Mena advierte de que la suspensión de las primas atenta contra las renovables

ERC e ICV reclaman un impuesto específico para las centrales nucleares

El conseller de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, ha lamentado que el Gobierno central haya "introducido incertidumbre" en las inversiones en energía renovable ante la suspensión temporal de las primas para construir este tipo de centrales.

Por ello ha reclamado al Ejecutivo que concrete el plazo durante el que quedarán suspendidos los incentivos económicos para construir estas instalaciones energéticas. La suspensión de este tipo de ayudas "puede ser una espada de Damócles" para el sector de las energías limpias, ha advertido el consejero este mediodía en una comparecencia en el Parlament.

Esta medida puede ser un obstáculo ante el objetivo fijado por la UE de alcanzar el 20% de la generación eléctrica total con origen renovable en 2020. El golpe se percibirá especialmente en Cataluña, ha advertido Mena: este territorio cuenta con numerosos proyectos de renovables, en especial de energía eólica, que por cuestiones de tramitación aún no se han podido ejecutar. La paralización de incentivos supondrá para Cataluña la pérdida de unos 90 millones de euros en primas para las renovables, según estimaciones de la Generalitat.

El consejero calcula que Cataluña puede perder hasta 90 millones de euros en primas

El Gobierno central congeló las primas para energías renovables para contener el déficit del sistema eléctrico. Mena ha lamentado que la medida genera "alarma" y "muchas incertidumbres" porque puede suponer "un freno considerable" a la apuesta que ha hecho Cataluña por las renovables.

ICV y ERC, por su parte, han reclamado al consejero que implante un impuesto específico para las plantas nucleares, una medida con la que ERC calcula que se podrían recaudar unos 200 millones de euros al año. El consejero, que ha rechazado la propuesta, ha confiado en la mejora en seguridad de los tres reactores nucleares que hay en Cataluña: Vandellós I y Ascó I y II, centrales gestionadas por las eléctricas Endesa e Iberdrola y que acumulan más de la mitad de incidencias registradas por el parque nuclear español en los últimos cinco años. Mena ha asegurado que los operadores de las centrales catalanas se han comprometido a hacer más inversiones de las ya pactadas para reforzar aún más la seguridad en sus instalaciones.

La oposición reclama obtener 200 millones de euros anuales con impuestos a la industria atómica

Mena ha avalado también la construcción del almacén temporal individualizado (ATI) en la planta de Ascó, planta que requiere más espacio para guardar los residuos radiactivos que genera la actividad de la central. El consejero ha destacado que el almacén temporal centralizado que el Gobierno central ha adjudicado a Villar de Cañas  tardará al menos "tres o cuatro años" en estar listo.

En cualquier caso, Mena ha admitido que la Generalitat apenas tiene competencias en materia de energía nuclear y que todo está en manos del Consejo de Seguridad Nuclear, máximo organismo en energía atómica del país.

 

 

 

 

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Sección de Sociedad del diario EL PAÍS

IMPRESCINDIBLES

El último resistente

Dani Sierra se niega a que lo cambien de habitación para evitar el cierre la planta 10 de Bellvitge

Un recorte de 6.000 trabajadores

En cuatro años se han perdido 2.300 empleos en las escuelas e institutos públicos, otros 1.400 en las universidades y casi 2.500 en los hospitales

El ‘no’ al burka, un brindis al sol

Camilo S. Baquero Barcelona

Los 17 municipios que prohibieron el uso del velo integral no han impuesto ni una sola multa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana