Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro bate récords en Barcelona

La asistencia aumenta un 8% y se alcanzan los 2.816.283 espectadores

La recaudación y la ocupación también crecen

Una escena de 'Los miserables', el espectáculo teatral más visto en Barcelona en 2011.
Una escena de 'Los miserables', el espectáculo teatral más visto en Barcelona en 2011.

Sorpresa: la gente sigue yendo al teatro en Barcelona pese a la que está cayendo, e incluso va más. Exactamente un 8% más, según las estadísticas de 2011 hechas públicas ayer por la Asociación de Empresas de Teatro de Cataluña (Adetca). En total, 2.816.283 personas fueron al teatro en 2011, lo que supone un aumento de 216.234 respecto al año anterior. Si se tienen en cuenta solo los espectadores de pago, excluyendo las invitaciones, fueron 2.563.255, un 9% más que los que pasaron por taquilla en 2010. El porcentaje de ocupación también ha subido, aunque sea solo un poquito, del 53,83% al 54,18%. Y la recaudación, en 3.377.779,12 euros (el total es de 65.700.857,69 euros), un 5%. Las 57 salas de Barcelona (seis más que en 2010) ofrecían en 2011 más de cinco millones de entradas (el 8% más que el año anterior), 1.057 espectáculos y 12.196 funciones (142 y 634 más, respectivamente, que en 2010).

Para que no sean todo fríos (o calientes en este caso) números, el espectáculo más visto ha sido el musical Los miserables, con 103.322 espectadores (96.158 de pago), seguido de 40 El musical, Pel davant i pel darrera, Cop de rock y Grease. Entre los 10 espectáculos más vistos figuran siete musicales. El teatro con más espectadores fue el Liceo, con 257.386 (ocupación del 80,55%).

El presidente de la Adetca y del grupo Focus, Daniel Martínez, al presentar ayer las estadísticas las calificó de “gran noticia” que “casi da miedo” (sin duda por aquello de la hybris, el castigo divino cuando te enorgulleces de los éxitos). “Se ha batido un récord histórico y seguimos aproximándonos a la cifra, hasta hace poco utópica, de los tres millones de espectadores”. Martínez recalcó que el crecimiento ha supuesto asimismo un aumento de la ocupación laboral (artistas y técnicos) de un 5%. Y dedicó una mención especial a la presencia “abrumadora” de la autoría catalana (un 56% de títulos).

Preocupación  por

los recortes

de actividad

del Liceo y el Lliure

 

El presidente de la Adetca recalcó lo sorprendente de los resultados “en un año de crisis galopante, con el consumo decreciendo en todos los ámbitos económicos, con recortes generalizados y un ambiente dominado por la incertidumbre y la preocupación”. Sin considerar que se pueda explicar del todo el fenómeno, Martínez señaló el papel en él del esfuerzo de las empresas en la contención de precios, la promoción, la variedad y calidad de la cartelera, y el talento de los artistas.

Expresada la satisfacción y con tales buenas cartas en la mano, pasó a realizar peticiones, advertencias y recomendaciones. Un poco como decir: “señores políticos, ya ven que esto es de lo poco que funciona, así que, si quieren que la cosa siga, apóyennos”. Señaló que las empresas de teatro también sufren la “inconcebible” reducción del crédito bancario, agravada en el sector “por la falta de músculo financiero de empresas y compañías”. Denunció los graves retrasos en el pago de las subvenciones y mostró enorme preocupación por el recorte de muchos Ayuntamientos catalanes de sus presupuestos para teatro; así, consideró alarmante el descenso de contrataciones de los municipios y el que el teatro profesional pueda ser sustituido por teatro amateur.

Como era de esperar, las recientes noticias de descenso de actividad en teatros públicos como el Liceo y el Lliure fueron moltivo de comentario y “preocupación”. La Adetca, dijo su presidente, aunque es solidaria con las quejas por los recortes, pide a los responsables de esos teatros que “antes de tomar decisiones tan perturbadoras para la marcha del sector” (que el Liceo no programase en septiembre pasado, ejemplificó, ha supuesto 20.000 espectadores menos) optimicen y ajusten “sus costes de estructura”.