Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU y PSC avalan la insumisión fiscal en Berga y Arenys de Munt

Ambos municipios aprueban mociones para pagar impuestos solo a Cataluña

Los ayuntamientos de Berga y Arenys de Munt han aprobado sendas mociones en los plenos municipales para estudiar la viabilidad de ejercer la insumisión fiscal, es decir, que el consistorio deje pagar impuestos al Estado y abonarlos solo a la Agencia Tributaria de Cataluña. Se trata de la campaña ‘Diem Prou’ (Digamos Basta) impulsada por la CUP y ERC, así que se prevé que varios ayuntamientos catalanes se sumen a la causa. Lo que no está claro todavía son las posibilidades reales de la propuesta.

Las mociones han salido adelante gracias al apoyo de CiU en Arenys de Munt y del PSC en Berga. La situación contrasta con las tesis defendidas por las direcciones de ambos partidos, ya que Artur Mas ha expresado en alguna ocasión su desaprobación a la insumisión fiscal por el desacatamiento a las leyes que representa. Por su parte, el PSC siempre ha defendido posiciones más federales de España y se ha mostrado contrario a modelos como el concierto económico, que plantea que Cataluña gestione todos los impuestos generados en la Comunidad.

Arenys de Munt (gobernada por la CUP y CIU), el primer municipio catalán que celebró una consulta sobre la independencia, justifica la aprobación de la moción en la necesidad de luchar contra el "expolio fiscal" que, aseguran, padece Cataluña. La moción aprobada por los municipios insta a "explorar la posibilidad de liquidar sus impuestos" a la Agencia Tributaria de Catalunya, y pide a los partidos catalanes que modifiquen las leyes necesarias para evitar pagar impuestos al Estado. La moción fue aprobada gracias a los votos de la CUP, ERC y CiU.

Arenys de Munt, gobernada por la CUP y CIU, fue el primer municipio catalán que celebró una consulta sobre la independencia

El texto aprobado por Berga (CiU) da un paso más e insta a la Generalitat a establecer un "protocolo de actuación" para que el Ayuntamiento deje de pagar al Estado el IRPF y al IVA. La moción en este municipio se aprobó con nueve votos a favor CiU y dos de la CUP. El grupo del PSC votó dividido y dos concejales apoyaron la moción y otros dos se abstuvieron. El PP votó en contra.

La campaña 'Diem Prou' se inició en enero de la mano de un matrimonio, propietario de un restaurante en Siurana, que aseguró que a partir de abril sólo pagará el IVA y el Impuesto de Sociedades a la Agencia Tributaria Catalana. La empresa cervecera Ausesken, de Olost (Barcelona), también ha manifestado su apoyo a la iniciativa y asegura que también ejercerá esta insumisión fiscal.

El reto de la campaña es detectar grietas en la normativa que permitan llevarlo a cabo. Misión que no se presenta fácil, ya que la normativa de la Agencia Tributaria de Cataluña, creada en 2008 por el Estatut, establece que el organismo tiene como función recaudar “los tributos propios de la Generalitat y los tributos cedidos” por el Estado. La Agencia puede gestionar otro tipo de impuestos, pero siempre por delegación del Gobierno central, así que a primera vista parece poco probable que el organismo se abra a aceptar tributos ajenos a los que la ley le asigna.