Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de choque contra el fracaso escolar se aplicará en septiembre

Catalá se reunió ayer con los directores de los 20 centros del plan piloto

El esperado plan de choque contra el fracaso escolar se aplicará, a partir de septiembre, durante el curso 2012-2013. La consejera de Educación, Formación y Empleo, María José Catalá, trabaja en un “plan de pilotaje” en 20 centros públicos y concertados —ocho de Alicante, siete de Valencia y cinco de Castellón— que “representan toda la variedad que en materia educativa tenemos”, explicó Catalá antes de reunirse con los equipos directivos que pondrán en marcha el pilotaje.

El plan entra pues en su “recta final”. Y Catalá quiere contrastarlo con los directores antes de presentar un “documento cerrado”, a mediados de marzo. Una vez cerrado el documento, con las aportaciones de los equipos directivos que empezarán a trabajar ya con las familias para aplicar el plan piloto, la consejería emitirá una serie de órdenes que articulen el plan de choque a implantar en los 2.500 centros educativos valencianos en septiembre.

Sin entrar en detalles, Catalá adelantó este viernes varios de los ejes sobre los que pivotarán tanto el plan piloto, como el plan de choque a todos los centros.

La “autonomía” de los equipos directivos y de los centros, se potenciará al máximo. Cada equipo, en función del tipo de alumnado (por procedencia, estructura familiar o económica y rendimiento) se pondrá sus propios retos, mediante un “contrato-programa” que firmará con la consejería, y que será posteriormente evaluado. También se permitirán nuevas fórmulas de organización y de metodología pedagógica en los centros. Estas propuestas se traducirán, en los próximos meses, en nuevas regulaciones, pero no en más inversión.

La consejera, siguiendo la tesis del Gobierno popular en Madrid, negó que una mayor inversión redunde en mejores resultados académicos. Y se remitió a los datos de fracaso escolar que la consejería maneja, basados en que “el fracaso escolar está solo dos puntos por encima de la media nacional”. Aunque las estadísticas de 2009 cifran el abandono educativo temprano a los 18 años en un 36,9%, mientras que en España la media es del 25,9%.

Resistencia de los claustros

El diseño y la implantación, por primera vez, de un plan de choque contra el fracaso escolar en la Comunidad Valenciana tropieza, en este momento, con la resistencia de algunos claustros de profesores que se oponen a colaborar con la Consejería de Educación, después desayunarse el 5 de enero con un tijeretazo del 50% al complemento que se paga por los sexenios de formación adquiridos. Así ha ocurrido, precisamente, en varios de los centros educativos escogidos por la propia Consejería de Educación para implantar el plan de pilotaje contra el fracaso escolar, inicialmente en 20 centros, que se hará extensible a todos el próximo curso, según han confirmado a este periódico fuentes de la propia Administración educativa.

Los profesores más comprometidos y formados, con el máximo de cinco sexenios, que cobraban un plus anual de 6.576 euros, con el decreto de recortes de la Generalitat, cobrarán solo 3.288 euros.

Si a esto se añaden el 5% de rebaja salarial lineal, que aprobó el último Gobierno socialista, y la reforma laboral en ciernes que abarata hasta el despido en el sector público, los docentes están “absolutamente desmotivados”.

Los directores están trabajando bajo mínimos en cuanto a la cobertura de las bajas. “A partir de dos bajas en el mismo centro, sólo se cubre una, porque la consejería piensa que hay personal suficiente en los centros para continuar la actividad docente”. “Los profesores interpretan todo esto como un ataque a la dignidad profesional, no sólo nos han tocado el bolsillo, sino la dignidad”, confirman desde la asociación de directores de Primaria.

Más información