FRANCISCO ÁLVAREZ DE LA CHICA, CONSEJERO DE EDUCACIÓN DE ANDALUCÍA

"Solo un 0,5% de los alumnos han sido objetores a Ciudadanía"

El consejero andaluz de Educación, rechaza que los recelos hacia la materia fueran generales

El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, en una imagen de archivo. / GARCÍA CORDERO

Los magistrados andaluces dieron alas a la oposición a Educación para la Ciudadanía. Fue el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el que, en marzo de 2008, reconoció por primera vez la posibilidad de objetar. Luego, llegaron más sentencias favorables desde el TSJA, pero también contrarias a la insumisión por parte de otros tribunales superiores de otras comunidades. Finalmente, el Supremo fue el que resolvió a principios de 2009 estas discrepancias y optó por negar ese supuesto derecho a la objeción. Entre medias, mucho ruido de los opositores a la asignatura. Francisco Álvarez de la Chica (Granada, 1960), consejero andaluz de Educación, rechaza que los recelos hacia la materia fueran algo extendido entre las familias de los alumnos y lo circunscribe a un espectro ideológico muy concreto.

Pregunta. ¿Qué le parece el cambio anunciado para Educación para la Ciudadanía?

Respuesta. Es una iniciativa involucionista que da satisfacción a la derecha más radical que forma parte del PP y a la Iglesia más radical, que es la que está dictando estas medidas educativas y otras de índole moral al PP.

P. ¿Cree, como el ministro sostiene, que esta asignatura ha creado división en la sociedad?

R. Si división es que de 98.000 alumnos que hay en Andalucía solo hayan presentado una discrepancia a través de procedimientos judiciales un 0,5%, es decir, 640 expedientes, habría que preguntarle al ministro de qué vale la mayoría. Este es un porcentaje similar al del resto de España, donde los objetores han sido un 0,6%. Además, hay gente que ha reclamado porque sus hijos estaban dando la asignatura, pero también los hay que han reclamado por razones preventivas, sin que la estuvieran dando. Es como si cuando se hacía la mili una mujer objetase por si algún día imponían la mili para las mujeres.

P. El ministro también afirma que hay contenidos que son controvertidos o ideológicos.

R. Esta iniciativa no fue del Gobierno de Zapatero, sino del Consejo de Europa. Es una asignatura que se da en la práctica totalidad de los países que forman parte de la Unión Europea y ha sido recomendada por el Consejo de Europa. Lo que debería hacer el ministro es decir qué contenidos cree que adoctrinan y qué cosas concretas son las que han sentado mal a la educación de un chico o una chica. Debe aclarar si les ha sentado mal conocer conceptos como el respeto a la diferencia por ser homosexual. ¿Qué es lo que les molesta tanto? Lo que les molesta tanto es lo que decían los obispos que les molestaba a ellos.

P. ¿Qué le parece lo que se va conociendo de la reforma de ESO?

R. El Gobierno tiene derecho a hacer lo que la mayoría absoluta le permite, pero no tiene derecho a someter al sistema educativo a un estrés de estas características. Si lo tienen claro que lo digan, pero lo antes posible. Que aclaren para qué va a servir ampliar un año de Bachillerato y quitar un año de ESO; qué titulaciones se van a dar cuando se acabe la enseñanza obligatoria y el Bachillerato; qué va a pasar con los chicos que están en segundo y tercero; cuánto va a costar; si se tendrá que concertar segundo y tercero de Bachillerato… Hay muchas preguntas que resolver. Y, sobre todo, el ministro tiene que señalar los indicadores se quieren corregir y en el plazo de tiempo, para que cuando llegue el momento de la evaluación sepamos si las medidas tomadas han funcionado.

P. ¿Tiene la sensación de que cada Gobierno que llega al poder quiere darle la vuelta a la educación?

R. Es lo que piensa la mayoría de los ciudadanos y los gobiernos están para escuchar a los ciudadanos. Posiblemente esto sea causa y efecto de que en España no se den las condiciones, tampoco con el anterior Gobierno, para un pacto educativo de Estado. La educación en España es una especie de obra de Penélope.

P. ¿El ministro también ha dejado entrever que se intentará que las familias puedan conocer la información detallada por centro de los resultados de las pruebas de evaluación, como se hace en Madrid?

R. El sistema educativo debe rendir resultados. Los centros educativos deben rendir cuentas. Pero no es un buen camino empezar a hacer una competición permanente. Esto requiere tiempo y requiere una educación. En estos momentos, Andalucía suministra a los centros educativos los resultados de las pruebas de diagnóstico y los centros saben cómo están ellos en relación con sus iguales y con los que están en su misma zona geográfica. Pero no se compara centro con centro, porque cada uno depende mucho de la realidad en la que está.

P. ¿El sistema de 0 a 3 años es educación o conciliación, como ha dicho el ministro?

R. Cumple las dos funciones. El primer ciclo es un ámbito de conciliación y educación y solo hay que ir a un centro para comprobarlo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana