Dos cargas policiales en Valencia dejan varios heridos y diez detenidos

Los partidos de la oposición se unen en la denuncia a los estudiantes

Rechazan la “brutal carga policial” y piden responsabilidades políticas

Carga policial en Valencia contra alumnos del Instituto Lluís Vives de Valencia.

Nueve activistas de movimientos ciudadanos y universitarios y un menor de edad han sido detenidos este jueves en Valencia, en tres concentraciones diferentes contra la carga policial que el día anterior se saldó con la detención de un alumno de 17 años, según ha confirmado la Policía Nacional. Los abogados de los detenidos han explicado que los jóvenes, que pertenecen todos a movimientos estudiantiles y del 15-M,  "no tienen lesiones". Los 10 detenidos pasaron la noche en la comisaría, según informa esta mañana EFE.

Los primeros seis estudiantes fueron arrestados cuando estaban cortando el tráfico en la céntrica calle de Xàtiva, frente a la Estación Norte de Renfe, y un coche conducido por una mujer intentó cruzar. "Los jóvenes", según la versión policial, "han obstaculizado el paso del vehículo llegando a zarandearlo y a sentarse en el capó", lo que ha provocado "una crisis de ansiedad" a la conductora y la intervención de la policía.

Mi hija fue lanzada por decirle a un policía que dejara de golpear a Andreu”.

Los reporteros gráficos que estaban en la sentada de estudiantes niegan esta versión y afirman que los jóvenes "no se han subido en ningún momento al coche", ni tenían intención de agredir. "Se han producido momentos de tensión, debido a que la conductora ha intentado arrancar el coche", afirman. De hecho, una de las jóvenes detenida ha sido capturada porque "se le ha enganchado el bolso a la porra del agente".

La protesta se trasladó a partir de las cinco de la tarde hacia la Delegación de Gobierno, sin que los manifestantes llegaran al edificio debido al fuerte despliegue de furgones y agentes policiales frente a la sede de El Corte Inglés de la calle de Colón, donde se produjeron otras dos detenciones, porque, según la Policía, los afectados entraron en el gran almacén provocando a los dependientes.

Carga policial del miércoles

Segunda carga policial

De allí, los estudiantes se dirigieron hacia la Jefatura Superior de Policía, de la Gran Vía de Valencia, donde los "nervios" y "tensión" fueron en aumento hasta que se produjo otra carga policial en que resultaron varias personas con contusiones leves, según ha relatado a este periódico Adoración Guaman, profesora de Derecho Laboral de la Universitat de València y militante de Esquerra Unida, que pasó todo el día en Jefatura. En la carga resultaron heridos varios manifestantes, que han sido atendidos por una ambulancia del SAMU, entre los que se encuentra la portavoz adjunta de Compromís, la diputada Mònica Oltra.

Los arrestados son todos estudiantes universitarios vinculados a movimientos ciudadanos y estudiantiles, excepto el alumno que es menor y ha dejado ya con su padre la comisaría.

Entre los arrestados se encuentra el presidente de la federación valenciana de estudiantes FAAVEM, Albert Ordóñez; otros dos son estudiantes miembros del movimiento de sindicatos universitarios Acontracorrent; un universitario y miembro del 15-M, y otro más del Sindicat d'Estudiants del Països Catalans, según Guaman.

Andreu, el menor de 17 años detenido el miércoles por la Policía Nacional, estaba “defendiendo a un compañero” al que la Policía trataba de controlar a “empujones y golpes”. “Ahora está fichado”, denunció este jueves Lola, su madre, que permaneció en comisaría hasta las siete de la tarde del miércoles, cuando la Fiscalía de Menores dio orden de que lo liberaran. La policía lo acusa de “morder y golpear” a un agente.

Pero Nairuz, compañera de Andreu que estaba “grabando la situación porque era muy violenta”, lo niega rotundamente. Esta menor denuncia la “fuerza” empleada por la policía en el desalojo de la cuarta protesta de los alumnos del instituto público Lluís Vives de Valencia, ordenada el miércoles hacia las tres de la tarde, cuando cortaban el tráfico en la céntrica calle de Xàtiva. El resultado del altercado son, además, cuatro menores denunciadas por la policía por “desobediencia y resistencia a la autoridad”.

Todos los representantes políticos de oposición y cientos de profesores y alumnos de varios institutos se han congregado este jueves en protesta por “la brutal carga policial” y han pedido a la Delegación de Gobierno que se “depuren responsabilidades”.

Más de un millar de alumnos y profesores han acudido a la concentración ante al IES Lluís Vives, frente la estación del Norte, provocando cortes de tráfico en el centro de Valencia. Los alumnos gritaban "menos represión y más educación".

“Mientras estaba grabando, un policía me cogió por detrás, me sacudió y me lanzó contra un bordillo y se me rompió el sujetador”, cuenta un día después del primer enfrentamiento Nairuz, con voz todavía aterrorizada y cojeando de un pie. Sus amigos sostienen que la salvaron de un golpe en la cabeza porque la agarraron antes de que cayera. Lo mismo le ocurrió a Almudena Soullard Navarrete, otra menor de 17 años, a la que la policía ha denunciado también por “desobediencia y resistencia a la autoridad”. Su madre, Ana Navarrete, relata cómo su hija “fue lanzada por decirle a un policía que dejara de golpear a Andreu”.

“La policía ha denunciado a mi hija, además con nocturnidad y alevosía. Los hechos ocurrieron a las tres de la tarde y se presentaron en mi casa a las doce de la noche con la denuncia”, añade Ana, que pide que a los cuatro alumnos denunciados “se les retiren todos los cargos”.

Enric Morera, portavoz de Compromís en las Cortes ha pedido una reunión con la delegada del Gobierno, Paula Sáchez de León, para exigir la retirada de los cargos contra los menores y que se depuren responsabilidades. “Es una actitud propia de la dictadura”.

Para el edil socialista de Educación en el Ayuntamiento de Valencia, Félix Estrela, “la situación es totalmente rocambolesca” y “la respuesta policial estuvo fuera de lugar”. El PSPV ha pedido ya a la Delegación de Gobierno se, “si se demuestra la brutal carga policial, se depuren responsabilidades”.

Para Joan Ribó, el concejal de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, la “represión policial” forma parte del intento de la Delegación de Gobierno de “impedir” todas las protestas por el malestar generalizado contra el “despilfarro” y “los recortes” que se están produciendo todos los días en la Comunidad Valenciana.

Depurar responsabilidades

Vicent Mauri, del sindicato STEPV, coincide plenamente en que el intento de disolver las protestas estudiantiles por la fuerza se “ha repetido constantemente en otros encierros, como los que han hechos los sindicatos de la función pública o el intento de impedir la manifestación de los vecinos por el traslado del hospital La Fe de Valencia”.

Mauri pide la “dimisión de Sánchez de León”, pide al Gobierno de Fabra que “deje que de atosigar a los ciudadanos, que defienden sus derechos” y condena el “gran despliegue policial en el Elche, para proteger al expresidente Francisco Camps” el día que leía su tesis. “Solo es un ciudadano más”.

Amadeu Sanchis, el edil de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Valencia, insiste en que su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados ha pedido ya la “comparecencia del ministro del Interior”.

Los estudiantes de la federación valenciana Faavaem han convocado una reunión el sábado a las cinco de la tarde en las Torres de Quart y llaman a la huelga en enseñanzas medias y universitarias el próximo 29 de febrero.

Izquierda Unida y Compromís han registrado en el Congreso de los Diputados una batería de preguntas al ministro del Interior, Jorge Fernández, para que aclare los hechos y piden la “dimisión” de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana