Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Córdoba, de turismo con el móvil

Los teléfonos inteligentes son potentes herramientas para visitar ciudades

Ampliar foto
De izquierda a derecha, Curro Crespo, Magda Sánchez y Javier Burón.

En la última edición de Fitur fue uno de los temas de la feria. El teléfono móvil, en su versión inteligente, se ha convertido en una potente herramienta para el turismo. Las ofertas se multiplican y los turistas se van amoldando. Cada vez es más corriente ver a visitantes cargados solo con un pequeño teléfono móvil o una escueta computadora tablet, en vez de tener los ojos clavados en una voluminosa guía o en un complicado mapa. Los nuevos dispositivos electrónicos ofrecen información muy específica que se pueda leer con facilidad y al instante, además de bancos de imágenes actualizados regularmente, a los que se pueda acceder mientras se está visitando la ciudad.

A diferencia de las guías convencionales, las posibilidades que se ofrecen a través este medio van mucho más allá de los circuitos generalistas. Córdoba es un ejemplo de cómo una ciudad referente en el turismo monumental puede salirse de sus clichés más típicos y reconvertirse en algo diferente. Dos jóvenes empresas, Colaborativa (www. colaborativa.eu) y Almagre, Oficina Técnica de Patrimonio y Formación (www.almagre.es), han lanzado productos independientes para smart phones y tablets que abarcan desde la historia más antigua a la más contemporánea. En conjunto, la visión que se obtiene de la urbe es muy distinta al paquete turístico cerrado típico de Córdoba, vertebrado en el eje islámico de la Mezquita y Medina Azahara o el cristiano de las iglesias fernandinas.

Con las nuevas tecnologías podemos sacar guías con contenidos menos convencionales

destaca Javier Burón

"Gracias a las nuevas tecnologías podemos sacar adelante guías con contenidos que a lo mejor en su equivalente tradicional no tendrían cabida, bien porque se trata de lugares menos convencionales o porque no existe demasiada información sobre ellos”, destaca Javier Burón, de Colaborativa. Su firma lleva un año actualizando su aplicación Localwiz, a la que se accede a través de iPhone.

La especialización es una de las claves. En el caso de esta firma, el que sus integrantes sean arquitectos y urbanistas marca la diferencia. Por eso, además de detenerse en los principales monumentos y rincones de Córdoba, ofrece nuevas perspectivas paisajistas desde donde contemplar la ciudad (lejos de la clásica postal del río Guadalquivir y la Mezquita) como el mirador de la calle Fray Albino. Asimismo, Localwiz incorpora un potente contenido de la arquitectura de vanguardia cordobesa de finales de los años cuarenta a mediados de los setenta, apenas conocido por el gran público y protagonizado por nombres propios como el de Rafael de la Hoz. En los 12 meses que lleva funcionando, Localwiz ha tenido unas 25 descargas diarias de media, ofreciendo a los usuarios 36 fichas en su versión básica y 61 más en la versión de pago (1,60 euros).

Almagre oferta 60 puntos de la arqueología romana

En el caso de la empresa Almagre, Oficina Técnica de Patrimonio y Formación, su rasgo distintivo provienen de la formación arqueológica de su responsable, Mayte del Pino, y sus colaboradores. Ellos han propuesto una aplicación de realidad aumentada centrada en el mundo romano presente todavía en Córdoba. Su soporte es una capa de información -que puede ser descargada a través de la aplicación Layar- visible en la pantalla. Una vez que el teléfono o tablet inteligente detecta, a través de un sistema de geolocalización, alguno de los elementos que tiene registrados, ofrece todos los datos en la superficie táctil del móvil.

“En total se ofertan 60 puntos dentro de la arqueología romana, que abarcan desde epigrafías a elementos aislados del arte clásico de este periodo, repartido por la ciudad. 40 de ellos se pueden visitar perfectamente por cualquier turista, sin necesidad de entrar en espacios privados”, comenta Mayte del Pino.

Almagre aprovecha la celebración de la exposición Córdoba, reflejo de Roma, para darse a conocer. La aplicación ilustra el pasado latino de las tres sedes que albergan la muestra, la sala Vimcorsa, la sala de Orive y el Museo Arqueológico. Pero además, se pueden conocer los restos del foro romano escondidos en el Colegio de Abogados; conocer los mosaicos integrados en distintos edificios de la ciudad; visitar los restos de la villa romana de la calle Algarrobo o leer la inscripción funeraria de la calle La Bodega. En principio, esta aplicación de realidad aumentada termina, como la exposición de Roma, el 16 de febrero. “Pero la voluntad es seguir desarrollándola más allá de esta fecha”, apunta Del Pino.