La estafa de la falsa viuda kuwaití

Cuatro personas arrestadas, uno de ellos exguardia civil, por intentar apropiarse de dos villas en Benalmádena

Los agentes han intervenido varios uniformes de la Guardia Civil.

Y la falsa viuda kuwaití entró en acción. Una mujer con vestimenta árabe y pañuelo se presentó en una notaría de Fuengirola (Málaga) para dar a su abogado todos los permisos que le permitieran vender dos villas que poseía en Benalmádena. Antes, había visitado el Registro de la Propiedad, donde solicitó las notas simples de las viviendas, ubicadas en la urbanización Torremuelle. Su representación no debió de encajar. La Policía Nacional comenzó a seguirle los pasos y han terminado averiguando que era una pieza más del engranaje de una supuesta estafa.

Los agentes de la comisaría de Fuengirola han detenido a cuatro personas, entre ellas un exguardia civil y un abogado, por esta tentativa de estafa. Al parecer, ya habían intentado una operación similar en Córdoba sin éxito. Además les atribuyen otros delitos de mayor gravedad, como tenencia ilícita de armas o robo con fuerza.

Los dueños de los chalés de Benalmádena, una familia kuwaití, desconocían los planes de la banda. “La legítima propietaria es una mujer que había enviudado", aseguran fuentes policiales.

La mujer que protagonizó la puesta en escena del supuesto timo aún no ha sido identificada

Las casas estaban cerradas desde hacía tiempo, quizás por ello tampoco se habían dado cuenta de que les habían robado varios muebles y electrodomésticos, además de dos vehículos de alta gama que tenían aparcados en el garaje. Los investigadores atribuyen el robo a los arrestados. “Los coches se han recuperado, pero ya habían sido vendidos y estaban en manos de terceros”, explican.

Los detenidos son cuatro hombres de entre 32 y 54 años. Se trata de tres españoles, entre los que está el abogado y el exguardia civil, y un francés de origen argelino. La mujer todavía no ha sido identificada.

El papel de la falsa viuda en la puesta en escena del supuesto timo fue clave. Según la Policía Nacional, una mujer con unas características muy similares acudió con el mismo abogado a una notaría de Córdoba con intención de hacer una operación idéntica. “Detectaron que la documentación que llevaba era falsa y ella intentó excusarse aportando una copia de una denuncia por extravío que también había sido manipulada”, relatan.

Además de dos revólveres y una pistola, los agentes les han intervenido un completo vestuario que supuestamente empleaban para delinquir. Entre esas prendas hay varios uniformes de la Guardia Civil, un chaleco reflectante y una placa falsa del Cuerpo Nacional de Policía y un carné falsificado del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Redactora de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana