Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz prevé aplicar la tasa por receta a partir de junio

El retraso supondrá que Salud deje de ingresar unos ocho millones de euros, calcula el consejero

Boi ruiz, consejero de Salud de la Generalitat.
Boi ruiz, consejero de Salud de la Generalitat.

La Generalitat empezará a cobrar un euro por receta en junio; dentro de tres meses, pero un cuatrimestre más tarde de lo previsto inicialmente. El retraso supondrá una pérdida de unos ocho millones de euros para el Gobierno catalán, lamentó ayer el titular del Departamento de Salud, Boi Ruiz, tras comparecer en el Parlament. “Es un perjuicio para los ingresos de la Generalitat”, asumió el consejero. Salud, que el año pasado ya se excedió del presupuesto en 582 millones, preveía ingresar 81 millones de euros gracias a la medida.

“Es una lástima que haya partidos políticos que no entiendan estas necesidades”, añadió el consejero sobre la demora en aplicar el copago sanitario. Esta se debe a la reclamación de ICV, que solicitó un dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias sobre la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat, que aborda el copago.

El copago se aplicará hasta un máximo de 62 recetas anuales

Esta tasa, que CiU pretendía aplicar de forma universal, incluye una serie de exenciones que el PP impuso a la Generalitat a cambio del voto favorable en los presupuestos: solo afecta a los medicamentos que cuesten más de 1,67 euros y no deberán pagarla los perceptores de una pensión no contributiva o de la renta mínima de inserción. Para el resto de los ciudadanos, se aplicará a hasta un máximo de 62 recetas al año.

La captación de menos ingresos mermará unos presupuestos ya cuestionados por los sindicatos: Salud todavía no ha ingresado unos 400 millones, lo que deja el ajuste de este año en el 4,7%, unos 1.200 millones menos que cuando CiU llegó al Gobierno en 2010.