Urgente
foto de la noticia

COMPARECENCIA DE MAS.  El presidente catalán anuncia que ha dado instrucciones a los servicios jurídicos de la Generalitat para llevar a cabo acciones jurídicas contra el Gobierno español "por abuso de poder y de derecho"

Arenas reabre la polémica de la solvencia y critica la opacidad de las cuentas

Arenas cree que es un "ataque democrático" la incertidumbre de las cifras andaluzas pero no que los Presupuestos Generales se conozcan tras el 25-M

Alberto Núñez Feijóo y Javier Arenas, en Sevilla. / GARCÍA CORDERO

Cada dos o tres días, el PP celebra un foro para perfilar una faceta del programa electoral y, de paso, propiciar la cobertura necesaria para el lucimiento del candidato. El viernes le ha tocado el turno a la transparencia y la austeridad (ese era el título del foro) y Javier Arenas ha aprovechado para quejarse de la opacidad e imprecisión de las cuentas autonómicas, una sospecha que suscitó hace unas semanas un duro enfrentamiento entre la Junta y el Gobierno de Mariano Rajoy, después de que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuestionaran de manera reiterada la solvencia de la economía andaluza.

Cuando el asunto ha quedado por fin zanjado con la rectificación del pasado miércoles de Montoro —quién sostuvo que no hay riesgo de insolvencia en Andalucía ni en ninguna comunidad autónoma— Arenas ha vuelto a abrir la caja de los truenos y ha calificado de “ataque al debate democrático” que se tenga que hacer una campaña electoral sin conocer cómo está la hacienda andaluza, cuánto debe la Administración y cuál es la cifra aproximada del déficit.

Sin hablar de quiebra y mucho menos de suspensión de pagos —una afirmación que llegó a colgar en una red social y de la que se olvidó enseguida al desatarse la tormenta—, el líder del PP ha avanzado por el flanco de la falta de controles en el gasto, el millar de modificaciones presupuestarias del último ejercicio o la turbiedad de la deuda real a proveedores. “No se trata de un problema de gestión, sino de ausencia absoluta de convicciones democráticas”, ha aseverado como conclusión del presunto desaguisado, tras mezclar las cifras de las inversiones no ejecutadas con el aumento del gasto corriente y lo que dicen los suministradores de la Junta que se les debe, por orden gremial: empresas sanitarias (1.000 millones), laboratorios y farmacias (1.300 millones), constructores (1.000 millones), centros especiales de empleo o libreros.

Ha sacado a colación los distintos (y distantes) datos del déficit de 2011 ofrecidos por el presidente José Antonio Griñán y su consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo —entre el 1,4% y el 3%—, y exclamó: “¡Y así estamos haciendo la campaña y la precampaña!”. Preguntado más tarde por la réplica de los socialistas de que, en efecto, la campaña se está haciendo con incertidumbre en las cuentas, pero porque Rajoy ha decidido presentar el Presupuesto del Estado cinco días después de las elecciones andaluzas, Arenas tachó el argumento de “ridículo”. “No se sostiene decir que se va a retrasar el Presupuesto para beneficiar mi campaña porque todos los viernes el Gobierno en el Consejo de Ministros toma decisiones. Los PGE, además, se elaboran en un periodo de seis meses y Rajoy los va a presentar en un tiempo récord de tres meses”, ha repetido

No es verdad que cumplir con el déficit rompa el Estado del bienestar

Alberto Núñez Feijóo

El invitado estrella que Arenas se trajo al foro de ejemplo de ética y buen gobierno fue su compañero de filas Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia. Como en un cursillo de empresas, Feijóo ha desgranado las recetas que, según él, han puesto a funcionar su tierra en un plazo récord de tres años, y que se resumen en decir la verdad, gestionar la realidad y preocuparse de que “quienes vengan detrás no se encuentren una Galicia peor”. “Hoy la austeridad no es discutible, sino imprescindible y la base de cualquier gobierno", ha afirmado Feijóo, y a reglón seguido relató cómo su Ejecutivo ha acometido un importante plan de austeridad que le ha llevado a reducir en un 40% el número de consejerías, en un 50% los altos cargos y en un 90% los coches oficiales.

No obstante, los socialistas gallegos critican a Feijóo que en el tiempo que lleva al frente de la comunidad esta ha dejado de converger con España y Europa, genera más paro que la media nacional, y tiene a los colectivos profesionales de la sanidad y la educación en pie de guerra. El presidente de Galicía ha sostenido: “No es verdad que cumplir con el objetivo del déficit rompa el Estado del bienestar”.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana