Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Standard & Poors rebaja la deuda de la Generalitat a bono basura

La agencia destaca la “alta carga de deuda” de la Comunidad Valenciana

La agencia de calificación Standard & Poors (S&P) ha rebajado la deuda de la Generalitat valenciana desde BBB- a BB, lo que equivale a "bono basura debido a las "incertidumbres sobre el apoyo del Gobierno", según un comunicado de la entidad.

Además, mantiene la situación de la deuda en CreditWatch Negativo, que refleja, entre otros factores, la posibilidad de una nueva rebaja de la calificación si el Gobierno central no fuera capaz, a largo plazo, de ayudar a las regiones españolas a corregir sus desequilibrios.

Según los analistas de S&P, la Comunidad Valenciana "tiene un perfil crediticio debilitado, con altos déficit fiscales, una alta carga de deuda y acceso limitado a la financiación externa más allá de la asistencia financiera del Reino de España".

Recuerda que el ICO ha puesto en marcha una nueva posibilidad financiera que la Comunidad Valenciana "ya está usando pero que no podrá cubrir el servicio de la deuda hasta Junio de 2012", por lo que considera que serán "necesarias medidas de apoyo gubernamental adicionales, todavía indefinidas".

A juicio de la agencia, esta situación "no es compatible" con una nota en categoría de inversión para la Generalitat, dado su "débil perfil crediticio". No obstante, considera que el Gobierno central "probablemente proporcionará apoyo financiero para cubrir el servicio de la deuda en 2012, pero de forma extraordinaria".

Según S&P, la rebaja refleja que la capacidad de la Comunidad Valenciana para atender el servicio de su deuda en los próximos meses depende parcialmente de apoyos extraordinarios del Gobierno central "aún no definidos".

"El perfil de crédito individual de la Comunidad Valenciana solo puede ser compatible con un rating en grado de inversión si el apoyo extraordinario del gobierno es explícito y transparente, y deja poco margen a la interpretación en relación con los importes, la puntualidad y las condiciones bajo las cuales recibiría apoyo", resalta la agencia de calificación.

Añade que la facilidad financiera de ICO "podría no ser suficiente para cubrir el servicio de la deuda más allá de Mayo de 2012, ya que de acuerdo con su diseño actual cubre únicamente el 52% de las amortizaciones de la Comunidad Valenciana en la primera mitad de 2012".

En consecuencia, la Generalitat podría necesitar asistencia adicional del Gobierno, que por ahora no está definida". Standard & Poors anuncia que podría rebajar de nuevo las calificaciones si el marco institucional "no es capaz, a largo plazo, de ayudar a las regiones a corregir sus desequilibrios".

El CreditWatch también refleja, según la agencia de calificación, el riesgo que vemos de que la Generalitat "no cumpla estrictamente con las condiciones establecidas por el Gobierno central en el marco de su mecanismo de apoyo extraordinario". "Dado el reciente historial de desviaciones con los objetivos fiscales oficiales, no podemos estar seguros de su capacidad para cumplir estas condiciones, y no estamos seguros de las consecuencias de cualquier potencial incumplimiento", añade la nota, que indica también que no se puede "descartar que un incumplimiento pudiera dificultar el acceso fluido de Valencia a la financiación del gobierno y acentuar las tensiones de liquidez".

 

Más información