Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra niega los recortes en Educación y acusa a la oposición de alentar la protesta

Los socialistas exigen en las Cortes la dimisión de Sánchez de León

El presidente valenciano critica que se “hurgue” en el accidente del metro

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha negado hoy que el Consell aplique recortes en Educación y ha acusado al PSPV de inventarse que se hayan reducido los recursos en la educación pública. Fabra, en una tensa sesión parlamentaria, ha acusado a la oposición de "calentar el ambiente" en la protesta estudiantil de los últimos días. Según Fabra, solo se han producido ajustes en el salario de los docentes.

Fabra, que ha levantado la voz en distintos momentos de su intervención, ha respondido así en la sesión de control de las Cortes a diversas preguntas de la oposición sobre las "consecuencias de los recortes en el sistema educativo" y la forma en la que la policía gestionó las protestas de finales de la semana pasada y principios de esta. Una sesión en la que ha tenido que escuchar sus propias palabras cuando declaró sentirse avergonzado por la falta de calefacción en un varios centros educativos dependientes de la Generalitat.

Durante el debate, en el que se ha dejado sentir en el ambiente la detención del director general de Cooperación de la Generalitat, Josep María Felip, se han producido distintos momentos de tensión. En uno de ellos, el presidente de las Cortes, Juan Cotino, ha llamado al orden al socialista Juan Soto por gritar "¡dimisión! desde su escaño. En otro, el vicepresidente del Consell, José Ciscar, ha retirado unas palabras dichas en el calor del debate, a petición de Esquerra Unida, referidas a que la diputada de este grupo Esther López había justificado en una entrevista los fusilamientos en Cuba.

El portavoz socialista, Jorge Alarte, ha reclamado de nuevo la dimisión de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, de la que la diputada Cristina Moreno ha dicho que dejó a los estudiantes en el calabozo para marcharse al congreso del PP en Sevilla. En una de las réplicas, el vicepresidente del Consell, José Ciscar, ha acusado a los socialistas de hacer seguidísmo de los grupos minoritarios y ha calificado a la diputada de Compromís Mònica Oltra como jefa de la oposición.

Fabra ha rechazado las críticas y ha repetido en varias ocasiones que el último decreto de ajustes del Consell no contempla "ni un solo despido" ni "recortes", únicamente "ajustes retributivos temporales que afecta al personal docente". "Lo demás", le ha dicho Fabra al socialista Alarte, son invenciones suyas. "Lo que busca es calentar el ambiente diciendo cosas que no son".

A la portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, el jefe del Consell le ha reprochado que renunciase ayer por la tarde a interpelar a la consejera de Educación, María José Catalá, en las Cortes para acudir a la manifestación de solidaridad con los estudiantes. Sanz ha replicado que fue a la calle para poder llevar las reivindicaciones de la gente al Parlamento.

La sesión de control también ha tratado el accidente del metro que costó la vida a 43 personas en la línea 1 en julio de 2006. Fabra ha criticado que la oposición quiera "hurgar" en el accidente, ya que a su juicio quedó “demostrado", tanto en la comisión de investigación de las Cortes como en los tribunales, "que fue debido a un exceso de velocidad".

Fabra ha respondido así a la pregunta del portavoz de Compromís, Enric Morera, quien ha recordado que Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) encargó un informe para "condicionar" las declaraciones de las personas que declararon ante la comisión de investigación y la justicia sobre el accidente. Los técnicos fueron instruidos para responder a las preguntas de los diputados.

El presidente ha instado a no "jugar con los sentimientos ni generar falsas esperanzas" en personas que todavía sufren el dolor de aquellos fallecimientos, y ha criticado a quienes para buscar "desgastar al Gobierno" o "coger la bandera de algunos colectivos" se dedican a "hurgar" en este tema "complicado y muy sensible".

Ha asegurado que van a colaborar para que "todas esas cuestiones" se puedan comprobar, "pero a través del conducto reglamentario", y ha pedido que no se "juegue con el dolor", porque hubo "una investigación bien hecha" en las Cortes y los juzgados "para poder demostrar que solo fue un exceso de velocidad lo que produjo el accidente".

Morera ha solicitado al presidente de la Generalitat que, si no quiere cometer los errores de su antecesor, entregue a la oposición copia de los informes  y la auditoría interna de Ferrocarrils y las facturas de la marisquería en la que la gerente del metro, Marisa Gracia, celebró las conclusiones de la comisión de investigación parlamentaria donde comparecieron los técnicos.

La consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, ha acusado a la oposición de hacer mucha "demagogia" porque la empresa de asesoramiento que preparó las posibles preguntas y las respuestas para los técnicos llamados a comparecer en las Cortes ya venía trabajando de manera habitual. Bonig ha dicho que a los técnicos del metro "solo se dió soporte técnico para que se explicasen de forma clara" y que los miembros de FGV ya han registrado una declaración jurada tachando de falsedad que se les instruyese.