Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta abre toda la costa a la instalación de piscifactorías

Mar desbloquea 15.000 hectáreas del litoral antes de aprobar el Plan Acuícola

“Cualquier planta se puede ubicar en cualquier zona”, afirma la conselleira

Imagen de la planta acuícola de Stolt Sea Farm en Cabo Vilan.
Imagen de la planta acuícola de Stolt Sea Farm en Cabo Vilan.

Toda la costa gallega, incluidas las islas Cíes y el resto del Parque Nacional Illas Atlánticas, es susceptible de albergar piscifactorías, de acuerdo con el adelanto del Plan Director de Acuicultura Litoral (PDAL) realizado ayer por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana. La única diferencia radicará en las distintas medidas de protección ambiental que deberán superar, aunque ni Feijóo ni Quintana explicaron en qué consistirán. En cualquier caso, más de la mitad del litoral, hasta15.000 hectáreasde un total de 28.000, las consideradas de menor valor medioambiental, quedaron ayer desbloqueadas para la implantación de piscifactorías anticipándose al propio plan director.

Quintana solo las Cíes únicamente por razones de rentabilidad

El Consello de la Xunta facultó ayer a Mar a “impulsar” del PDAL. Feijóo fue más allá y anunció, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno gallego, “la aprobación” misma del plan. Lo que sí se aplica desde hoy es una clasificación del suelo litoral en cuatro zonas, de la1 ala 4. Laszonas 1 y 2, consideradas de menor valor, no tendrán que someterse a más requisitos que una orden conjunta de las consellerías de Mar y Medio Ambiente sobre el régimen de evaluación ambiental. La 3 y la 4 entrarán en vigor en octubre, con el propio PDAL, pero se desconoce con qué exigencias. De la orden conjunta, que no fue facilitada a los medios de comunicación, solo ha trascendido que quedan exentas de evaluación de impacto ambiental todas las plantas con una producción anual inferior a 500 toneladas y que no afecten ala Red Natura, sean en la zona que sean.

Según avanzó Rosa Quintana, en todas las zonas se podrán implantar plantas acuícolas. La polémica piscifactoría de Touriñán, impulsada por Pescanova, que la conselleira aseguró que se impulsará en octubre, esta clasificada en una zona 4, con el mismo grado de protección que las islas Cíes, por poner un ejemplo que Quintana no excluyó por razones ambientales ni del PDAL, sino de renbailidad, debido a la dificultad de las comunicaciones.

La guía de sostenibilidad, aprobada ayer, recoge recomendaciones para los promotores de los proyectos

“Cualquier planta se puede colocar en cualquier zona”, reiteró la conselleira, que recordó quela Unión Europeapermite la implantación de piscifactorías en Red Natura. Las intenciones de la Xunta quedaron claras con la aprobación del Plan de Ordenación del Litoral, que autorizaba la instalación de plantas acuícolas incluso en el área de mayor protección de las tres en que dividióla costa. Lazona que ayer quedó abierta a la libre instalación de piscifactorías supone el 53% del abarcado por el PDAL y el 7,5% del incluido en el Plan del Litoral.

Las únicas exigencias que se conocen hasta ahora figuran en una guía, aprobada ayer, de “criterios de sostenibilidad e integración paisajística”, en la que figura únicamente “un conjunto de recomendaciones” a las empresas que promuevan instalaciones de producción acuícola. Consultada al respecto la consellería, ofreció la siguiente contestación: “La diferencia en la tramitación de establecimientos acuícolas en los diferentes niveles de protección estriba en los niveles de exigencia que se adoptarán en función de cada caso, e irá estrechamente vinculada al nivel de protección medioambiental de la zona”.

Las zonas de mayor valor ecológico se desbloquearán en el mes de octubre

Feijóo y Quintana aseguraron no obstante que la Xunta será “rigurosa” en las exigencias ambientales. Junto con la guía, la Xunta aprobó ayer la cartografía en la que se distinguen las cuatro zonas de distinta protección, fruto de un trabajo conjunto de las consellerías de Mar y Medio Ambiente.

La conselleira de Medio Rural e do Mar admitió que “hay interés” en el sector para la promoción inmediata de proyectos acuícolas. Quintana no aclaró si Pescanova y su proyecto para Cabo Touriñán están entre esas propuestas para el desarrollo inmediato. El presidente de la Xunta aseguró que con el impulso al Plan Acuícola, su Gobierno pone fin a “cuatro años de parálisis” en la acuicultura. “Dotamos a los emprendedores del instrumento necesario para crear trabajo, siendo respetuoso con el medio ambiente”, añadió.

Primera ley de Telecomunicaciones

EL PAÍS

La futura ley de impulso y ordenación de las telecomunicaciones de Galicia obligará a dotar edificios y carreteras de las canalizaciones necesarias para estas redes con el fin de "blindar la condición de servicio público" de las telecomunicaciones en Galicia. Así lo manifestó Alberto Núñez Feijóo tras la reunión de su Gobierno, en el que se informó del anteproyecto de esta norma que pretende facilitar “el despliegue ordenado de infraestructuras de telecomunicaciones en todo el territorio de forma homogénea, armónica y respetuosa con el ambiente”.

El presidente gallego destacó que se trata de la primera ley de telecomunicaciones que presenta la Administración autonómica, y que será remitida al Consello Económico e Social (CES) con “carácter inmediato” para su posterior aprobación por el Consello de la Xunta. De esta manera, la futura ley, que impulsará un sector en el que trabajan 1.500 empresas y da trabajo a 13.000 personas, se sustentará en la coordinación, la planificación y la anticipación como los “tres instrumentos clave” para el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Como retos, Feijóo afirmó: “Una mayor coordinación a la que obliga un asunto de país como es la extensión de las tecnologías, una mayor planificación necesaria para llegar a la inmensa mayoría de los hogares y de las empresas gallegas, y una mayor anticipación para que todo lo que hagamos a partir de ahora, público o privado, esté preparado para las tecnologías”.

Una de las medidas recogidas en la ley es el desarrollo de un plan sectorial de las infraestructuras de telecomunicación en Galicia, que permitirá establecer los criterios que seguirán la Xunta y los ayuntamientos en la planificación del territorio.