Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
EL FIN DE UNA AEROLÍNEA

Más de 2.000 trabajadores de Spanair, pendientes del concurso de acreedores

Los sindicatos instan a que la empresa acelere la solicitud del concurso de acreedores

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, atiende a los medios de comunicación a la salida de la reunión, tras la que ha anunciado el cese de actividades de la compañía. EFE

El cese de operaciones de Spanair ha atrapado a sus más de 2.000 empleados, a buena parte de los 1.300 de Newco, la empresa que realiza los servicios de tierra, y a otro medio medio millar de empresas de limpieza, catering y mantenimiento que hasta ayer trabajaban para la aerolínea. No habrá una solución única, por el puzle de compañías, las distintas situaciones que atraviesan y los diferentes aeropuertos en los que operan. Mientras que los sindicatos de Spanair instan a que la empresa acelere la solicitud de concurso de acreedores y pasar al paro de forma provisional, Newco ya está en proceso concursal.

El secretario de organización del sector aéreo de CC OO, Jorge Carrillo, argumenta la solicitud inmediata del concurso para evitar que los trabajadores de Spanair queden en el limbo que suele atrapar a los empleados de compañías que dejan de operar pero no entran en concurso. La plantilla de Spanair consta de unos 1.000 empleados en Barcelona y de entre 500 y 600 en Madrid. El resto es personal de la sede corporativa en la plaza de Europa de L’Hospitalet más personal de tierra propio en los aeropuertos pequeños donde no opera Newco. Se trata, por ejemplo, de personal que carga las maletas en las rampas de las bodegas o de los trabajadores que acercan las escaleras a los aviones, explica Carrillo. El representante sindical informa, con todo, de que Spanair está al día del pago de las nóminas, “aunque algún traspié ha habido” en los últimos meses.

También tienen asegurada la nómina de este mes los 1.300 empleados de Newco, indica el responsable del sector aéreo de UGT en Cataluña, Javier Extremera. Del total de plantilla de esta compañía de handling, que históricamente perteneció al grupo Marsans (también fundador de Spanair), 700 tienen base en Barcelona, casi 300 en Madrid y el resto se reparte entre los aeropuertos de Palma de Mallorca, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Santiago de Compostela y Oviedo. Salvo Barcelona y Madrid, en el resto de aeropuertos pequeños los trabajadores de Newco trabajaban hasta ayer de forma exclusiva para Spanair, por lo que su futuro tiene una salida complicada. En el caso de Barcelona, Newco podría salvar a parte de la plantilla, porque además de Spanair, atiende a otras compañías, como Turkish Airlines, Air Berlin, Tunish Airlines, German Winds y la portuguesa Tap. “Estos otros clientes podrían dar salida a unos 200 de los 700 empleados de Newco en Barcelona”, estima Carrillo. El resto previsiblemente entrarán en el concurso de la operadora y se les planteará un ERE, añade. También en Madrid Newco opera para otras compañías.