Robada una talla policromada de la Virgen del Pilar de 1740 en Lleida

La imagen, una escultura de madera, estaba situada a la altura de un segundo piso en una hornacina exterior

La talla policromada robada el pasado día 9, en su hornacina.

Los Mossos d’Esquadra investigan el robo de una talla de madera policromada de la Virgen del Pilar que data del año 1740 y que desde entonces estaba colocada en una hornacina en la fachada de un edificio de la céntrica plaza de la Sal, en pleno eje comercial de Lleida.

Los investigadores no tienen, de momento, ninguna pista sobre el paradero de la talla, que supuestamente fue sustraída por unos desconocidos la noche del pasado día 9. El hecho ha provocado una gran indignación entre los propietarios del inmueble, la familia Fregola, que en los últimos tres meses han sufrido cuatro robos importantes en sus viviendas.

“A raíz de estos hechos delictivos vivimos atemorizados y hemos tenido que tapiar ventanas y colocar alarmas”, señalan los propietarios de la finca, que regentan una librería centenaria en la planta baja del inmueble y que todavía conserva en la entrada el rótulo de “Llibreria Religiosa El Pilar”, en homenaje a la Virgen sustraída.

La talla robada se encontraba incrustada en la pared y dentro de una urna de cristal, a la altura de un segundo piso. Los ladrones no lo tuvieron difícil para hacerse con la pieza, ya que solo debieron forzar una sencilla cerradura tras escalar por la fachada hasta el balcón del segundo piso a través de rejas y balcones.

Valor de la talla

La familia, que ha custodiado durante 272 años la talla, desconoce el valor económico de la imagen. “Eso lo tendrían que calcular los especialistas en arte, pero para nosotros y para muchos ciudadanos de Lleida tenía un valor sentimental incalculable”, explica un miembro de la familia Fregola. De hecho, cada 12 de octubre, día en que se celebra la festividad de la Virgen del Pilar, la imagen recibe la visita de los miembros de la Casa de Aragón de Lleida, que cantan jotas en su honor. “Era una tradición. Ellos venían a cantar y nosotros les obsequiábamos con una bota de vino”.

En 1740, el obispo Gregorio Galindo ordenó colocar cuatro tallas de la virgen en las fachadas de la plaza para fomentar el culto mariano entre los feligreses. La talla robada fue la primera de la Virgen del Pilar que se veneró en Lleida y la única que se conservaba en su lugar original.

Los investigadores están convencidos de que, probablemente, la acción responde a un robo por encargo, ya que a los ladrones habituales de objetos de arte religioso les cuesta encontrar un comprador en los mercados de antigüedades. La familia Fregola ha repartido pasquines por toda la ciudad solicitando la colaboración ciudadana para recuperar la talla robada.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

EL DEBATE SOBRE EL PLAN INDEPENDENTISTA CATALÁN

Mas responde al Congreso acelerando la ley electoral y la de consultas

Miquel Noguer Barcelona

La Generalitat quiere crear una autoridad que supervise los comicios catalanes

Una juez admite la cesión del padrón para la consulta

El auto levanta la suspensión de la moción del Ayuntamiento de Cabrils de ceder el padrón a la Generalitat

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana