Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Córdoba desecha el Palacio del Sur tras 10 millones de euros gastados

El Ayuntamiento anuncia que remodelará un ruinoso centro de Cajasur

Rem Koolhaas, en la presentación del proyecto del Palacio del Sur de Córdoba, en 2008.
Rem Koolhaas, en la presentación del proyecto del Palacio del Sur de Córdoba, en 2008.

 

Después de una década y alrededor de 10 millones de euros gastados, el proyecto del Palacio del Sur de Córdoba ha sido enterrado por el PP. El alcalde José Antonio Nieto nunca se comprometió firmemente a realizar la que se había convertido en eterna promesa de los gobiernos municipales que le antecedieron, de IU y PSOE. Y a pesar de que estos le dejaron las cuentas listas para empezar las obras, estaba claro que al nuevo regidor no le convencía un proyecto de 79 millones de euros y que ya barajaba otras salidas.

La solución se ha presentado hoy sábado. El diseño del prestigioso arquitecto holandés Rem Koolhaas se olvida. Se opta, en cambio, por reutilizar un enorme pabellón construido por Cajasur que está prácticamente abandonado tras sufrir importantes problemas estructurales. Ese será el nuevo Centro de Convenciones y Congresos que se espera que esté terminado en 2015, una vez transformado. El acuerdo económico al que tienen que llegar el Consistorio y BBK –propietaria de Cajasur- para este cambio de uso está todavía por ver.

La defunción del Palacio del Sur se veía venir. Estaba claro que su futuro dependía de quién se sentase en la Moncloa. El alcalde Nieto siempre reclamó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero una mayor aportación económica que los nueve millones de euros convenidos con el Ministerio de Industria. Lo mismo opinaba de los 18 millones prometidos por la Junta de Andalucía. Con Mariano Rajoy ya como presidente y con Javier Arenas a 15 días de presentarse a las elecciones andaluzas, el alcalde de Córdoba confía en renegociar de nuevo estas aportaciones.

José Antonio Nieto siempre ha dicho que reclamaba para Córdoba el mismo modelo de financiación que se usó para el palacio de congresos de León. Un 40% por cuenta del gobierno regional, otro tanto del central y un 20% del gasto a sufragar el Ayuntamiento. El 20% del proyecto de Koolhaas hubiese supuesto algo más de 15 millones de euros para el Consistorio. Y con el nuevo proyecto, ese tope se mantiene. Nieto recalcó que no está dispuesto a gastar más de 15 millones de las arcas municipales.

Fue una de las escasas cifras que ayer se consiguieron arrancar. El nuevo Centro de Convenciones y Congresos se presentó en un estado muy embrionario. Apenas cuatro infografías y ningún cálculo en firme sobre el coste del proyecto. Solo la promesa de que será mucho menos de los 79 millones de euros del Palacio del Sur. “Tal vez la mitad”, señalan fuentes del gobierno local.

El centro de congresos y auditorio diseñado por Rem Koolhaas, premio Pritzker de arquitectura, fue el proyecto estrella de los gobiernos municipales de Rosa Aguilar y formó parte de su arsenal electoral. Pero la tardanza en hacer avanzar el proyecto, la carestía del mismo, los problemas de financiación y, finalmente, la crisis han terminado por tumbar los planes de construir un edificio singular que atrajese al turismo cultural y de congresos. Un gran inmueble de acero y cristal que hubiese gozado de unas vistas privilegiadas a la Mezquita y al Guadalquivir. El cambio de proyecto y la retirada de la constructora Ferrovial hicieron que los costes se encarecieran.

La idea original provino del mundo empresarial, que reclamaba un centro de congresos y un recinto ferial. El coste de ambos, dijo ayer el alcalde, hubiese sido de 112 millones de euros, “Algo imposible de movilizar en época de crisis”, dijo. Por eso y atendiendo a la demanda de los empresarios, el Consistorio ha buscado como solución “un equipamiento flexible, adaptado a las necesidades de una ciudad que tiene todo para ser clave en el turismo de congresos”. Unas instalaciones que, esperan, sean capaces de acoger grandes congresos y también ferias comerciales.

El Palacio del Sur llevaba dos lustros enquistado en los despachos y ya había supuesto 10 millones de euros en lo que hoy sigue siendo un erial lleno de jaramagos. Pero el historial del antiguo pabellón de Cajasur no es ni mucho menos mejor. Inaugurado en 2004 con el nombre del cura que presidió la entidad durante años, Miguel Castillejo, el inmueble costó a la caja de ahorros al menos 33,4 millones de euros y su tasación a día de hoy es menor al millón de euros.

La remodelación del antiguo pabellón de Cajasur en el nuevo Centro de Convenciones y Congresos supondrá reforzar la estructura, eliminando plazas de aparcamiento subterráneo, que se quedarán en 1.000. Se actuará en el bajo cubierta, que permitirá disponer de más de 8.600 metros cuadrados, para congresos de más de 10.000 personas y grandes ferias comerciales.