uno entre el socialista y el izquierdista. A la misma hora del debate, los populares han programado un acto de Arenas en Antequera (Málaga). El PSOE no se fía de que al final dé plantón. Tampoco IU. No pierden de vista que Arenas se está haciendo el muerto.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El Laboral Kutxa se complica la Copa

La consecuencia fue que a seis minutos de la conclusión el UCAM vencía por 15 puntos (84-69) y acabó perdiendo 93-88

El alcalde de Puerto Serrano logra liquidez tras 11 días de encierro

EP

Valderas realizará propuestas para "diseñar un plan de viabilidad económica"

“Creemos que la piratería hace evolucionar a la tecnología”

Isohunt, responsable de resucitar Piratebay, justifica las descargas ilegales por los precios de la industria cultural

La compañía y el teatro de Távora se enfrentan a la quiebra

El director de La Cuadra apela a la Junta para salvar su legado escénico de 42 años

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana