Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Aguirre destina 120.000 euros a "estimular nubes" para fabricar nieve

Resucita un proyecto para incrementar la precipitación en la cuenca del Lozoya

El Gobierno de Esperanza Aguirre acaba de adjudicar un contrato de 118.500 euros (excluido el IVA) en el marco de un proyecto que pretende aumentar las precipitaciones de nieve mediante tecnologías de “estimulación controlada de las nubes”. El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicó el 27 de febrero el anuncio: la empresa alemana Radiometer Physics prestará sus servicios de “suministro, instalación y puesta en servicio de un equipo radiómetro”, uno de los instrumentos necesarios para llevar a cabo la investigación.

Aguirre resucita así un proyecto que data de 2006, cuando el Gobierno regional viajó a Israel, país pionero en estas técnicas, para interesarse por sus experimentos para provocar precipitaciones —principalmente de nieve— bombardeando nubes desde el suelo con yoduro de plata. Hace dos años el Ejecutivo madrileño aseguraba estar ultimando el proyecto, después de haber estudiado qué posibilidades de éxito tendría. Sin embargo, nada había vuelto a saberse sobre la intención de Aguirre de fabricar nieve. Hasta ahora.

La presidenta regional

volvió con la idea tras

un viaje a Israel en 2006

Pese a que el anuncio en el boletín oficial apareció hace apenas 10 días, la adjudicación, sin licitación previa, es del 21 de noviembre pasado. El experimento se llevará a cabo en la cuenca del río Lozoya, tal y como anunció el Gobierno de Aguirre en 2010. La elección se debe a que cuenta con cinco embalses, que suman casi las dos terceras partes de la capacidad total de acopio de agua en la región. Una portavoz del Canal de Isabel II, de quien depende la adjudicación, asegura que aún se está estudiando la viabilidad del proyecto y “que sea sostenible con el medio ambiente”. El equipo radiómetro, añade que únicamente sirve para estudiar cómo se comportan las nubes, paso previo a poner en marcha la operación. Y subraya que el uso de yoduro de plata aún no está decidido y que hay otras posibilidades sobre la mesa.

“Sería mucho más útil emplear ese dinero público en campañas de ahorro y de concienciación ciudadana, que son las cosas que realmente ahorran recursos hídricos”, asegura Santiago Marín Barajas, de Ecologistas en Acción. “La eficacia de estos sistemas es mucho más que dudosa”, añade. “Cualquier día van a contratar zahoríes”. La organización ha pedido información sobre la repercusión ambiental del proyecto. China empleó sistemas de este tipo para provocar la lluvia durante los Juegos Olímpicos de Pekín, entre otras cosas para limpiar la excesiva contaminación de la urbe.

Más información