Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno autoriza a la Junta una emisión de deuda por 2.200 millones

La Consejería de Hacienda decidirá ahora si finalmente emite en los mercados ese dinero

Ampliar foto
Carmen Martínez Aguayo, esta mañana, en Cádiz.

 El Consejo de Ministros ha aprobado la prórroga de las autorizaciones de endeudamiento correspondientes a 2011 a seis comunidades, entre las que figura Andalucía. De esta forma, la Junta tendrá la posibilidad de emitir deuda por valor de 2.194,4 millones de euros. Y tendrá de plazo para hacerlo hasta el próximo 31 de marzo.

Estos casi 2.200 millones forman parte del endeudamiento al que el Gobierno anterior había autorizado al Gobierno regional para emitir durante 2011. El plazo cumplió el 31 de diciembre sin que la Junta sacara esos 2.200 millones, por lo que hacía falta que el Consejo de Ministros autorizara la prórroga que se aprobó ayer.

También recibieron este permiso Murcia (751 millones pendientes), Cantabria (34,8), Extremadura (165,2), Valencia (1.822,9) y Navarra (422,1). Todas estas comunidades renunciaron —o no pudieron— emitir toda la deuda que podían en 2011 debido a las turbulencias de los mercados financieros.

Pese a tener ya en sus manos esta prórroga, no está claro ahora que la Junta vaya a emitir en los mercados ese dinero. Así lo ha reconocido ya la propia consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo. La consejera ha culpado directamente al PP, que lleva días sembrando dudas sobre las cuentas andaluzas de este asunto. Desde la oposición en Andalucía y desde el Consejo de Ministros en Madrid. Ya lo hizo hace una semana la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Hoy volvió a insistir al referirse a las discrepancias entre Aguayo y el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, sobre a cuánto ascenderá el déficit de la comunidad autónoma en 2011. La vicepresidenta dijo hoy que cuando hace una semana mostró su “gran preocupación” por el cumplimiento de los objetivos de estabilidad a raíz de algunas informaciones periodísticas, “el desencuentro” entre Griñán y la consejera “demuestra que hay motivos para estar preocupado”: “Eso sí que genera preocupación y alarma”.

También se pronunció sobre este asunto el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien calificó de “poco serio” esta discrepancia. “Es poco serio producir este tipo de polémicas en las circunstancias” actuales, dijo el ministro.

Por su parte, el PSOE ha anunciado que presentará en el Congreso de los Diputados una batería de preguntas dirigidas a la vicepresidenta para que explique “por qué ha orquestado una operación contra Andalucía”, según la exministra y diputada socialista, Rosa Aguilar.