Martín Vasco cobró 300.000 euros del mayor pelotazo de la trama Gürtel

Francisco Correa recibió 12,8 millones de Martinsa, según el último informe de la policía judicial

El cabecilla de la trama Gürtel los utilizó para abonar la comisión al exdiputado

Ampliar foto
Aguirre habla con Benjamín Martín Vasco en marzo de 2009.

La policía judicial que se encarga de la investigación del caso Gürtel en Madrid ha descubierto que el exdiputado del PP en la Asamblea Benjamín Martín Vasco, que ocupó numerosos cargos en el Ayuntamiento de Arganda del Rey, entre ellos el de consejero delegado de la sociedad municipal de Fomento, cobró 300.000 euros del presunto cerebro de la trama, Francisco Correa. Y lo hizo tres meses después de que la empresa municipal que dirigía le adjudicara al dueño de Martinsa, Fernando Martín, unas parcelas municipales por un valor de 77 millones de euros.

Esta cifra era muy por debajo del valor de mercado, según la investigación policial, que recuerda que unos meses después de ser adjudicatarios de las parcelas, en las que podían construirse 2.676 viviendas, Martinsa vendió un tercio de estas fincas por 70 millones.

Otros 345.100 en viajes

El exdiputado del PP en la Asamblea madrileña Benjamín Martín Vasco fue uno de los niños mimados de la red encabezada por Francisco Correa, de la que recibió en metálico y en regalos más de 600.000 euros, según la investigación realizada por la policía. Gracias a este dinero, el parlamentario disfrutó en cinco años (2004-2008) de numerosos viajes y joyas por un valor superior a los 345.100 euros. Entre estos viajes resalta el que Martín Vasco y su esposa realizaron tras su boda, con destino a Estados Unidos y la Polinesia francesa, en el Pacífico. Con un coste de 28.000 euros, abonados por la firma de Correa Pasadena Viajes, según la policía.

La investigación destaca por su precio el pago de otros tres viajes para Martín Vasco. El primero con destino a París y a Nueva York, por 10.700 euros; el segundo, por 4.385 euros y que consistió en un viaje a Puerto Rico y Miami (EE UU), y el tercero, un crucero por Rusia, que le costó a Francisco Correa 4.320 euros.

El último informe policial, del 24 de enero, indica de forma detallada cómo se desarrolló la operación entre Fernando Martín, Francisco Correa y Benjamín Martín Vasco. La sociedad panameña Cedargrove Invesments SA, cuyo beneficiario económico es Fernando Martín, utilizando una cuenta bancaria del Lloyds Bank de Mónaco, hizo transferencias de dinero por un valor de 12,8 millones de euros en favor de Correa, en el considerado el mayor pelotazo de la red Gürtel en España.

La documentación remitida por Suiza indica que esta transferencia estaba relacionada con una operación urbanística en Arganda del Rey. Tras cobrar Correa en junio de 2006 los 12,8 millones, los ingresó en una cuenta suya de Ginebra (Suiza) del banco Credit Suisse, a nombre de la mercantil panameña Golden Chain Properties. Y unos meses después el presunto cerebro de la trama realizó dos pagos desde la misma cuenta a la sociedad Distribuidora Fermayor, cuyo beneficiario, según la policía, es Benjamín Martín Vasco.

Este exdiputado del PP era considerado hasta ser imputado uno de los hombres de confianza de la presidenta regional, Esperanza Aguirre. De hecho, desde su entrada en la política ha sido teniente alcalde de Arganda entre 1995 y 1999, portavoz del grupo municipal del PP en el municipio, presidente y consejero delegado de la sociedad municipal de Fomento, vicesecretario nacional de Nuevas Generaciones y diputado del PP en la Asamblea durante cuatro legislaturas hasta que fue expulsado en 2009. Unos meses antes de las pasadas elecciones, Martín Vasco, y los otros dos diputados expulsados del PP Alberto López Viejo y Alfonso Bosch Tejedor, renunciaron a su acta, provocando que la causa volviera a la Audiencia Nacional.

Pero la principal prueba de que Martín Vasco contaba con el beneplácito de Aguirre es que la propia presidenta le nombró presidente de la comisión de investigación sobre la presunta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid. Tras conocerse su implicación en febrero de 2009, Martín Vasco dimitió pese a negarse inicialmente.

La policía llega a la conclusión de que Martín Vasco es el beneficiario de la sociedad Fermayor al constatar que el número dos de la red, Pablo Crespo, equipara en sus anotaciones las siglas “Benj.” y “Benja” con la mencionada empresa. Las cantidades y los motivos por los que se pagaban coinciden: “Por lo tanto se puede inferir [...] que 'Benj.' y 'Benja' es la misma persona y que si no es la beneficiaria de la cuenta bancaria que la sociedad Distribuidora Fermayor tiene abierta en la sucursal de la entidad Caixa Nova en Miami, al menos es el beneficiario de los fondos que circulan por dicha cuenta”, indica el informe.

Además, y como prueba de la relación de la empresa con Martín Vasco, uno de los abonos de 150.000 euros de Correa figura en la cuenta que la red tenía a nombre de Martín Vasco en la Caja B. Otra evidencia de la participación de Martín Vasco en la operación, según la policía, es que las grabaciones aportadas por el denunciante del caso, el exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas, incluye una conversación en la que Correa aseguraba que el exdiputado recibió “una cantidad elevada de dinero por la adjudicación a Martinsa bajo la amenaza de hacer público todo lo que sabía”.