Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Directores y padres piden cambiar el bono por la reutilización de libros de texto

La consejería aún adeuda el 40% de los 31,6 millones de las ayudas al bono-libro

Con el nuevo sistema, los libros se utilizarían 4 años y las familias pagarían el 15% del gasto

El sistema de ayudas al libro de texto implantado en forma de bono-libro en el curso 2007-2008 tal y como ha funcionado hasta ahora tiene las horas contadas, ante los problemas de tesorería que arrastra la Generalitat para hacer frente al pago de los 31,6 millones que ha costado este curso. Frente al anuncio de la Consejería de Educación de acabar con la “universalidad” de las ayudas (los 150 euros que han recibido por igual los más de 300.000 alumnos beneficiarios de esta ayuda) y de modificar los criterios de renta, los directores y padres han propuesto cambiar el sistema de bono por el de reutilización de los libros.

En la última reunión de la mesa de padres, donde estuvieron la consejera María José Catalá y su secretario autonómico, Rafael Carbonell, la Federación de asociaciones de padres de alumnos de Castellón, FAPA-Penyagolosa presentó un documento base de trabajo, en el que se propone implantar la reutilización de libros de texto en Primaria y Secundaria el próximo curso 2012-2013.

A esta propuesta, que fue bien vista de entrada por la confederación de padres de la escuela pública Gonzalo Anaya y la confederación padres de escuelas católicas Concapa, se suma la petición de ayer de la Asociación de Directores de Primaria (Avdip).

FAPA-Penyagolosa presentó

un documento de trabajo que

propone implantarlo el

próximo curso 2012-2013

Avdip aseguró ayer en un comunicado que “frente a los recortes anunciados por la Consejería de Educación, en materia de ayudas a las familias y la eliminación del bono-libro universal, debido a la crisis económica, propone reducir la compra de libros, reutilizarlos y elaborar materiales compartidos”. Los libreros confirman que aún se les debe el 40% del bono de este curso.

La consejería ha recibido la propuesta, la está estudiando y “la ve con buenos ojos”. Educación adelantó en la reunión con los padres que sólo mantendrá la ayuda del 100% a colectivos muy específicos. En concreto, habló de “las víctimas del terrorismo (problema que no afecta a esta comunidad), víctimas de violencia de género, huérfanos, niños en acogida, centros de atención educativa y Educación Especial y a los premios extraordinarios”. Es decir, en conjunto no llegaría ni al 1% de la matrícula. Para el resto, las ayudas serán del 70% y del 40% en función de la renta.

Dudas sobre la eficacia

El bono empezó a funcionar el curso 2007-2008 en la Comunidad Valenciana y se ha extendido paulatinamente cada año un curso. Este sistema se aplica en Madrid, Castilla-León, Extremadura, Murcia y Baleares. Mientras que en Galicia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Canaria, Cataluña, Aragón y la Rioja, utilizan un sistema mixto: bono y reutilización. En Cantabria y Asturias tienen un sistema de tarjeta para canjear en librerías. En Galicia, un informe de los editores gallegos sobre los cuatro años de funcionamiento cuestiona la eficacia de la reutilización como herramienta de trabajo y sostiene que el mantenimiento de los libros supone un “grave problema” para los padres y docentes, que han incrementado el uso de fotocopias,

Los editores valencianos advierten de que el sector más afectado será el de las librerías. “El 75% de sus ingresos provienen de los libros de texto y materiales escolares”, señala Manel Romero, de la Associació d’Editors del País Valencià. Glòria Mañas, del Gremi de Llibrers, pide a la Administración que “escuche al sector” y se estudie lo que se hace en otras comunidades, como por ejemplo el sistema de “tarjeta”, que es una ayuda directa a las familias. Educación, de momento, no tiene prevista ninguna reunión con ellos.

La letra de la propuesta

Beneficiarios. Alumnado de Primaria y Secundaria de los centros educativos públicos y concertados, menos los de necesidades educativas especiales. Si un padre o tutor no quiere participar, tendrá que comunicarlo al formalizar la inscripción. Los libros de texto y materiales curriculares tendrán un periodo de utilización de cuatro cursos. Comenzará en 5º y 6º de Primaria y 4º de la ESO el próximo curso 2012-2013. Se extenderá a 3º y 4º de Primaria y 1º de ESO en el siguiente curso y en 2014-2015 se aplicará a 2º y 3º de ESO.

Financiación. Las familias pagarán el 15% del coste estipulado por la Administración para cada curso y cada nivel educativo. Esta aportación irá destinada a la reposición extraordinaria de los libros. Los Ayuntamientos podrán colaborar con las familias.

Calendario. Los libros de texto y materiales curriculares tendrán un periodo de utilización de cuatro cursos. Comenzará en 5º y 6º de Primaria y 4º de la ESO el próximo curso 2012-2013. Se extenderá a 3º y 4º de Primaria y 1º de ESO en el siguiente curso y en 2014-2015 se aplicará a 2º y 3º de ESO.