Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La delegada de Gobierno respalda la actuación policial

Paula Sánchez de León cita a los partidos mayoritarios para hablar de las concentraciones

Considera que se está produciendo una "proliferación" de protestas sin permiso

La delegada de Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León, ha respaldado mediante un comunicado la actuación policial ante las protestas estudiantiles del instituto Lluís Vives. Sánchez de León, ante la demanda de un encuentro por parte de los grupos parlamentarios, que quieren exigirle responsabilidades por la intervención policial en las manifestaciones de los últimos tres días, ha optado por convocar a sus representantes con la intención de hablar de la "proliferación" de protestas no autorizadas.

En esa línea, la delegada de Gobierno ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad" para que los ciudadanos puedan "ejercer su derecho constitucional a reunión o manifestación con todas las garantías jurídicas y de seguridad". Sánchez de León destaca, no obstante, que se están celebrando muchas manifestaciones convocadas en redes sociales y advierte de que "no se ajustan al ordenamiento jurídico".

Las protestas estudiantiles y la actuación policial han provocado una catarata de reacciones. Jorge Alarte, portavoz del PSPV, ha solicitado a través de Twitter una explicación “con urgencia” de Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, y Alberto Fabra, President de la Generalitat, y ha preguntado quién daba órdenes a la Policía. Alarte también ha descrito las actuaciones como “muy preocupantes”. El portavoz de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Valencia, Amadeu Sanchis, ha anunciado que su grupo pedirá en el próximo pleno la "reprobación" de la delegada del Gobierno "por su responsabilidad ante las diferentes cargas policiales de estos días".

Además, el portavoz de Compromís en las Cortes, Enric Morera, ha reclamado a Paula Sánchez de León, que ejerza como tal, "dé la cara" y libere sin cargos a todos los jóvenes detenidos en las protestas estudiantiles de los últimos días para "restablecer la normalidad democrática que ella y la policía han alterado".

 

El grupo de Esquerra Republicana en el Congreso ha solicitado la comparecencia del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, para que informe sobre todas las actuaciones llevadas a cabo.

Mientras, el secretario general del PP valenciano, Antonio Clemente, ha afirmado que su partido "respeta el derecho a la manifestación" y condena "los hechos violentos de un reducido grupo de incontrolados que empaña la actitud cívica de una mayoría". Clemente ha valorado la iniciativa de Sánchez de León porque, a su juicio, "en el diálogo se pueden encontrar soluciones".

La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), ha denunciado las acciones "desproporcionadas" por parte de la policía y ha tildado de "vergonzoso" e "inaceptable" las actuaciones de las fuerzas de seguridad y el gasto autonómico para "acallar a los grandes damnificados de sus políticas".

Por su parte, la dirección del IES Lluis Vives ha pedido que no se convoquen más manifestaciones en horario lectivo y en las inmediaciones del instituto. La movilización de los estudiantes del centro ha llevado hoy a que decenas de centros educativos de la Comunidad Valenciana, especialmente institutos de secundaria, hayan parado las clases para expresar su rechazo a las detenciones, según ha informado el sindicato STEPV, que había promovido los paros.

La entidad ha hecho el seguimiento de las concentraciones y ha constatado que "muchos centros de Valencia, Alicante y Castellón han realizado varios actos de protesta, desde concentraciones de profesorado y alumnado, asambleas informativas, lecturas de manifiestos, minutos de silencio o clases al patio del centro", ha explicado el sindicato, según informe Europa Press.

Por ejemplo, en un centro el profesorado y el alumnado se ha concentrado en la calle con carteles con la consigna Dimisión Sánchez de León, en referencia a la delegada del Gobierno, y se han tapado la boca con esparadrapo negro por denunciar la carencia de libertad de expresión y de manifestación. Un conservatorio ha interpretado la marcha fúnebre Mater Mea y se ha leído un manifiesto, mientras que otros centros han elaborado manifiestos de apoyo al IES Lluís Vives, al que asiste el primer menor que fue arrestado durante las protestas.

Otro IES de Cocentaina ha convertido el carnaval que se celebraba hoy en un "acto contra la represión" y ha guardado un minuto de silencio en solidaridad con los estudiantes de Valencia.

"Si se mantiene la represión hacia el movimiento estudiantil o, en general, hacia el movimiento de rechazo de los recortes a la educación, STEPV propondrá al profesorado y a la comunidad educativa acciones y movilizaciones más contundentes que tengan como objetivo la paralización del sistema educativo", asegura el comunicado.