Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos alertan de que los colapsos en urgencias se alargará semanas

La epidemia de gripe alcanza esta semana el punto álgido desde que llegó a Cataluña

La epidemia de gripe y el colapso que esta ha provocado en las urgencias de unos hospitales mermados por los recortes se alargará algunas semanas, han advertido los principales sindicatos sanitario. Estos han reclamado al Departamento de Salud que reabra los cientos de camas que se mantienen vacías por los ajustes presupuestarios al tiempo que cientos de enfermos permanecen en camillas y sillas de rueda en los distintos hospitales catalanes ante la falta de camas.

"La situación es de grave colapso", insiste el sindicato de enfermería Satse. Este detalla que las urgencias del Hospital de Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat, donde algunos esta semana ha habido pacientes enfermos que se han amontonado en los pasillos con esperas de más de 14 horas antes de poder acceder a una cama.

Tras el cierre de plantas inutilizadas en verano, el centro ha reabierto camas, que estos días se han demostrado insuficientes. El sindicato Metges de Catalunya, mayoritario entre el personal médico, ha informado de que las urgencias de otros grandes hospitales catalanes sufren también una situación de colapso derivada de la gripe. Los problemas se han generalizado en la mayoría de centros catalanes: el Hospital Clínic, el Vall d'Hebron de Barcelona, el Joan XXIII de Tarragona, el Arnau de Vilanova de Lleida, el Hospital de Viladecans y el Trueta de Girona, señala el sindicato.

Satse ha criticado que el colapso es "insostenible" y tiene graves consecuencias para los usuarios. "Los enfermos comen, duermen y reciben la administración de su tratamiento en los pasillos", han lamentado.

La afluencia de pacientes a urgencias se ha disparado esta semana después de que la gripe haya llegado a su punto más álgido desde que se detectó en Cataluña el mes pasado. La semana pasada se registraron hasta 444,6 casos por cada 100.000 habitantes, un aumento del 35% respecto a la semana anterior, cuando la incidencia de la epidemia era de 331 casos por cada 100.000. Desde el inicio de la temporada de la gripe, ya se han notificado 52 casos graves hospitalizados por esta enfermedad.